www.madridiario.es
Energía limpia en el vertedero

Energía limpia en el vertedero

domingo 27 de enero de 2008, 00:00h
La energía solar fotovoltaica es limpia e inagotable, razones por las que su uso se extiende día a día. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio también se ha sumado al reto y ha comenzado a instalar placas en las cubiertas de las plantas de tratamiento de residuos que gestiona en la Comunidad para que puedan autoabastecerse y reducir las emisiones de CO2.
Placas solares en la cubierta de la Planta de Biometanización de PintoNo es de extrañar la ubicación escogida por la Comunidad para la instalación de paneles pues, según explica la directora general de Medio Ambiente Urbano, María Jesús Villamediana, Madrid es una región de poca extensión y más de seis millones de habitantes. Además, el 50 por ciento de sus algo más de 8.000 kilómetros cuadrados tiene algún tipo de protección por su riqueza natural, lo cual impide que se puedan instalar huertos solares o parques eólicos.

La Planta de Biometanización de Pinto Por este motivo, la Consejería ha apostado por utilizar las cubiertas de las plantas de tratamiento de residuos y aprovechar así el espacio libre que ofrecen para generar este tipo de energía verde. El objetivo es crear la electricidad suficiente para el autoabastecimiento de las ocho plantas de tratamientos de residuos que dependen de la Comunidad, así como para las estaciones de trasferencia, utilizadas para acumular los desechos y transportarlos de manera más eficiente.

Imagen de la planta No obstante, no todos los centros pueden generar toda la energía que consumen con la instalación de paneles solares en la superficie de sus cubiertas. Es el caso de la Planta de Biometanización y Compostaje de Pinto, donde se lleva a cabo un proceso que requiere una gran cantidad de energía, que por otra parte genera mucha más.

Se trata de la transformación de los residuos orgánicos en gas metano, cuya combustión produce energía. En total, los dos digestores de Pinto generan mediante este proceso la electricidad suficiente para suministrar a 40.000 hogares al año, para lo cual necesitan el 15 por ciento de la que producen.

La energía generada a partir de los desechos se vende a la red, al igual que la que ya producen los 1.200 metros cuadrados de placas fotovoltaicas, con capacidad de 100 kilovatios, instaladas el pasado mes de febrero en la cubierta de las instalaciones de Pinto. No obstante, según asegura Álvaro Beneytez, responsable de planta, este trimestre comenzará la instalación de 490 más a lo largo de los 20.000 metros cuadrados de que disponen.

Los digestores de la planta Beneytez explica que la energía solar tiene muchas ventajas para el medio ambiente, así como beneficios económicos. "Estas placas tienen una vida útil de 25 años y en 7 ya las habremos amortizado", asegura este técnico. Pero además su función también es educativa. Los 12.000 personas que acuden al centro de educación ambiental sobre residuos de Pinto cada año también tienen la oportunidad de conocer sus beneficios ecológicos.

En total la planta será capaz de suministrar la energía equivalente a la que consumen al año unas 180 viviendas. Pero con las instalaciones de placas solares fotovoltaicas en el resto de plantas de residuos gestionadas por la Comunidad esta cifra aumentará y se podría atender la demanda de 2.100. Esta medida supondrá un ahorro en las emisiones de CO2 de 18.000 toneladas al año.

La inversión para llevar a cabo todo el proyecto, que se espera que esté concluido a finales de este año, ascenderá a 18 millones de euros. De esta manera, la Comunidad pretende contribuir también con la energía solar a reducir en 4,5 millones las emisiones de CO2 a la atmósfera en 2012, según se recoge en el Plan Azul.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios