www.madridiario.es
La URJC evalúa dos nuevas técnicas para caracterizar balsas mineras

La URJC evalúa dos nuevas técnicas para caracterizar balsas mineras

martes 20 de noviembre de 2007, 00:00h
La tomografía eléctrica (una técnica que se basa en la respuesta del terreno ante impulsos eléctricos) y el georradar (respuesta a impulsos electromagnéticos) representan unos excelentes métodos para determinar la estructura y composición de las balsas de lodos de minería metálica.
La tomografía eléctrica (una técnica que se basa en la respuesta del terreno ante impulsos eléctricos) y el georradar (respuesta a impulsos electromagnéticos) representan unos excelentes métodos para determinar la estructura y composición de las balsas de lodos de minería metálica.

Así se pone de manifiesto en la investigación ‘Aplicación conjunta de técnicas geofísicas, mineralógicas y geoquímicas para la caracterización geoambiental de balsas de lodos mineros’, una investigación dirigida por el Profesor de Geología de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Tomás Martín Crespo. Complementan las técnicas mineralógicas y geoquímicas de caracterización: Rayos X y análisis químicos. Las principales ventajas de estas metodologías: son baratos, rápidos y no destructivos.

Tan sólo en la zona sur de la península ibérica existen más de 80 minas metálicas, tanto activas como inactivas. Las balsas de lodos abandonadas están constituidas por materiales de granulometría fina-media que contienen sulfuros de escaso interés económico, además de una pequeña proporción de partículas metálicas que no llegaron a ser aprovechadas.

Constituyen un problema ambiental al conformar una acumulación y fuente de emisión de metales pesados, así como una fuente de drenaje ácido por oxidación de los sulfuros. La caracterización de este tipo de depósitos mineros se ha convertido en una parte previa fundamental a los trabajos de restauración geoambiental del complejo minero.

Los investigadores de la URJC han puesto de manifiesto en dos complejos mineros de la provincia de Huelva (Monte Romero y Río Tinto) que los nuevos métodos geofísicos dan unos buenos resultados.

Especialmente la tomografía eléctrica, cuyos datos permiten determinar de manera precisa la geometría de la base de la balsa minera, debido al elevado contraste de resistividad eléctrica que existe entre los materiales de rellenos y los de la base de la balsa. Igualmente, permite determinar los diferentes niveles de relleno y los grados de heterogeneidad del mismo. Finalmente, la baja resistividad del agua subterránea permite también diferenciar flujos dentro de las balsas.

El método del georradar resulta también muy útil para caracterizar la geometría de los bordes de la balsa o detectar variaciones de humedad en la parte más superficial de la misma. Sin embargo, en general, presenta mayores limitaciones que la tomografía debido a la atenuación que producen los materiales de las balsas y su elevado contenido en agua, pero puede resultar útil para caracterizar la superficie de la misma.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios