www.madridiario.es
Los miembros de La Voz del Desierto en Chicago
Ampliar
Los miembros de La Voz del Desierto en Chicago (Foto: La Voz del Desierto)

Rock cristiano: llevar almas a Dios a golpe de guitarra eléctrica

Llegar a Dios a través del rock

viernes 07 de febrero de 2020, 07:00h

Que la música alimenta el alma es algo universalmente conocido, pero existe un género concreto que lleva esta premisa a la práctica. El rock cristiano surgió en Estados Unidos aproximadamente a finales de los 60, pero la explosión de bandas de este tipo se llevó a cabo en la década de los 90.

Hablar de rock cristiano puede parecer una contradicción, ya que el rock tradicional trae consigo el mantra ‘Sexo, drogas y rock n’roll’, acompañado de letras que adoran al diablo y 'crucifican' a la Iglesia.

Pero dentro de esa ‘oscuridad’ que caracteriza a este género, aparece la luz que el rock cristiano aporta con sus canciones dedicadas a Dios, la fe y el Evangelio.

España no es un país en el que este subgénero cuente con un gran número de seguidores, pero existen bandas que consiguen congregar en sus conciertos a cientos de personas y predicar a través de la música.

“A nosotros siempre nos ha gustado la música rock, incluso antes de ser sacerdotes. Otra cuestión es que nos gusten las letras de algunas canciones; las letras que van en contra de la Iglesia o de nuestra fe no nos gustan. Hemos ido a conciertos de Metallica o Within Temptation en Madrid porque nos gusta la manera de tocar música que tienen”, señalan a Madridiario los miembros de una de las bandas más consagradas del rock cristiano en nuestro país.

Evangelizar cantando

Allá por 2003, un sacerdote y dos seminaristas de la Diócesis de Alcalá de Henares se dieron cuenta tras una interesante charla sobre música que utilizando las canciones como herramienta podrían llegar a un público más amplio; así nació La Voz del Desierto.

San Juan Bautista es La Voz del Desierto, el que va delante de Jesús preparando los caminos. Nosotros queremos ser como San Juan Bautista y hacer que nuestra música sirva de vínculo entre Dios y las personas. No queremos la Gloria para nosotros, sino ser instrumento del Evangelio”, cuentan desde el grupo.

Tres sacerdotes y cuatro laicos son los miembros de esta banda que lleva 15 años recorriendo el mundo con el objetivo claro de evangelizar a través de las letras de sus canciones, recogidas en una discografía que llega a los seis álbumes.

Asimismo, sus singles Tu rostro buscaré o Sin tu calor han triunfado en las redes sociales, alcanzando esta última canción más de 200.000 visualizaciones en Youtube, y se han subido a escenarios ante miles de personas como en la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá en 2019.

Pero a pesar de todo este éxito, la humildad es lo que les caracteriza: “Nuestra vida es lo más normal del mundo. Los seglares del grupo tienen sus trabajos y algunos están ya casados y tienen que desarrollar su tarea familiar. Los sacerdotes atendemos cada uno su parroquia, celebramos la Eucaristía, rezamos el Santo Rosario, visitamos a los enfermos, alabamos a Dios en el Santísimo Sacramento, damos catequesis, ayudamos en las casas de acogida que tiene nuestra diócesis, etc. La música y el grupo son una faceta más de nuestra vida, pero no es la principal”.

Compaginar la vida de músicos con la de sacerdotes y trabajadores de a pie a veces les ha sido complicado. “Bien es cierto que en muchas ocasiones hemos tenido que decir que no a dar conciertos por toda la geografía española y americana y no porque no queramos, sino porque las tareas pastorales de los sacerdotes y las profesionales de los seglares nos lo han impedido”, añaden.

"Leemos la Sagrada Escritura todos los días y de ella sacamos algunas letras para nuestras canciones"

Los siete cuentan con gustos parecidos, pero sus referentes en el mundo de la música varían desde Metallica a U2, pasando por Muse o Coldplay, e incluso Luca Turilli o Dream Theater.

¿Sus referentes espirituales? “Hay tantos... Leemos la Sagrada Escritura todos los días. De hecho, de ella sacamos algunas letras para nuestras canciones. En el último disco hemos incluido una canción titulada Magnificat, dedicada a una gran mujer, la Virgen María. En nuestro último concierto no incluimos esta canción en el repertorio y después bastantes personas nos pidieron que la incluyamos. Ya la estamos ensayando”, comentan.

Un subgénero todavía desconocido en la Península

Aparte de La Voz del Desierto, otros grupos como Credo, Kyosko o Pescao Vivo han seguido el camino del rock en español para predicar la palabra del Señor con sus sencillos, pero es en América Latina y en Estados Unidos donde los fans se agolpan en las taquillas para conseguir una entrada y escuchar a sus ídolos.

“En nuestras visitas a América hemos notado que el público es más fervoroso y más entregado en los conciertos. Allí viven la fe de manera más intensa. En España nos hemos encontrado con todo tipo de públicos, desde el que nos escucha durante una hora y media sentado en una silla sin inmutarse, hasta el que baila y alaba a Dios con toda su alma y con todo su ser”, apuntan los conocidos como ‘curas rockeros’.

Para ellos, el número de asistentes es lo de menos; lo importante es que su música consiga acercar a Dios a aquellos que les escuchan. “Siempre recordamos un concierto en el que había una persona que nos increpaba desde el público. Al final del concierto esa persona se acercó y pidió confesar sus pecados y recibir el sacramento de la penitencia. ¡Fue un milagro!”, rememoran con cariño.

Un futuro prometedor

El gigante musical Universal apostó por este grupo e incluso Santi Fernández, miembro de los míticos Los Secretos, se encargó de producir su último trabajo, Tu rostro buscaré, pero los componentes de este grupo de la Diócesis de Alcalá mantienen esa misma humildad con la que se apuntaron en 2003 para entretener a los jóvenes de un encuentro diocesano.

“Trabajar con Santi Fernández es una maravilla, ya tenemos amistad con él y congeniamos muy bien. Grabar en su estudio es siempre un gusto. La repercusión es lo de menos, lo importante es que nuestras canciones sirvan para llevar almas a Dios”, indican.

Su último concierto fue el pasado 19 de enero en casa, Arganda del Rey, donde sus vecinos de toda la vida disfrutaron de los grandes éxitos de la banda y de sus últimos trabajos.

Concierto de La Voz del Desierto en Arganda (Foto: @LVD_fans)

Estos encuentros en muchas ocasiones sirven para ayudar a los que más lo necesitan. Sin ir más lejos, consiguieron recaudar dinero en uno de ellos para los afectados por la gota fría.

“La música es un medio más para ayudar al prójimo y nos encanta que nuestras canciones sirvan para una buena causa social. No cobramos por nuestros conciertos y siempre estamos a disposición de quien necesite recaudar fondos para una causa benéfica”, explican.

Por suerte, queda La Voz del Desierto para rato, ya que en su agenda se programarán pronto varios conciertos en las inmediaciones de Madrid y esperan, “si Dios quiere”, regresar a América este verano.

Otros proyectos más ambiciosos pasan por grabar un unplugged –disco grabado en directo y en acústico–, tocar junto a una orquesta en concierto y acercar su música hasta Roma o el Vaticano. ¡Larga vida al rock n’roll cristiano!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Rock cristiano: llevar almas a Dios a golpe de guitarra eléctrica

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    18523 | Floro - 07/02/2020 @ 19:14:31 (GMT+1)
    ¿Y la asistencia a estos conciertos es con derecho a hostias?

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.