www.madridiario.es
Ocho detenidos en Vallecas que extorsionaban a constructores

Ocho detenidos en Vallecas que extorsionaban a constructores

Por MDO/E.P.
jueves 17 de julio de 2008, 00:00h
Agentes de la Policía Nacional del Grupo de Secuestros y Extorsiones de la UDEV Central han detenido a ocho personas como presuntos autores de delitos de amenazas, robos con fuerza, tenencia ilícita de armas y lesiones. Su actividad principal era extorsionar a constructores a los que imponían mediante amenazas sus servicios de vigilancia en las obras.
Los detenidos ofertaban a los empresarios los servicios de una empresa legalizada de su propiedad y una modalidad más económica, que consistía en visitas periódicas denominada 'el vistazo'. Los arrestados actuaban principalmente en la zona del ensanche de Vallecas.

El pasado mes de abril, el Grupo de Secuestros y Extorsiones recibió la denuncia de dos empresarios de la construcción de la zona del PAU de Vallecas. Los constructores dieron cuenta de las amenazas de las que habían sido objeto por parte de un grupo de individuos. Al parecer, los ahora detenidos se personaron en la obra amenazando a los empresarios con que les adjudicaran a ellos la vigilancia de las obras en un plazo máximo de 48 horas.

En el desarrollo de su actividad ofertaban varios tipos de actividades. En el 'servicio con empresa', proporcionaban vigilancia a través de una empresa dirigida por A.J.S., el referente del grupo, y de su socio, A.P.V. El segundo sistema era el denominado 'sin empresa', es decir, sin ningún tipo de regulación legal del servicio ni de los trabajadores. Finalmente ofrecían la modalidad del 'vistazo', sin un vigilante fijo, sometidas las obras únicamente a visitas periódicas de control, por las que cobrarían en el mejor de los casos 1.000 euros al mes.

En el momento en el que los empresarios de obra se negaban a recibir sus servicios, los detenidos les amenazaban y les agredían, al tiempo que dañaban las obras o sustraían maquinaria. En ocasiones acompañaban las amenazas verbales con la exhibición armas para lograr un mayor efecto intimidatorio.

Para evitar intromisiones, el grupo delimitaba su zona de actuación mediante la intimidación o el uso de la fuerza contra grupos rivales. Además, trataban de ampliar su radio de acción a otras provincias como Alicante. En este contexto, habían entrado en conflicto en Madrid con otro grupo de menor entidad que eran víctimas de sus amenazas y a quienes exigían una contraprestación económica por permitirles vigilar ciertas obras. En un enfrentamiento se produjo una agresión con arma blanca.

Entre los efectos intervenidos por los agentes están varias pistolas con sus cargadores y seis cajas de munición; un machete; 12 navajas; un chuchillo; una herramienta cortatubos; un mazo y armas simuladas, además de abundantes cantidades de dinero entre otros enseres.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios