www.madridiario.es

Presidente de la Cámara de Comercio de Madrid

Santos Campano: 'Abaratar los despidos y bajar los impuestos es básico para salir de la crisis'

Santos Campano: "Abaratar los despidos y bajar los impuestos es básico para salir de la crisis"

lunes 28 de julio de 2008, 00:00h
El presidente de la Cámara de Comercio, Salvador Santos Campano explica, en una entrevista concedida a Madridiario, que abaratar los despidos es “imprescindible” para sortear la crisis, cuyo fin llegaría a finales de 2010. Santos Campano repasa para este digital el estado económico de la región y asegura que la privatización de servicios es “compatible y deseable” con el ahorro y con un servicio óptimo al ciudadano.
Ahora que nadie discute la crisis, ¿cree que el Gobierno ha tomado las medidas adecuadas para combatirla?

Se han tomado medidas, pero no son suficientes. Hay que abordar las crisis como es debido, empezando por una flexibilidad laboral que no existe y que es básica. Después, hay que dar a las pymes créditos blandos para poder hacer frente a los pagos que no pueden afrontar con las ventas, porque también ha caído gravemente el consumo. Lo tercero es ver la forma de paliar el aumento de la inflación, que se sigue disparando. No podemos hacer nada para impedir que el petróleo suba o no, pero lo que sí podemos hacer es tomar medidas como tratar de consumir menos energía, electricidad y combustible. Esa medida, que es una de las que ha propuesto el Gobierno central, es positiva,  pero hay que completarla porque sino la crisis va a ir a más.

Arturo Fernández propuso en la 30ª Asamblea General de CEIM flexibilizar el mercado laboral y bajar los impuestos a las empresas. ¿Cree que el ciudadano entendería que se facilitasen los despidos mientras los empresarios pagan menos impuestos?

Este no es un desde luego un tema popular y a la gente hay que explicárselo bien. No es facilitar el despido, sino abaratarlo. Si con cinco despidos podemos asegurar la viabilidad de una empresa, esta podrá recuperarse y volver a contratar a esos trabajadores, mientras que el Estado se beneficiará porque irán menos personas al paro y pagará menos prestaciones por desempleo. El despido existe, pero es carísimo, y la empresa no puede acogerse a él porque no tiene dinero para ello. Lo que hay que evitar es que las empresas cierren porque eso sí que es fatal para la economía. Respecto a la bajada de impuestos, es fundamental, porque si estas en crisis económica o en pérdidas difícilmente puedes hacer frente a los impuestos. Sabemos que no es popular, que es difícil; sabemos que el Gobierno no lo tiene fácil por los compromisos electorales que ha adquirido, pero tenemos que hacerlo.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aboga por mantener el gasto público, mientras que el PP pide una reducción. ¿Cuál es la mejor fórmula?

Hay que bajar el gasto público, no ampliarlo, y hay que tomar iniciativas como las que ya ha tomado la Comunidad de Madrid, que es la austeridad absoluta, congelación salarial y retirada de consejerías. Entendemos que en el Gobierno sobran algunos ministerios que se han puesto en marcha en el momento de la crisis. La crisis viene no sólo por el subprime americano (hipotecas de alto riesgo), ya que aquí también se han dado demasiados créditos y facilidades durante las ‘vacas gordas’ que estamos pagando ahora. Ni lo uno, ni las restricciones actuales. Hay mucha gente que necesita renovar los créditos que tiene y hay bancos que no están dando esas facilidades. Es necesario que el Estado dé fluidez al dinero para que las pymes y los ciudadanos puedan cubrir los pagos. La Comunidad es un ejemplo a seguir al respecto con Avalmadrid, por ejemplo.

¿Existen previsiones sobre cómo va a afectar la crisis a Madrid?

Madrid lleva 12 años liderando el crecimiento económico y la renta per cápita no sólo de España, ya que nos hemos colocado entre las primeras regiones de Europa,  por lo que va a resultar afectada en menor medida. En cuanto a los empleos, igualmente, es la que mejor situada está porque es la que menos paro ha tenido y esperamos que siga siendo así. Es una impresión falsa la de ver los locales de ocio y restauración llenos. La crisis ya se ha notado en los restaurantes, los hoteles y las salas de fiesta, y cuando la recesión llega al ocio es un mal síntoma.

¿Hacia dónde puede dirigirse la mano de obra que se queda en el paro en Madrid para encontrar trabajo?

Si el sector crítico sólo hubiese sido el de la construcción  no se habrían dado tantos problemas, porque los trabajadores se habrían reciclado hacia sectores que estaban demandando mano de obra, como la hostelería. Lo que pasa es que la necesidad de trabajadores se ha paralizado en general con el descenso indudable de las ventas pero también ante la falta de seguridad para el futuro, la crisis psicológica que provoca que el dinero que hay no circule. El sector inmobiliario, más que la construcción, es el que peor lo pasa. Las grandes constructoras han ganado concursos de obras fuera de nuestras fronteras y eso ha paliado bastante el panorama. El problema está en el área inmobiliaria, tanto para el promotor como para el constructor, que no suele ser el mismo. El promotor tiene un crédito para la construcción, pero no vende las viviendas porque no se conceden hipotecas o no se pagan, y si no se paga, el banco tampoco se va a quedar con los ladrillos. Es un problema muy serio.

¿Cuándo estima que la economía de Madrid comenzará a recuperarse de esta ‘epidemia’?

Es muy difícil hacer una previsión respecto a su fin. Yo creo que el año que viene va a ser peor que este y que al final de 2010 empezaremos a salir. Esta es una opinión personal basada en que espero que EE.UU., que ya ha empezado a remontar, haya salido de la crisis en 2009. Hay que tener en cuenta el desequilibrio de España en la balanza de pagos, con un euro muy fuerte que afecta negativamente a las  exportaciones, pero a pesar de todo es recuperable. Eso sí, no va a ser sencillo, porque derramar agua es fácil, pero recogerla cuesta más.

La recuperación nos tiene que pillar con los deberes hechos. ¿Qué tiene que hacer Madrid hasta entonces?

Pues Madrid lo tiene fácil: mantener una austeridad en el gasto público y en el privado y continuar con las políticas de incentivación que ha llevado hasta ahora. El Gobierno regional ha dado ejemplo de austeridad y eso nos obliga a todos a seguir la misma línea, además de trabajar para mejorar los resultados de crecimiento obtenidos. La confianza generada en Madrid viene fundamentalmente de la calidad empresarial y del ambiente, las facilidades y las ayudas que crea el Gobierno de la Comunidad.

- Pero hay medidas económicas del Ejecutivo de Esperanza Aguirre que no han sido bien acogidas por los ciudadanos, como la Ley de Modernización del Comercio.

Aquí lo que se ha armado es un gran revuelo de gente que ha hablado sin saber, porque sigue habiendo los mismos domingos de apertura (22) y en cambio se han reducido los trámites burocráticos para la apertura en horario nocturno. Antes, si alguien quería abrir por la noche tenía que pedir una serie de permisos que ahora se han suprimido. Esto no va a afectar al comercio tradicional, como se ha dicho, porque la gran distribución tiene 15 horas de apertura permitidas por ley y en realidad sólo abre 12, y aunque le permitan vender durante 24 horas no lo va a hacer porque no es rentable.

Las “fórmulas de cooperación público-privadas”, es decir, la entrada del capital y la gestión privadas en áreas como la Sanidad (nuevos hospitales), Transportes (Metro Ligero) o Servicios Sociales (residencias y atención social), tampoco están bien vistas por una parte  de los madrileños.

No hay ninguna duda de que la Administración Pública es un mal administrador, y que la empresa privada gestiona mucho mejor y más barato. Por lo tanto, cuanto más se privatice más ahorro va a haber y mejor servicio se va a dar, y eso está demostrado en todo cuanto se ha privatizado hasta ahora. La gestión privada de servicios públicos es compatible y recomendable, y es que si  no hubiera iniciativa privada en temas como la Sanidad, la Comunidad de Madrid no habría podido desarrollar los ocho nuevos hospitales que ha creado. Parece que es una cosa anormal porque lo ha hecho Madrid, donde gobierna el Partido Popular, pero es una apuesta de una presidenta, Esperanza Aguirre, que quiere dar un servicio a los ciudadanos aunque tenga que privatizarlo. Así se lo han agradecido dándole el apoyo que le han dado en las últimas elecciones. No es una casualidad, no cabe duda de que a la presidenta le ha respaldado un porcentaje de la ciudadanía que no había logrado nunca nadie en ningún sitio. Será porque lo está haciendo bien, porque el pueblo nunca regala nada.

La Cámara impulsa a las empresas de Madrid para que proyecten su capacidad de negocio fuera de nuestras fronteras como remedio contra la recesión. ¿Qué resultados se obtienen?

No cabe la menor duda de que somos quienes más internacionalizamos a nuestras empresas, haciendo un trabajo muy importante para los empresarios, que es a quién nos debemos. Estamos yendo a los nichos de negocio de economías emergentes para que podamos crecer y facilitar la salida de nuestros productos en otros países. Si de algo estamos orgullosos, y así está reconocido desde otros territorios, es de la labor que hacemos a favor de la internacionalización y la exportación. En 2007, la Cámara impulsó 48 encuentros de cooperación empresarial y misiones comerciales en 67 países con 687 empresas beneficiadas. Además, a través de www.exportmadrid.com se cruzaron 3.718 ofertas y demandas internacionales. La Cámara de Comercio también va a tener que apretarse el cinturón, pero podemos decir que estamos dando más servicios que nunca y haciendo una gran labor. El dinero de los empresarios vuelve totalmente a ellos en forma de servicios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios