www.madridiario.es

Los 'apartamentos dorados' de Madrid

Por Celia G. Naranjo
domingo 01 de junio de 2008, 00:00h
Dos bloques de apartamentos ofrecen techo en pleno centro de la capital a los mayores de 60 años que se hayan quedado sin vivienda.
Cuando un anciano se queda sin su alquiler de renta antigua, su pensión no le ofrece demasiadas opciones en el actual mercado inmobiliario. Si además es una persona válida, tiene pocas posibilidades de obtener plaza en una residencia, así que solo le queda apoyarse en su familia. Y, a veces, la familia falla o simplemente no existe.

Para evitar que estos mayores se queden en la calle, el Ayuntamiento de Madrid destinó dos bloques de apartamentos, uno junto a la basílica de San Francisco el Grande (distrito de Latina) y otro frente al polideportivo Natación M-86 (distrito de Retiro). En total, un centenar de plazas en apartamentos dobles o individuales, donde quienes se encuentren en esta situación y sean capaces de valerse por sí mismos puedan vivir de forma indefinida por un precio simbólico.

Es el caso de Gloria, que lleva once años viviendo en uno de los apartamentos de Latina. "Y aquí me quedaré mientras pueda valerme por mí misma", añade. Su pieza está llena de recuerdos e incluso cuenta con un ordenador. Nada que ver con la sobriedad de las demás piezas, "pero es que yo ya llevo muchos años". Los nuevos no pueden traer muebles ni grandes objetos porque los apartamentos ya están equipados con todo lo necesario.

De esta forma, los inquilinos de estas viviendas solo tienen que pagar en concepto de alquiler el 20 por ciento de su pensión si ocupan un apartamento doble ?con la cocina y el baño compartidos? o el 25 por ciento si se trata de uno individual. El resto de los gastos ?agua, luz, gas? corre a cargo del Consistorio, que cuenta con un equipo de profesionales para ocuparse del mantenimiento y ayudar a los mayores en lo que necesiten.

Eso y controlar las entradas y las salidas de los inquilinos son sus únicas funciones, pues no se trata de pisos tutelados. Los mayores viven como en sus propias casas, solo que tendrán un acompañante en caso de necesidad y una ayuda para poner la lavadora si esta se les resiste. Si precisan otro tipo de servicios municipales, como ayuda a domicilio, se la pueden tramitar desde aquí. Si lo que desean es comer o participar en actividades del centro de día, hay uno justo al lado.

Actualmente hay algunas plazas vacantes, "pero pronto se llenarán, se están baremando las solicitudes", precisa Rosario Méndez, jefa de Centros de Mayores y Residenciales del Ayuntamiento. Lo habitual es que la lista de espera sea larga, pues estos dos equipamientos cubren esta necesidad para todos los distritos. Sin embargo, la mayor parte de los residentes proceden de Centro, "donde hay muchas corralas y alquileres de renta antigua", dice Méndez. Por este motivo, cuando el recurso se puso en marcha, el Ayuntamiento dio prioridad a los vecinos de este distrito. Y ahí siguen muchos de ellos, como Gloria, que está a punto de recibir a su nueva compañera de apartamento doble. "Seguro que con ella también me llevo bien", sonríe.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios