www.madridiario.es

Presidente Sánchez, reciba ya a la presidenta de la Comunidad de Madrid

jueves 03 de septiembre de 2020, 16:17h

El pasado miércoles 19 de agosto se cumplió el primer aniversario de la toma de posesión de Isabel Diaz Ayuso como Presidenta de la Comunidad de Madrid, tras superar el debate de investidura, gracias a la suma de los votos de PP, Cs y VOX, que representaban y representan la mayoría sociológica de los madrileños, con una clara voluntad manifestada en las urnas.

La Presidenta, con perseverancia, esfuerzo y paciencia, llegó a un acuerdo político con VOX que garantizaba su apoyo en la sesión de investidura, y de esta manera se ponía en marcha el Gobierno PP-Cs, primer gobierno de coalición en la Comunidad de Madrid.

Al poco de llegar a la Presidencia, como es obligado por sentido institucional cuando se representa a toda una Comunidad Autónoma, solicitó un primer encuentro con el Presidente del Gobierno de España, algo que hasta entonces era una costumbre ya consolidada de colaboración y respeto entre las instituciones.

Ambos mandatarios, cabe recordar que, han sido legítimamente elegidos por los representantes de sus ciudadanos en sus respectivos parlamentos (en el caso del Presidente del Gobierno de la Nación por las el Congreso de los Diputados, y la Presidenta por la Asamblea de Madrid).

Sin embargo, y ante la sorpresa, que con el transcurrir del tiempo se ha tornado en indignación, el Presidente del Gobierno, cuando empezamos septiembre de 2020, aun no ha sido capaz de encontrar un hueco de una hora en su muchas veces ociosa agenda, para recibir a la Presidenta de Madrid.

Y esto que desvela mucho la forma de ser y manera de gobernar del Presidente de Gobierno, es un hecho gravísimo que no debería ser obviado, ni mucho menos silenciado por los medios de comunicación.

Cuando tanto se habla de cogobernanza (un eufemismo para denominar la dejación de funciones, eso sí, con la posibilidad de reaparecer de “manera épica” a salvar a los ciudadanos), o cuando se hacen cantos al respeto a las competencias de Comunidades Autónomas, sin embargo, con hechos demuestra Sánchez el desprecio por los más elementales usos democráticos, sobre todo para quienes, como la Presidenta de Madrid, defiende los intereses de todos los ciudadanos por encima de partidismos. Y es incluso peor, ¿acaso no estamos en una situación de gravedad extrema, en un momento extraordinario de nuestra historia debido a esta Pandemia?

Pues bien, Sánchez obviando todo ello, no da su brazo a torcer a día de hoy, y priorizando sus fobias, en el caso de la presidenta madrileña una fobia de un tamaño colosal, no encuentra un minuto en conocer las demandas de los ciudadanos madrileños, las necesidades de la educación y sanidad madrileña, las inquietudes de las residencias de Madrid, las urgentes actuaciones en las vías de comunicación y transportes madrileños, en definitiva, la situación real del Madrid durante el Covid 19 y los madrileños. Pero, ¿no dice estar tan preocupado por Madrid?

Esta es la manera de gobernar de Sánchez: priorizar siempre la estrategia electoral (de ahí que, en cambio, sí que recibiera en la Moncloa a Gabilondo este pasado 15 de junio) sobre las necesidades de sus gobernados (es inaudito que su jefe de gabinete sea un estratega electoral y no alguien que conozca la administración central como siempre había sido en 40 años), y separar a los ciudadanos entre los buenos, los suyos, y los malos, los votantes, gobernantes y Ciudades y Comunidades Autónomas de centro derecha.

Nunca fue así. Rebuscando en el archivo, y para comparar con el anterior Presidente del Gobierno Mariano Rajoy, solamente unos datos.

Tras tomar posesión en diciembre de 2011, para julio de 2012 ya había recibido de manera oficial en la sede del Palacio de la Moncloa a 16 de los 17 presidentes autonómicos.

Es más, tras los cambios producidos después de las elecciones autonómicas de 2015, precisamente con la pérdida del PP de la Presidencia de varias Comunidades Autónomas, en septiembre de ese mismo 2015, ya habían visitado La Moncloa todos los nuevos presidentes, incluyendo los nuevos presidentes socialistas de Aragón, Baleares, etc.

Por todo ello, aunque más tarde que nunca, es hora de que Pedro Sánchez reciba de una vez por todas a la Presidenta Díaz Ayuso y escuche la voz de los madrileños en La Moncloa. Quizás no le guste lo que va a escuchar tras tanta dejadez y abandono de esta parte de España, motor económico de nuestra nación y siempre solidario con el conjunto del País, pero ese es el primer deber de un gobernante y para eso le pagan.

José Virgilio

Diputado del PP en la Asamblea de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios