www.madridiario.es

La Red Norte de agua regenerada funcionará antes de 2008

La M-30 del agua permitirá ahorrar a Madrid lo que consume una ciudad de 300.000 habitantes

La M-30 del agua permitirá ahorrar a Madrid lo que consume una ciudad de 300.000 habitantes

martes 07 de noviembre de 2006, 00:00h
El proyecto de la red de agua regenerada, uno de los más ambiciosos del Ayuntamiento de Madrid en materia medioambiental, permitirá a la ciudad ahorrar una cantidad de agua potable equivalente a la que consume una ciudad de 300.000 habitantes. Habrá que esperar todavía unos años para ver finalizado un proyecto del que hoy es realidad la red parcial de Centro, que riega 300 hectáreas de 17 parques, mientras que las redes Norte Este-Viveros y Norte-Oeste Rejas funcionarán antes de 2008, tal y como ha asegurado el director general de Agua del Ayuntamiento, Pedro Catalinas, en su intervención en esta segunda jornada.

La bautizaron 'M-30 del agua' por su forma de anillo, aunque se asemeja más a la M-40. Es la futura red de agua regenerada, una infraestructura subterránea de 128 kilómetros de conducciones y mas de 34 dársenas para el riego de parques y jardines y el baldeo de calles, con un ahorro estimado de más de 20 hectómetros cúbicos anuales. La red permitirá no sólo regar 3.359 hectáreas, incluidos los siete campos de golf de la ciudad sino baldear miles de calles que, en longitud, sería como regar a diario cinco veces la distancia entre Madrid y Barcelona. Todos estos datos y algunos más los ha revelado este martes el Director General de Agua del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Catalinas, que ha participado en las IV Jornadas de Medioambiente y Desarrollo Sostenible en la Casa Encendida.

El Área de Medio Ambiente invertirá 145 millones de euros en esta infraestructura que, por el momento, cuenta ya con la Red Centro, de la que se nutren 17 parques del centro de la ciudad que suman 300 hectáreas de zonas verdes. Según Catalinas antes de 2008 a esta Red Centro se habrá sumado la Red Norte Este-Rejas, que parte de la depuradora de Rejas y va hasta Sanchinarro, y la Red Norte-Oeste Viveros, que se nutre de ésta última EDAR. Ello permitirá reutilizar 22 hectómetros cúbicos al año. Catalinas ha puesto de relieve la importancia del agua regenerada, como se denomina al agua residual tratada para darle nuevos usos, en un tiempo en el que el cambio climático obliga a buscar alternativas a la falta de lluvias. El director ha recordado que en este sentido, el Ayuntamiento de Madrid trata de hacer un uso sostenible de la gestión de la demanda del agua "con las herramientas necesarias para poder hacer esa gestión más ágil" para lo que, además de una ordenanza, se puso en marcha este ambicioso Plan de Reutilización del Agua Regenerada.

Además de la M-30 del agua, el Ayuntamiento pudo en marcha un Plan Aprovechamiento de Aguas Freáticas de la red de Metro. Permitirá que las aguas que se filtran en los túneles no acaben en la alcantarilla sino que se recojan en pozos para baldeo o riego. Está previsto hacerlo en 20 pozos, con lo que se ahorrará un 4,4 hectómetros cúbicos al año de ahorro aunque, por el momento, sólo se aprovecha el de Batán. Éste ha permitido dotar de agua a un arroyo seco de la Casa de Campo el cual nutre a su vez al Arroyo Meaques y éste al lago. "Desde que se realizó esta obra en Batán -dice Catalinas- no hemos tenido que volver a recurrir al agua potable para rellenar el lago de la Casa de Campo", ha dicho Catalinas. Por último el Área de Medio ambiente está estudiando un tercer aprovechamiento, esta vez de aguas de drenaje de infraestructuras subterráneas, como el del túnel de María de Molina o el del Camino de Perales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios