www.madridiario.es
Fomento dice que los incidentes de Sol son 'menores'

Fomento dice que los incidentes de Sol son "menores"

sábado 09 de febrero de 2008, 00:00h
La secretaria General de Infraestructuras, Josefina Cruz y el director general de Ferrocarriles, Luis de Santiago, del Ministerio de Fomento, minimizaron este sábado los dos incidentes registrados en los últimos días en la estación de Metro de Sol como consecuencia de las obras que desarrolla el departamento que dirige Magdalena Álvarez en el 'túnel de la risa'.
Ambos responsables subrayaron que se trata de "incidentes menores, tratándose de una obra de gran complejidad que se han producido en un espacio corto de tiempo", pero dichos hechos, a su juicio, "se han magnificado". Los responsables de Fomento afirmaron que tan sólo quedan 240 metros para terminar el tubo, por lo que prevén que antes de agosto de 2008 se abra el túnel, aunque la estación de Cercanías no estará lista hasta mediados de 2009.

Este viernes, la rotura de una tubería sobre los pasillos de la estación de Metro de Sol provocó una auténtica lluvia de agua y barro sobre los viajeros que en ese momento pasaban por el lugar. El pasado 29 de enero el error de una excavadora de FCC también provocó la perforación del techo de uno de los túneles del suburbano.

Por su parte, el director de construcción de FCC, Avelino Acero Díaz, explicó que la empresa está utilizando "tecnología muy avanzada" en toda la obra, e incluso, ha establecido 400 puntos de control donde ausculta una o dos veces al día el túnel para comprobar cualquier movimiento irregular de terreno.

Acero explicó que el primer incidente se produjo por la caída de un ladrillo por parte de un operario y el segundo fue debido a que estaban desviando dos tuberías cuando de ellas salió agua cuando no debía hacerlo. En este sentido, recalcó que el contrato de concesión contempla que todas las obras que tienen que ven con agua son responsabilidad del Canal Isabel II, organismo dependiente de la Comunidad de Madrid, que debe gestionar y dirigir los trabajos. De hecho, apuntó que todos los geotécnicos que están trabajando en la caverna son los mismos que usa el Gobierno regional en sus obras de Metro.

Acero afirmó que calificar de "incidente" la caída del ladrillo y la fuga de agua es "excesivo". "Todo el agua que se filtró no es más de la que cabe en una cuba de las riegan las calles", señaló. Por su parte, la secretaria general de Infraestructuras indicó que "desde el primer momento" se ha cuidado que las obras del nuevo intercambiador no afecten a los servicios básicos. Asimismo, recalcó que la responsabilidad del control y vigilancia de las obras que tienen que ver con tuberías y agua corresponden por contrato al Canal de Isabel II, por lo que la competencia no es del Ministerio de Fomento.

En cualquier caso, el director general de Ferrocarriles afirmó que se sienten "muy orgullosos" de esta obra que está construyendo "una de las cavernas más grandes del mundo". Al mismo tiempo, explicó que debido a su envergadura se está realizando con todas las garantías de seguridad. "Se trata de una obra de alta tecnología con 400 puntos de control en el interior de la caverna que auscultan una o dos veces al día el terreno para detectar cualquier movimiento", señaló.

"De hecho, en los ocho kilómetros de túnel entre Atocha y Chamartín se siguen realizando mediciones a pesar de que se terminó hace dos años", añadió el director general de Ferrocarriles. Asimismo, de Santiago anunció que faltan 240 metros para terminar el túnel de Sol, que se pondrá en funcionamiento cuando las obras de la estación no perturben el paso de los trenes, lo que prevén que suceda antes del mes de agosto de este año, "tal y como prometimos", apuntó.

En este sentido, el director general de Ferrocarriles indicó que antes de que entre en servicio el túnel hay que construir "la mesalina, los andenes y los 240 metros de vía, electrificación y catenaria". "El revestimiento de las paredes y las escaleras mecánicas se instalarán cuando los trenes ya estén pasando, pero lo difícil ya está hecho", aseguró. De Santiago anunció también que las ocupaciones de las obras que afectan a la superficie de Sol y Montera se irán reduciendo a partir de esta primavera y hasta noviembre de 2008, cuando "sólo quedará una pequeña ocupación hasta el término de las obras".

En cuanto a las grietas que podían producirse en los edificios colindantes debido a las obras, el director general de Ferrocarriles informó de que antes del inicio del túnel se realizó un acta notarial de los inmuebles del área de influencia. "Desde que comenzaron se han presentado 17 reclamaciones por daños en edificios y se han realizado reparaciones en 20 viviendas, la mayoría hace ya dos años", indicó. En esta línea, de Santiago destacó que los mejores expertos geotécnicos de España, "los mismos que asesoran a la Comunidad de Madrid en las obras del Metro", se han encargado de esta obra y han calificado estos daños en inmuebles de leves.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios