www.madridiario.es
La Comunidad rescinde el contrato con Baldeweg como autor de los Teatros del Canal

La Comunidad rescinde el contrato con Baldeweg como autor de los Teatros del Canal

Por MDO
viernes 21 de diciembre de 2007, 00:00h
El 19 de octubre, el Canal de Isabel II rescindió el contrato al arquitecto Juan Navarro Baldeweg, autor de los Teatros del Canal, debido a que el proyecto que presentó "adolecía de aproximadamente 300 importantes defectos, carencias e imprevisiones", según un portavoz de la empresa.
Ya en febrero se anunciaba que los Teatros del Canal, obra encargada al arquitecto Juan Navarro Baldeweg al ganar un concurso restringido en junio del año 2000, no estarían en el calendario de inauguraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

El proyecto de los Teatros del Canal estaba pensado para tres edificios y un sólo cuerpo. Tres espacios escénicos yuxtapuestos, que compartían una espina dorsal, donde se situarían las oficinas y los camerinos del teatro. El teatro principal del Canal era el que estaba diseñado hasta el último detalle por Baldeweg.

Las previsiones realistas apuntaban que la primera representación en los Teatros del Canal podría disfrutarse en el plazo de dos años. Las previsiones optimistas o "políticas" hablaban de la pasada legislatura para finalizar la obra civil.

El 8 de agosto, El PSOE denunciaba el retraso de las obras del Teatro del Canal. El portavoz socialista en la Comisión de Cultura de la Asamblea de Madrid, Antonio Díaz, preguntó al Gobierno autonómico por el retraso "de más de dos años" en la construcción del Teatro del Canal, ya que, según él, el Partido Popular anunció antes de las elecciones la inminente inauguración de este centro.

El 5 de septiembre, el consejero de Cultura y Turismo, Santiago Fisas, reconoció que no había fecha para la puesta en marcha del gran espacio escénico de la Comunidad de Madrid.

Entonces hacía un año y medio que el consejero de Fisas, acompañado del vicepresidente primero del Gobierno regional, Ignacio González, comprobó la "buena marcha" de las obras de los Teatros del Canal.

Rescisión del contrato
El 19 de octubre, el Canal de Isabel II rescindió el contrato al arquitecto Juan Navarro Baldeweg, autor de los Teatros del Canal, debido a que el proyecto que presentó "adolecía de aproximadamente 300 importantes defectos, carencias e imprevisiones", según un portavoz de la empresa.

La decisión, comunicada el día 18 de ese mes al arquitecto, fue adoptada tras concluirse que dichos fallos en el proyecto habían llevado a "retrasos continuos e indefiniciones en el desarrollo de los trabajos", con el correspondiente incremento del presupuesto inicial e "incertidumbre" sobre la fecha de finalización y apertura.

El Canal de Isabel II estudiaba la posibilidad de emprender acciones legales contra Navarro Baldeweg para reclamar daños y perjuicios en concepto de demoras y sobrecostes. Entonces se anunció que las obras serían asumidas y terminadas por el propio Canal de Isabel II a través de su Departamento de Arquitectura.

Repercusiones
Esta decisión trajo sus repercusiones. El día 22 de octubre, doscientos intelectuales y personas de la cultura firmaron un manifiesto en contra de la rescisión del contrato con Baldeweg.

Arquitectos de la talla de Rafael Moneo, Jose María Ezquiaga, José María Torres Nadal, Ricardo Lampreave, Javier García Solera, Luis Moreno Mansilla y Pedro Molón, entre otros, respondieron así a la ruptura del contrato. Asimismo, suscribieron el manifiesto las escritoras Rosa Regás, Alicia Ríos, Isabel Azcárate y Carmen Alborch, entre otras.

El texto señalaba que, con esta decisión, Madrid se perdía la principal obra de Juan Navarro Baldeweg.

El Ayuntamiento de Madrid se pronunció el 25 de octubre diciendo que esperaba que la resolución del contrato de Juan Navarro Baldeweg como director de la construcción de los Teatros del Canal fuese "un malentendido" y que el arquitecto pudiera terminar la obra que le encargó la Comunidad cuando era presidente regional el actual alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

Reconsideración de la Comunidad
Finalmente, la Comunidad de Madrid reconsideró el pasado 6 de noviembre su decisión de rescindir el contrato con el arquitecto y le ofreció finalizar el proyecto siempre y cuando fuera con un plazo, un presupuesto y un plan de ejecución de obras "cerrados" que garantizasen su inauguración a mediados de 2008.

El motivo de indicar este plazo era que los Teatros del Canal puedan acoger el próximo Festival de Otoño, que el año que viene cumplirá su vigésimo quinto aniversario.

Reacciones favorables
En este caso, las reacciones tampoco se hicieron esperar. La decana del Colegio Oficial de Arquitectos, Paloma Sobrini, celebró esta decisión de la Comunidad porque "era lo razonable y lo que se esperaba", ya que cualquier obra "debe ser rematada por el autor".

Sobrini aplaudió la decisión, pero manifestó igualmente que las condiciones impuestas (de fijar un plazo, un presupuesto y plan de ejecución de obras 'cerrado') era intentar justificar esa vuelta atrás. La decana del COAM añadió que Baldeweg iba a acabar muy bien su proyecto.

Sobrini también opinó que el cambio de posición de la Comunidad se debía a la "presión" y a "la movilización de todos los profesionales" a favor del autor del Museo de las Cuevas de Altamira. Esto hacía referencia a la mascarada que se convocó ese mismo día para el 7 de noviembre en apoyo al arquitecto.

La Plataforma de Apoyo a Juan Navarro Baldeweg, que agrupaba a más de 200 arquitectos y personas de la cultura, convocó una concentración-mascarada en contra del despido de este profesional por parte de la Comunidad de Madrid como responsable de los Teatros del Canal.

Esta Plataforma se mostró satisfecha de que la Comunidad de Madrid hubiese ofrecido al citado arquitecto la posibilidad de terminar la obra de los Teatros del Canal, reconsiderando de esta forma la decisión inicial de rescindir su contrato. 

Un portavoz de la Plataforma, el también arquitecto Juan Vera, agradeció que el Gobierno regional hubiera enmendado el "error" que cometió al "maltratar públicamente" a Navarro Baldeweg y "convertirle en un mentecato".

Incidente en la Asamblea
Todo este tema de los Teatros del Canal y la rescisión del contrato a Juan Navarro Baldeweg llegó hasta la Asamblea de Madrid. En el pleno del 8 de noviembre, se produjo un altercado entre Ignacio González y Matilde Fernández, quien llamó “chulo” al primero. 

El altercado se produjo cuando Ignacio González comenzó a contestar, en calidad de presidente del Canal de Isabel II, a las críticas que le había dirigido la parlamentaria del PSOE, Mercedes Lezcano, por el trato "denigrante" y "ofensivo" que, a su juicio, estaba otorgando al "prestigioso" arquitecto Juan Navarro Baldeweg.

Ignacio González empezó su réplica reprochando a Lezcano: "dice el refrán que la ignorancia es muy atrevida y, en su caso es osada, porque veo que usted no sabe qué ha pasado en la historia de este teatro".

Matilde Fernández salió entonces en defensa de su compañera y le gritó "chulo" a González, lo que motivó las protestas de éste, que dijo sentirse "insultado".

La presidenta de la Asamblea, Elvira Rodríguez, atendió su queja y pidió a Matilde Fernández que lo retirara, pero ella se negó, por lo que la presidenta optó, en medio del jaleo que surgía de las bancadas socialistas y populares, por ordenar a las taquígrafas que no apareciera el exabrupto en el diario de sesiones.

Nuevas condiciones
El 8 de noviembre, Esperanza Aguirre afirmó que la posibilidad de que Juan Navarro Baldeweg terminase las obras de los Teatros del Canal estaba condicionada a que presentara un "plazo cierto" de finalización y un presupuesto y proyecto cerrados. Ignacio González informó que el arquitecto se había comprometido a que en un plazo máximo de un mes presentaría un proyecto de obra "cerrado, ejecutable y definido al cien por cien".

Último capítulo
El último capítulo de este culebrón llegó el 13 de diciembre, día en que se anunció que había sido rechazado el nuevo proyecto de Navarro Baldeweg para los Teatros del Canal. Según el análisis de la empresa constructora, la asistencia técnica de la obra y los propios servicios técnicos del Canal de Isabel II, el proyecto presentado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg para los Teatros del Canal seguía siendo "incompleto" en cuanto al plazo y al presupuesto. Por ello, el arquitecto seguiría sin regresar a la dirección de las obras.

El análisis de la documentación presentada por el estudio de arquitectura de Navarro Baldeweg el pasado 4 de diciembre ponía de manifiesto que el proyecto sigue sin estar finalizado y, por tanto, no es posible concretar un plazo de ejecución y un presupuesto cerrados.

En la reunión mantenida ese día en el Canal de Isabel II, Navarro se comprometió a hacer entrega el próximo mes de enero de un proyecto donde queden recogidos y concretados los plazos y el presupuesto necesario para finalizar las obras del Teatro, tal y como le solicitaron desde la entidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios