www.madridiario.es

Ángel del Río

El beso está de moda

El beso está de moda

Por Ángel del Río
jueves 03 de abril de 2008, 00:00h

El beso está de moda. No me refiero al beso de Judas, que desde luego no ha perdido vigor en el mundo de la política. Me refiero al beso llano y sincero. Tampoco al beso en España, que lleva la hembra muy dentro del alma. Me refiero al beso como expresión física de un sentimiento, al ósculo con mayor o menor apasionamiento, pero siempre como demostración de un deseo loable. El beso está de moda. Se premia con billetes de avión a las parejas que se besen en plena calle por el día de San Valentín, en Chueca, o se les regala un viaje a otras parejas besuconas para patrocinar un tipo de ropa. Debo aclarar que no hace falta que esta demostración se realice entre parejas, basta con que dos personas de distinto o del mismo sexo se besen a plena luz del día, para conseguir premio.

El ósculo público está de moda, no solo como medio para conseguir un regalo y así patrocinar un producto, sino como muestra de amor universal. Hoy a las ocho de la tarde, todavía con plena luz solar, en la plaza de Santa María Soledad Torres Acosta, una marca de ropa convoca a los madrileños, a los extranjeros residentes en Madrid y a quienes están de paso, a que se besen. Dicen los organizadores que la cosa consiste en “dar y recibir besos típicos, atípicos o espontáneos”, nada dice de épicos. Al final de la besada general, todos los besucones reunidos en esta plaza, que popularmente se conoce como de la Luna (bonito nombre para un ósculo colectivo), enviarán desde Madrid un beso al mundo. Precioso broche.

Lo que pasa es que los besos también tienen un precio y los españoles cuando besan no lo hacen por frivolidad, sino por amor, amistad, cariño o interés. Así, cada uno de los concentrados en la plaza de la Luna, recibirá de los organizadores un cheque-regalo canjeable por una camiseta de la marca patrocinadora, que me dicen los entendidos en estas cuestiones, tiene precios más que respetables, y que si no están al alcance de cualquiera, sí al alcalce de un beso.

Hoy, a las ocho de la tarde, cita con el beso en la plaza de Luna. ¿Participará el alcalde? Total, señor Ruíz Gallardón, un beso más o menos, qué mas da si sirve para fundirlo en uno solo y enviarlo desde Madrid al cielo universal.

Ángel del Río

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios