www.madridiario.es

Los madrileños eligen Denia para las vacaciones de 2020 por sus las playas y el sol

martes 09 de junio de 2020, 22:32h
El coronavirus llegó a nuestro país sin avisar, cambiando por completo la vida cotidiana de la población, la sociedad se ha visto obligada a permanecer en los hogares de la noche a la mañana y se han puesto en tela de juicio sectores esenciales para el bienestar colectivo.
Los madrileños eligen Denia para las vacaciones de 2020 por sus las playas y el sol
Ampliar

Sin embargo, la luz al final del túnel está cada vez más cerca y son muchos los madrileños que han empezado ya a planificar sus próximas vacaciones. Cómo no, la tendencia de los ciudadanos de la capital está una vez más orientada a visitar los pueblos de playa, siendo Dénia un gran reclamo.

Planifica tus vacaciones en Dénia

El éxito en cualquier tipo de vacaciones depende en gran medida del grado de planificación que podemos llevar a cabo. Para ello, es fundamental ponerse en manos de las compañías adecuadas que, utilizando los recursos propios de la era digital, nos ayudarán a garantizar que estos momentos de disfrute y desconexión estén libres de sorpresas negativas. Éste es el ejemplo de Vacaciones y Bienestar, un portal que se ha ganado un puesto de referencia en el turismo hacia la región alicantina de Dénia.

Si bien es cierto que la incertidumbre ha acompañado a los españoles a lo largo de la primavera, el verano se presenta como la época del año en la que vamos a recuperar la normalidad en nuestras vidas. No obstante, la presencia del covid-19 sigue atormentando la conciencia de los ciudadanos, por lo que acudir a poblaciones que se han preparado para combatir sus riesgos es una prioridad que no podemos dejar de lado.

Por suerte, lejos de tener que renunciar a la temporada de playa y sol, los madrileños pueden respirar tranquilos si han puesto su foco de interés en este pueblo. Tanto sus costas, como los diferentes locales de ocio, se han adaptado a los nuevos requisitos de seguridad, estableciendo así las medidas de seguridad que puedan prevenir nuevos focos de contagio. Porque todo ha cambiado drásticamente tras el coronavirus y Dénia ya se ha preparado para ser el principal reclamo turístico en España.

Así pues, ya podemos ir reservando un apartamento u hotel en este maravilloso pueblo. Al costado del Montgó, el Cabo San Antonio y largas playas de arena, nuestras vacaciones se presentan tan placenteras como siempre. Eso sí, Vacaciones y Bienestar vuelve a ser el apoyo que necesitamos para tachar cualquier requisito de la planificación desde la transparencia y eficiencia digital.

Dénia, versatilidad en los planes

Si hay un motivo principal por el que Dénia está considerada como una de las principales fuentes de turismo en nuestro país, ese es el concepto de las playas. Los madrileños, a pesar de vivir en una de las mejores ciudades de Europa, renuncian a las costas en su día a día, reservando el placer del mar a sus vacaciones. Sin embargo, esta localidad da un paso más allá y aboga también por el valor cultural, tal y como es el caso de la visita en el Convento de Jesús Pobre.

Justo al lado de Dénia encontramos esta pequeña región con un valor histórico de alto nivel. Dicho convento data del siglo XVIII y cuenta con un aspecto rural. Por ello, además de tomar el sol y bucear por sus imponentes playas, también tenemos la posibilidad de hacer algo diferente en las vacaciones de la mano de parte de nuestra historia.

En el otro lado de la balanza, no podemos dejar de mencionar el ocio de Dénia. Bares nocturnos, restaurantes en los que degustar una buena paella valenciana y hoteles de alto nivel son otras de las razones por las que este pueblo es ideal para las vacaciones para toda la familia. Todo, como se ha mencionado previamente, asociado a las medidas de protección del covid-19.

El verano está ya a la vuelta de la esquina y, a pesar de los temores que nos han acompañado durante estos meses, el turismo va a salir a flote en la temporada de calor. Una manera de velar por el bienestar colectivo y, a su vez, aportar nuestro granito de arena a la recuperación económica.