www.madridiario.es

Cómo facilitar la gestión del transporte internacional

jueves 07 de febrero de 2019, 09:57h

El transporte internacional, se ocupa de llevar mercancías de un país a otro. Esto puede llevarse a cabo de manera aérea, marítima, ferroviaria o a través de otros transportes terrestres. En todos los casos, interfieren organismos internacionales que exigen el cumplimiento de una serie de normas y leyes en la manipulación de las propias cargas.

Cómo facilitar la gestión del transporte internacional
Ampliar

Así, dada la complejidad de los procesos vinculados se hace recomendable la figura del agente de carga, también conocido como transitario. Este termino hace referencia a la persona o empresa encargada de actuar como intermediario en procesos de exportación e importación. Se ocupa de simplificar, facilitar y agilizar el curso del transporte de mercancía y son de gran importancia en el transporte internacional.


Por ello, las empresas españolas se aseguran de incluir en todas sus operaciones de importación y exportación, empresas transitarias como AM Cargo. Además en este caso no sólo se trata de una transitaria de origen español, sino que además es una de las más reconocidas en el sector.

Es bastante obvio, que las empresas transitarias juegan un papel fundamental en la realización de importaciones y exportaciones exitosas. No obstante, si aún existen dudas sobre la importancia del transitario en el transporte internacional, a continuación le facilitamos algunas de sus principales funciones.

Conocimientos y asesoría sólida

Al contratar empresas transitarias, se cuenta con un aliado en el proceso de importar y exportar. Pues, la experiencia de este tipo de empresas permite recibir siempre la mejor asesoría.

En este sentido, un transitorio entiende y conoce ampliamente temas relacionados con las leyes y reglamentos afines a la gestión de mercancías. Conocimientos que no se limitan al aspecto operativo, pues también abarca las normativas, tratados y leyes nacionales e internacionales del comercio exterior.

Esto supone una ventaja muy importante, puesto que abarca aspectos como gastos de fletes, derechos consulares, gastos portuarios, documentaciones requeridas y seguros. De esta forma, se consigue exportar e importar sin mayores contratiempos, de manera rentable y eficaz.

Menos papeleo

Dado el amplio manejo de temas operativos y jurídicos relacionados al transporte de cargas entre un país y otro, las empresas transitarias pueden ocuparse con gran eficiencia de preparar y presentar las documentaciones necesarias para la exportación o importación de cualquier mercancía.

Esto, implica una menor cantidad de papeleo a gestionar. Además, facilita los trámites en las aduanas extranjeras, y el cumplimiento de las respectivas leyes y regulaciones vigentes, tanto en lugar de origen como en el de destino.

Costes reducidos

Las empresas transitarias manejan un amplio volumen de cargas cada año. Superior al de la mayoría de empresas importadoras o exportadoras por sí mismas. Es por esto que su capacidad de negociación implica un margen mucho más favorable.

En consecuencia, tienen la capacidad de ofrecer precios reducidos. De esta forma, las empresas que le contratan logran un gran ahorro. Especialmente, si se compara con la alternativa de manejar servicios independientes de transporte y embalaje, por mencionar algunos.

Simplifica los trámites y procesos en las aduanas

En general, las empresas son expertas en el área que su negocio implica. Así, una fábrica de juguetes es experta en juguetes, y una telefónica es experta en telecomunicaciones. Sin embargo, es poco probable que estas, u otras empresas, sean expertas en temas de aduanas.

Los transitarios si son expertos en temas aduaneros. Por tanto, conocen de manera extraordinaria cómo lidiar con los inconvenientes que puedan presentarse y las soluciones para cada caso. Esto, previene posibles problemas a la vez que aminora el tiempo de paso por las aduanas respectivas.

En consecuencia, la empresa que importa y exporta se ahorra tiempo, dinero y esfuerzo en el transporte de su mercancía.

Menos horas de trabajo

Las empresas transitarias reúnen en una sola persona las funciones de muchos empleados. En este sentido, delegar las tareas relacionadas con el proceso de importar y exportar, no sólo ahorra tiempo y dinero. También permite enfocarse en otras tareas importantes, sin descuidar las labores propias del comercio internacional.

Así, entre las funciones de una empresa transitaria, se encuentran empaquetado y la carga de la mercancía. Además se ocupan de reservar el espacio en la aeronave, buque, camión o tren respectivo y de almacenar la mercancía en instalaciones propias o arrendadas, o incluso distribuir el cargamento.

Si se tienen en cuenta la cantidad de horas y persona que requieren todas estas labores por la compañía importadora o exportadora, se puede llegar fácilmente a la conclusión de que las empresas transitarias son un aliado indispensable en las gestiones de comercio exterior.