www.madridiario.es
La escuela de conductores del futuro

La escuela de conductores del futuro

domingo 10 de febrero de 2008, 00:00h
Los niños de hoy son los conductores del mañana. Por eso, los expertos aconsejan que los hábitos de seguridad al volante se adquieran cuanto antes. Los alumnos de varios colegios de Madrid reciben clases para que aprendan desde pequeños a ser responsables en la carretera.
“Pensamos que ayudar a aumentar el conocimiento sobre los problemas  de vialidad puede ayudar a crear un estado  de opinión en los conductores del mañana, niños hoy”, declara Sagrario Huelín, gerente de la Fundación Abertis, que se ha propuesto sensibilizar con a los más jóvenes sobre los peligros del tráfico.

El proyecto 'Educación viaria en las escuelas' ofrece este tipo de educación, de forma gratuita, a todos los colegios de la Comunidad de Madrid, además de otras en las que opera.

Se trata, pues, de un programa completamente voluntario para los colegios. “Aunque haya en el mercado otros programas en escuelas de alto nivel, nosotros añadimos un factor innovador: una guía que el niño se lleva a casa para compartir con la familia, convirtiendo al niño en el 'experto' de la seguridad viaria en su casa. De ahí el eslogan del programa, 'Conduce a tu familia'”, añade Huelín.

Varios monitores de Aula Móvil, empresa contratada para la parte ejecutiva del proyecto, se acercan a las escuelas para impartir clases de aproximadamente una hora a estudiantes de entre 8 y 12 años. Esta vez ha sido el colegio Inmaculada Marillac de Madrid el que ha aceptado formar parte del proyecto. “Creemos que la educación viaria  es parte de la educación integral que debe recibir un niño. Somos conscientes de la cantidad de accidentes de tráfico que hay y por eso queremos que los niños sepan también comportarse viariamente. Hemos escogido  los niños de 5º de Primaria porque a esa edad les interesa todo y son muy participativos”, asegura Teresa Español, profesora y tutora de 5º  de primaria en el colegio Inmaculada Marillac de Madrid.

La clase impartida consiste en dejar que los niños vean varios vídeos en los que aparecen  las infracciones más típicas (colocar mal el reposacabezas,  no ponerse el cinturón, el abuso de la velocidad o el mal uso del casco) o las instrucciones más básicas para prevenir la seguridad viaria  (qué hacer antes de salir de viaje,  como deben comportarse los peatones o como evitar los despistes más típicos al volante, como por ejemplo los que se producen al coger el teléfono móvil). Después los niños, junto con la monitora de Aula Móvil, discuten, reflexionan y sacan conclusiones sobre las imágenes que han visto.

“Normalmente los niños se interesan mucho en nuestras  clases”, declara Laura Chousa, de 24 años y monitora de educación viaria de Aula Móvil. “Somos conscientes de que el coche causa miles de muertes al año. Por eso intentamos que los más jóvenes cojan los hábitos y conductas adecuadas, porque cambiar los malos hábitos a  la gente madura es mucho más difícil”, añade.

Este curso es el tercero en que se lleva a cabo el Programa de Educación Viaria en las Escuelas. Se prevé que, a su conclusión, cerca de 1.030 escuelas y 101.711 alumnos de Primaria de entre 8 y 12 años se habrán beneficiado de él. En la actualidad, la fundación, que ha recibido el premio de la Asociación Española para el Mecenazgo Empresarial por esta iniciativa,  está estudiando ampliar este programa a todas las comunidades autónomas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios