www.madridiario.es
Este domingo, teatro para niños ciegos en la Sala San Pol

Este domingo, teatro para niños ciegos en la Sala San Pol

Por MDO
jueves 22 de noviembre de 2007, 00:00h
La obra 'El Jorobado de Notre Dame', escrita por Victor Hugo, que representa la Compañía infantil La Bicicleta en la Sala San Pol de Madrid, contará con la adaptación del sistema Audesc de audiodescripción para personas ciegas y deficientes visuales en la función de este domingo, a las 18.00 horas.
La técnica de audiodescripción consiste en añadir a la obra que se quiere describir una serie de informaciones sonoras que van explicando al espectador o al usuario con discapacidad visual las acciones, escenarios y otros datos (vestuario, gestos de los actores, situación espacial en el escenario, etc.) que le ayuden a percibir y entender la parte puramente visual, y así poder integrarla a la totalidad de la obra.
 
Mediante el Audesc los niños ciegos mayores de cinco años —público al que se dirige la obra— podrán disfrutar de la adaptación teatral y musical de esta obra clásica, realizada por los autores Julio Jaime Fischtel y Miguel Tubía.

El proceso de audiodescripción comienza con un estudio especializado por parte de un guionista de la obra a describir y la confección de un guión compuesto por cientos de informaciones sonoras que deben se emitidas de forma simultánea a la acción, para que el espectador con discapacidad visual pueda seguir la trama y captar los ambientes.

Después, la forma de unirlo a la acción de la obra y de emitirlo hacia el público ciego varía según el tipo de obra y los soportes de comunicación que utilice. Las aplicaciones más comunes son el teatro, el cine, el vídeo o DVD y la televisión, así como otros espacios de interés social y cultural.

Para su aplicación en el teatro el guión se confecciona escribiendo los bocadillos de información necesarios y situándolos en el lugar exacto del libreto donde debe incluirse. Desde una cabina insonorizada un locutor lo va emitiendo en directo a través de un equipo inalámbrico que cubre la sala. Para escuchar esta emisión el usuario recoge a la entrada un pequeño receptor portátil y un auricular que coloca en una de sus orejas, dejando la otra libre para escuchar el sonido directo del escenario.

La Sala San Pol, que dispone de 500 butacas y cuenta con más de veinte años de funcionamiento, está adaptada de manera estable para el público infantil con discapacidad visual, lo que supone un paso más para el acceso a la cultura de estas personas. Asimismo, el sistema está establecido también en Madrid en los teatros María Guerrero y La Abadía. Además, existen dos equipos móviles —uno en Cataluña y otro en Madrid— que atienden peticiones provenientes de salas de toda España, en los que se intenta formar nuevos equipos y apoyar su estabilización.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios