www.madridiario.es

Llega a Madrid Eurekers, el mejor curso para invertir en bolsa en Europa

lunes 20 de mayo de 2019, 13:48h
Invertir en bolsa es una práctica que obliga a aprender ciertas reglas lógicas y psicológicas. Hasta hace pocos años, en los mercados financieros únicamente participaban personas con estudios en economía y finanzas o bien los expertos en el ámbito empresarial, pero la realidad es que en la actualidad prácticamente cualquier persona puede iniciarse en la bolsa si previamente se adquieren ciertas nociones sobre cómo funciona esta actividad
Llega a Madrid Eurekers, el mejor curso para invertir en bolsa en Europa
Ampliar

Eurekers lleva años trabajando de manera potente en acercar la bolsa a cualquier futuro inversor. En sus cursos se puede aprender la metodología de inversión en bolsa que sigue el grupo y que ha ayudado ya a más de 20.000 personas a convertirse en inversores rentables.

El curso de bolsa de Eurekers está considerado como el mejor curso de bolsa europeo y es una buena actividad para aprender a invertir en los mercados financieros. A finales de junio, Eurekers llega a Madrid con su curso presencial de 12 horas impartido durante un fin de semana y en el que muestran diferentes conocimientos prácticas para operar en la zona euro con estrategias de inversión efectivas.

Eurekers, referente nacional e internacional

El método Eurekers se posiciona como todo un referente tanto nacional e internacional con sus actividades formativas. Sus cursos de bolsa se imparten en diferentes puntos de España y en el extranjero: Estados Unidos y México.

Dirigidos a personas que quieran iniciarse en los mercados financieros, a estos cursos se pueden inscribir todo tipo de personas, con o sin experiencia previa, pero que desean conocer más a fondo cómo funciona la bolsa.

En los próximos meses, Eurekers impartirá sus cursos de bolsa en las capitales españolas más importantes: Madrid, Barcelona, Bilbao o Valencia. Las plazas son limitadas y el precio de inscripción es de 595 euros, con la posibilidad de renunciar al curso sin penalización durante las tres primeras horas formativas.

Finalizado el curso, desde Eurekers pone a disposición de los alumnos las herramientas necesarias para poner en práctica los conocimientos adquiridos durante la formación. El objetivo de Eurekers tras finalizar el curso no es otro que ganar participantes para su comunidad de inversores.

¿Qué es la comunidad Eurekers?

La comunidad Eurekers es un conjunto de alumnos de estas actividades formativas que mantienen el contacto tras el curso y comparten sus experiencias y conocimientos con el fin de mejorar más sus resultados de inversión en bolsa.

Con más de 4.000 participantes, la comunidad Eurekers crece año tras año gracias a la celebración de estos cursos formativos. Uno de los impulsores de Eurekers y sus actividades es Jose Antonio madrigal. Él es quien imparte el curso de Eurekers y en el mundo de la inversión es conocido por ser un famoso gestor de fondos con más de 20 años de experiencia en el mercado bursátil.

Eurekers, en su continuo intento de reforzar y hacer más grande su comunidad, pode a disposición de los alumnos un área en la que comprobar la rentabilidad de las carteras de alumnos de ediciones anteriores del curso, para comprobar la veracidad y efectividad del método Eurekers.

El curso, de una alta demanda, está muy bien valorado por los alumnos, pues en su web descubrimos que la nota media de antiguos alumnos que pasaron por el curso y que forman parte de la comunidad Eurekers es de 9,7 sobre 10. Y a esto se añade que un alto porcentaje de los nuevos inscritos llegan al curso por recomendación de antiguos alumnos.

¿Son 12 horas suficientes para iniciarse en los mercados bursátiles?

Esta es la gran pregunta que se hacen muchos interesados en el curso, si bastarán 12 horas para conocer los entresijos del mundo de la bolsa. La realidad es que es imposible conocer cómo funcionan los mercados financieros a fondo con solo 12 horas de formación, pero es que nunca hay tiempo suficiente para ello, puesto que la bolsa y otros mercados fluctúan en todo momento y la experiencia es la mejor fórmula para ir adquiriendo conocimientos.

En las 12 horas del curso los alumnos aprenden cuáles son las bases de la metodología de inversión de Eurekers. Uno de los conocimientos más apreciados es el de controlar los impulsos mentales. En la bolsa es fundamental mantener siempre la sensatez, pues operar a base de impulsos supone importantes riesgos para el capital.

En el curso se adquieren también aptitudes básicas para localizar los valores rentables en los que invertir y en los que no, controlar los riesgos de las inversiones de manera eficaz e ir adquiriendo soltura y experiencia para actuar como un inversor bursátil autosuficiente.

Invertir en bolsa está de moda

La aparición de grupos como Eurekers, y otros similares, acercarse hasta los mercados financieros y bursátiles es cada vez más cómodo. La inversión en bolsa está de moda, pues muchos ciudadanos ven esta posibilidad como una forma a través de la cual rentabilizas tus ahorros. Desde instituciones como Universidad de Bolsa trabajan también para aproximar esta realidad aún más a la población media.

No obstante, a pesar de las facilidades para introducirse en este mundillo, es importante recordar que la bolsa y los mercados financieros llevan aparejados una serie de riesgos, y el más evidente es que lo que se pone en juego es el capital o patrimonio propio.

Esto obliga, en primer lugar, a seleccionar bien el dinero que se desea invertir, y no poner en riesgo capital básico para continuar con las actividades diarias: familia, trabajo, vida social, etc. Cuando alguien se iniciar en el mundo de la bosa es fundamental que esté bien informado, y precisamente Eurekers con su curso ayuda a obtener las claves para conocer los mercados bursátiles a fondo.

Un último consejo importante es el de la diversificación. Diversificar la inversión supone escoger diferentes carteras, de distintos sectores, tamaño o distintos países, para así minimizar el riesgo de pérdidas y ajustar de mejor modo el riesgo global. Esta diversificación obliga, en muchos casos, a iniciarse en valores de grandes compañías, al menos en las primeras operaciones, pues la información disponible de estas empresas es mayor y más