www.madridiario.es

Las empresas despiden a 50 trabajadores y los sindicatos mantienen la huelga

Por MDO/Agencias
jueves 27 de diciembre de 2007, 00:00h
Unos 50 trabajadores del servicio de limpieza de Metro de Madrid recibieron este miércoles cartas de despido por parte de dos de las empresas concesionarias, pese a lo cual los sindicatos aseguraron que la huelga "durará lo que tiene que durar".
Los empleados que recibieron las cartas pertenecen a Ferroser y Eurolimp, dos de las cuatro empresas concesionarias cuyo personal está en huelga indefinida desde el pasado lunes, que se encargan de la limpieza de las vías y de los vagones y depósitos, respectivamente. Según Solera, el motivo del despido es el incumplimiento de los servicios mínimos los pasados días festivos.

Se da la circunstancia de que se trata de trabajadores con una antigüedad de hasta 15 años, algo que según UGT es utilizado por las compañías como medidas de "presión", puesto que los servicios mínimos están siendo cumplidos por personal eventual. "Sólo buscan reventar la huelga y amenazar a los trabajadores metiéndoles el miedo en el cuerpo", dijo Solera.

En algunos casos, apuntó la portavoz de UGT, los despedidos estaban de baja laboral, por lo que es imposible que incumplieran los servicios mínimos decretados.

Continúa la huelga
Por otra parte, el portavoz de UGT, Juan Francisco Canseco, ha acusado a los representantes de las concesionarias de mantener una posición "inmovilista", "desafiante" y de "poco respeto a los trabajadores y los usuarios" de Metro. Según el portavoz sindical, los trabajadores están "fuertes" y "dispuestos a que la huelga dure lo que tenga que durar".

Los sindicatos convocantes de la huelga, UGT, CGT, USO, CNT y SUD, están usando este medio de presión para pedir a las empresas que se abone a los empleados de limpieza un plus de penosidad, peligrosidad y toxicidad del 20 por ciento del salario base, que los contratos temporales pasen a ser indefinidos, ya que aproximadamente el 20 por ciento de la plantilla va enlazando contratos de seis meses de duración, y que se establezca una Tabla Salarial única para todos los trabajadores.

Además, también reclaman la implantación de jornadas laborales de 7 horas diarias para alcanzar la cifra de 35 horas semanales, la creación de una bolsa de trabajo gestionada por las compañías adjudicatarias y por el comité de empresa y la elaboración de un decálogo de trabajos a realizar por las limpiadoras embarazadas.

Otra de las reivindicaciones de los limpiadores es que, en caso de incapacidad temporal por cualquier contingencia, como un accidente o una enfermedad, todos perciban el cien por cien del salario real, incluyendo salario base, antigüedad, complementos o pluses personales y por puesto de trabajo y pagas extraordinarias, independientemente del tiempo que dure la baja médica. Además, piden poder disponer de dos días de asuntos propios más. La huelga afecta a todas las líneas, material móvil, vagones, depósitos y vías de la red de Metro.

Canseco ha señalado, tras la reunión de este miércoles, que las empresas "no quieren ni oír hablar del plus de peligrosidad, ni de estabilidad en el empleo" y que para ellas "la equiparación sería en mucho tiempo".

Sobre la oferta de mediación efectuada el pasado lunes por el consejero de Presidencia, Francisco Granados, el portavoz de UGT ha insistido en que los sindicatos sólo quieren "hablar seriamente, negociar y llegar a un acuerdo".

El portavoz de la UGT explicó antes del encuentro que los trabajadores iban a ir  "con el mejor espíritu y buenos deseos para llegar a un acuerdo, porque esta situación ya dura demasiado". Sin embargo, dudó de que "las empresas vayan a la mesa con suficiente voluntad negociadora".

Además, reconoció la posibilidad de que las concesionarias pidan la intervención de Metro en las negociaciones, "seguramente porque quieran que la empresa pública se haga cargo de parte del coste de la huelga", matizó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios