www.madridiario.es
Detenido un hombre por conducir a 226 kilómetros por hora en Arganda del Rey

Detenido un hombre por conducir a 226 kilómetros por hora en Arganda del Rey

viernes 22 de agosto de 2008, 00:00h
Un hombre de 46 años fue detenido este viernes en la localidad de Arganda del Rey por conducir a 226 kilómetros por hora en una zona delimitada a 120, lo que constituye un delito contra la seguridad del tráfico.
Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Agrupación de Tráfico del subsector Madrid-Sur establecieron un punto de control de velocidad en la carretera R-3 a su paso por el término municipal de Arganda del Rey, en un tramo limitado a 120 kilómetros por hora.

De esta manera sorprendieron a J.L.U.A, de 46 años de edad y con domicilio en Burgos, que conducía un vehículo de alta gama a 226 kilómetros por hora. Los agentes le dieron el alto y procedieron a su inmediata detención, y en estos momentos se encuentra a disposición judicial.

Tras la reforma del Código Penal, que entró en vigor el pasado 1 de mayo, es delito conducir por encima de 80 kilómetros por hora del límite establecido para la vía.

El artículo 379 establece que "el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la multa de  seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y en cualquier caso, a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.