www.madridiario.es
Cabalgata de Reyes de Villaverde 2019.
Ampliar
Cabalgata de Reyes de Villaverde 2019. (Foto: Martín P. Guevara)

Otra Cabalgata polémica en Villaverde: recorte en Butarque, San Cristóbal excluido y enfado general

viernes 09 de diciembre de 2022, 07:37h

En el distrito de Villaverde la Cabalgata de Reyes no se vive con la magia que entraña la visita de Sus Majestades. Su organización supone un tormento para los vecinos y la Junta Municipal, cuyos desencuentros habituales se elevan a la máxima potencia en el periodo navideño. Una docena de asociaciones, cinco ampas y un par de clubes deportivos se oponen al desfile que propone el Ayuntamiento por excluir a San Cristóbal y recortar el paso por Butarque. Los colectivos denuncian un “claro castigo” a las zonas en las que los residentes siguen reclamando recuperar el modelo de Cabalgata Popular que las entidades diseñaban en el marco de un convenio con el Gobierno de Ahora Madrid que se anuló al asumir la Acaldía PP y Cs. Desde el Consistorio niegan tal extremo y remarcan que la presencia de los Reyes Magos está asegurada en todos los barrios, bien con el pasacalles o con una recepción.

Históricamente, la Cabalgata de Villaverde abarcaba el distrito completo, con un itinerario de 14 kilómetros. “Costó años alcanzar un acuerdo para separarla en dos y que fuera más vistosa”, relata Antonio Galiano, presidente de la Asociación de Vecinos Los Hogares. Se ponía fin así al cansancio de los niños participantes y a las horas de espera de quienes aguardaban a las carrozas en la calle. Durante el mandato de Ana Botella los vecinos de la zona este -San Cristóbal, Villaverde Bajo y Butarque- apostaron por preparar un desfile autogestionado con colaboraciones voluntarias. “Las entidades aportaban lo que podían y las empresas nos prestaban los camiones”, cuenta Miguel Rodríguez, presidente de la Asociación Vecinal La Unidad de Villaverde Este. Nació así la Cabalgata Popular, en cuya puesta a punto se involucraba todo el vecindario.

Con Manuela Carmena en Cibeles se formalizó un convenio de dinamización asociativa y comunitaria con la Asociación Vecinal Independiente de Butarque (AVIB) por el que esta asumía -en representación del resto de asociaciones- la gestión directa de la Cabalgata de la zona este. Con este acuerdo, el Ayuntamiento les encomendaba de forma oficial la organización del desfile participativo y lo sufragaba con un presupuesto de 60.000 euros que también debía cubrir las actividades del Carnaval, el Día del Libro y el del Árbol. La llegada de José Luis Martínez-Almeida implicó devolver a la empresa privada la cabalgata del este, pues la del oeste -Villaverde Alto y Los Ángeles- siempre funcionó bajo ese modelo.

La Junta de Villaverde sacó a concurso dos cabalgatas en 2022, quedando desierta la licitación en la del oeste. Se optó entonces por reconducir la situación mediante una modificación del recorrido que cubriese todo el distrito y que, a la postre, resultó "un fracaso porque Villaverde Alto se quedó sin nada", apunta Antonio Galiano. "Fue de 10 kilómetros, inasumible para los niños", agrega Miguel Rodríguez. En 2023 la historia se repite. De nuevo, ninguna empresa ha mostrado interés por celebrar la cabalgata de la zona oeste y desde la Junta que preside la concejala de Cs Concha Chapa plantearon cambiar el contrato del desfile del este para que se amplíe a todo Villaverde. El problema surge cuando los vecinos de San Cristóbal descubren que las carrozas no pasarán por su barrio y los de Butarque que por allí lo harán de forma testimonial.

"Desde que desapareció el convenio todo es una chapuza. La Cabalgata ahora es menos eficiente, porque se gasta más -88.935 euros en la adjudicación de 2023- y no es participativa. "La Junta no la quiere -la Popular impulsada por las asociaciones- porque dice que es dar el dinero a dedo, pero éramos completamente transparentes y presentábamos facturas de hasta tres tornillos", sostiene el presidente de la AV La Unidad de Villaverde Este. "Es raro que ninguna empresa quiera montar la Cabalgata del oeste porque es una zona fácil de hacer y la parte empresarial siempre la contrataba", indican desde la AV Los Hogares, quienes ven un "trasfondo político" en el asunto. "La Junta consique que las empresas cojan la Cabalgata del este porque no quiere adjudicar los 60.000 euros a la parte asociativa", zanjan.

Acusan a la Junta de "enfrentar" a los vecinos

Desde la Junta explican a Madridiario que se reunieron con las asociaciones de comerciantes y vecinos los días 16 y 21 de noviembre para "ponerse a su disposición en la búsqueda de una solución que pudiera satisfacer a la mayoría". El recorrido, añaden, se consensuó con ellos. Según trasladan, fueron las entidades las que solicitaron dividir los seis kilómetros del desfile entre el este y el oeste a partes iguales y alterar el sentido con respecto al año pasado. La AV Los Hogares confirma que pidió este último punto. Las asociaciones del oeste -Villaverde Alto, Los Ángeles y Cruce- eligieron las calles por las que transcurriría el pasacalles "pensando que la Junta también acordaría con el este las suyas". Sin embargo, las asociaciones representativas de Butarque, San Cristóbal, Villaverde Bajo y Marconi no pudieron acudir a la reunión "porque la ponen días laborales a las 5 de la tarde", se justifican, y fue la Junta quien eligió el itinerario. "Dejaron que lo hiciéramos al no estar presentes", manifiestan desde esta.

En el siguiente encuentro estalló el conflicto. La Junta Municipal plantea someter a votación si el recorrido se mantiene partido en dos tramos de tres kilómetros entre el este y el oeste o si se aumenta. Tanto asociaciones de un lado como del otro interpretan este momento como un intento por "enfrentar" al movimiento vecinal. De hecho, los representantes de la zona este deciden "salir de la reunión". Se contabilizan 9 votos a favor de mantener el recorrido previsto y 11 abstenciones. La AV Los Rosales, que se abstiene, afirma que lo hacen porque "la Junta, enrabietados, nos dicen que si no nos vamos a la licitación -desierta en sus barrios- y no queremos quedarnos sin cabalgata". Se sintieron presionados, traslada. "Nos querían manejar y meternos a discutir entre entidades, pero no vamos a consentir su maltrato y la desunión que pretenden", afea Antonio Galiano. "Querían enfrentar a los colectivos del barrio cuando el problema principal es su chapuza", afirma Miguel Rodríguez.

La Junta niega un "castigo"

Cerca de una veintena de asociaciones se han unido en un comunicado para denunciar que la Junta de Villaverde "quiere penalizar a los barrios que participaban en la Cabalgata Popular, dejando fuera del recorrido a todo el barrio de San Cristóbal para beneficiar el paso por el Oeste, que acumula más del 60 por ciento del recorrido total a pesar de haberse quedado desierto su lote". Desde la Junta, por su parte, aseveran que "en ningún momento se ha actuado con el ánimo de castigar a ningún barrio del distrito". "Al contrario, nos hemos puesto a disposición de todas las entidades que han querido colaborar para acordar con ellas cómo querían que se desarrollara la cabalgata", inciden.

Respecto a la exclusión de San Cristóbal, exponen que se decidió "suprimir esa parte al ser el barrio más alejado y difícil de conectar con el resto". "Realizar un recorrido de tres kilómetros en la zona este del distrito es muy complicado", remarcan. Por ello, defienden la alternativa que han ofrecido: "Vamos a organizar allí una gran recepción con espectáculo que permita a los niños del barrio disfrutar de los Reyes Magos, manteniendo también la tradicional recepción que tiene lugar en Marconi".

Sus argumentos no convencen a los vecinos y desde la AV La Unidad de Villaverde Este entienden que todo "deriva de su decisión política de no querer llevar a cabo el convenio" en vigor hasta 2019. "Dicen que son subvenciones a dedo, pero nadie ha ganado dinero con la Cabalgata, no hemos contratado trabajadores y todo se ha invertido en el distrito", subrayan. Su presidente, Miguel Rodríguez, recuerda que la Intervención Municipal "pedía justificación de cada euro y devolvíamos lo que no se gastaba".

Así, reprueba que los traten "como si fuéramos un chiringuito". Reclaman la vuelta al convenio participativo y ya avisan que no participarán en la Cabalgata organizada por la Junta sin el consenso vecinal. "No nos vamos a quedar parados; ya estamos viendo qué acciones llevar a cabo, si algún pasacalles", cuentan. "Nosotros tampoco vamos a colaborar en esta trama", indica Antonio Galiano, de la AV Los Hogares, quien lamenta que los más perjudicados son los niños: "Juegan con la ilusión de los pequeños".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
3 comentarios