www.madridiario.es

Nubes de evolución diurna

viernes 08 de marzo de 2019, 13:33h

Si existe un día muy especial entre los Internacionales que conmemoran asuntos calado sobre los que se debe sensibilizar a la sociedad y seguir trabajando desde todos los ámbitos: Institucionales, empresariales y del Tercer Sector, ese es el Día de La Mujer. Lamentablemente, en nuestros días una conmemoración tan especial, que nos afecta a todos, está siendo acaparada por determinadas ideologías y partidos políticos que pretenden demostrarnos su superioridad moral y se permiten repartir carnés de buenos y malos. Una verdadera lástima, me recuerda a la imagen de esas nubes preciosas de evolución diurna, tan frecuentes en primavera, que tras de su belleza esconden las borrascas.

Derechos civiles, igualdad de oportunidades, igualdad laboral son los valores que el 8 de marzo, defendemos. La lucha iniciada hace ya más de cien años por nuestras antepasadas que reclamaban el derecho al voto, un trato salarial justo y unas condiciones laborales equiparables a las de los hombres, no puede ni debe olvidarse ni pararse. Hoy en día en determinados países, especialmente los considerados del Primer Mundo, las mujeres hemos alcanzado logros fundamentales en el ámbito personal, educativo, político, laboral y familiar. Un día 8 de Marzo en 1910 se abrió en España la enseñanza superior a las mujeres y hoy aún nos queda camino por recorrer. Aun así para nosotras, las mujeres occidentales, el concepto Igualdad representa tener la libertad para desarrollar el proyecto de vida que queremos mientras que para las mujeres de otros países, mayoritarios en el mundo, los que conforman ese Tercer Mundo o los que están en vías de desarrollo, las reivindicaciones son aún de subsistencia. No nos olvidemos de la situación de las mujeres en África por ejemplo.

Como concejal del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Madrid, siempre he dejado patente nuestro firme compromiso para promover la Igualdad entre hombres y mujeres desde la infancia. Somos también muy conscientes de que la sensibilización, la prevención y la lucha contra todas las formas de discriminación hacia las mujeres, no puede parar. No olvidamos tampoco que combatir todo tipo de violencias hacia las mujeres, sus hijos y sus familiares, la mayor discriminación existente en la sociedad madrileña, debe ser prioritario sin duda ninguna.

Tenemos bien claro que la igualdad entre hombres y mujeres es un principio jurídico universal reconocido en diversos textos internacionales sobre Derechos Humanos, por la Unión Europea y por nuestra propia legislación nacional presidida por la Constitución Española y siguiendo por las diferentes normas que afectan a diferentes ámbitos: penal, laboral, económico, educativo. También somos conscientes de que en nuestra realidad quedan muchas metas por lograr: combatir la brecha salarial, promover la empleabilidad de las mujeres, combatir actitudes machistas y de acoso, capacitar a las mujeres que lo necesiten, luchar contra la violencia de los maltratadores o terminar con las mafias internacionales que trafican con mujeres y niñas con fines de explotación sexual o laboral.

Es verdad que estamos en el buen camino, pero somos conscientes de que es necesario seguir trabajando tanto desde el Gobierno como desde las comunidades autónomas y los municipios. Estos últimos, por ser la administración más cercana, deben tener un papel fundamental.

Es necesario avanzar en lo que respecta a la sensibilización y concienciación social, dar una mejor respuesta institucional y conseguir una mayor coordinación para mejorar la relación entre administraciones, que supondrá apoyos más sólidos para las víctimas.

El lema de este año en Naciones Unidas para este año es el siguiente: Pensemos en Igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio. Parece que no queremos aceptar este argumento porque estamos actuando sin pensar en la Igualdad propiamente dicha intentando utilizar la causa para beneficios partidistas, sin inteligencia porque estamos dividiendo a las propias mujeres y sin innovación para adaptarnos a la realidad actual española. Porque pensamos y estamos convencidas de que la Igualdad efectiva entre hombres y mujeres se alcanzará con el fomento de la educación y del empleo sobre la base de unas políticas públicas y un marco normativo que las garanticen, no comprendemos el uso sectario que del Día de la Mujer hace la izquierda española en este momento. Todos luchamos por los derechos de las mujeres, pero sin mentir, sin hacer demagogia, ni intentar colectivizar a las mujeres como grupo social. Nunca haremos un discurso que enfrente a hombres con mujeres ni tampoco a mujeres con mujeres como hace el Manifiesto elaborado por la Comisión del 8 de marzo, que propone: subvertir el orden del mundo, terminar con el discurso neoliberal, reconocer el aborto como derecho, reconocer la existencia de violencias institucionales a través del Poder Judicial y del Sistema Sanitario que, a través de la rama ginecológica, provoca el “maltrato obstétrico”, despreciar a las Fuerzas de Seguridad del Estado y atacar a la jerarquía católica. Las mujeres que avalan este Manifiesto se posicionan como antimilitaristas, laicas y enfrentadas a la derecha y a la ultra-derecha.

Si tenemos en cuenta que la propia Alcaldesa de Madrid ha declarado que la violencia es un fenómeno incardinado al ADN de la masculinidad, entre otras muchas afirmaciones contra los hombres, yo me pregunto si es este el famoso feminismo de progreso del que tanto presumen. Hablar de paz, de tolerancia, de afectos, me parece cuanto menos una postura hipócrita de unas personas que quieren encontrar en el feminismo su causa de lucha social.

La existencia en el Día de la Mujer de bici-piquetes con mujeres disfrazadas con delantales que anuncian que todas hemos sido reseteadas a la reproducción de la especie, no me parece una postura seria, tampoco entiendo que se deje a los niños sin recreo mientras ven como sus compañeras van a jugar al patio, para que así comprendan lo que ha padecido la mujer.

En este Día 8 de marzo de conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el grupo municipal Popular reitera su compromiso con todas las mujeres con el convencimiento de que unidos podremos alcanzar el objetivo de una sociedad equilibrada en la que la igualdad sea una realidad. Queremos evolucionar desde el derecho al hecho, porque no se pueden permitir exclusiones y estamos convencidas de que la batalla por la igualdad sólo puede ganarse desde la unidad de todos. Queremos manos tendidas y no puños cerrados.

Beatriz Elorriaga
Concejala del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid y portavoz de la Comisión Permanente Ordinaria de Equidad, Derechos Sociales y Empleo

Beatriz Elorriaga

Concejala del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.