www.madridiario.es

Causas, tratamiento y prevención del orzuelo

martes 08 de enero de 2019, 10:20h

Una de las principales afecciones oculares que más angustia y molestia ocasiona son los antiestéticos orzuelos. Esas inflamaciones que salen en los párpados y que muchas veces son dolorosas.

Causas, tratamiento y prevención del orzuelo
Ampliar

En la cultura popular, algunos dicen que los orzuelos son “mal de ojos” o que son la consecuencia de “malas miradas”. Otros creen que son inflamaciones ocasionadas por el sol, alguna bacteria que flota en el aire o por rascarse con los dedos.

Dentro de esas mismas creencias hay muchos remedios caseros que supuestamente funcionan para reducir la inflamación, aunque en realidad los orzuelos son infecciones que deben ser tratadas por un oftalmólogo, ya que en algunas ocasiones pueden llegar a complicarse.

Es por eso que vamos a analizar qué son los orzuelos, sus causas, tipos de orzuelo, síntomas, consecuencias, tratamientos y prevención.

¿Qué es un orzuelo?

Un orzuelo es una inflamación de las glándulas sebáceas que hay en los párpados. Dicha inflamación ocurre por una infección bacteriana que genera acumulación de pus o residuos en la zona afectada.

Causas del orzuelo

Hay varias causas del orzuelo, pero las principales son:

Infección de las glándulas sebáceas de los párpados, denominadas glándulas de Meibomio, debido a un aumento excesivo de bacterias.

El aumento de bacterias en el borde de los párpados donde nacen las pestañas que tapan el poro por donde drena la grasa. A este tipo de orzuelo se le llama Blefaritis.

Infección generalizada de las glándulas sebáceas de los párpados y parte de la cara, que se infectan después de rascarse con los dedos y por pasarlos por los párpados.

  • Cambios hormonales.
  • Estrés (estas dos últimas son menos comunes).

Es importante aclarar que el orzuelo no se infecta por solo “mirar” a la persona afectada como se cree popularmente, sino que tiene que haber un contacto físico de las manos con el orzuelo y si a continuación se rasca sus propios ojos, entonces sí que puede contagiarse y padecerlo.

De igual forma el intercambio de maquillajes como la máscara de pestañas y el delineador de ojos, pueden ocasionar el traspaso de bacterias que en consecuencia, pudieran proliferar de forma desordenada en el ojo de la otra persona y generar orzuelos.

Tipos de orzuelo

Esencialmente hay dos tipos de orzuelos:

Externo

Es el orzuelo más común y consiste en una hinchazón rojiza bien sea en alguna zona del párpado o en el borde de este. Generalmente y en el centro hay un pequeño punto blanquecino que es de pus.

Interno

Es una hinchazón en la parte interna del párpado que no se asocia con la infección. Es muy dolorosa y en ocasiones puede crecer tanto que imposibilita la apertura del párpado, dificultando así la visión.

Síntomas del orzuelo

  • El principal síntoma del orzuelo es la hinchazón y que esta es de color rojo. Si es de tipo interno, el párpado completo se puede hinchar.
  • Dolor en la zona afectada.
  • Exceso de lágrimas y producción de legañas.
  • En casos graves, hay dificultad para abrir el párpado afectado.

Consecuencias del orzuelo

La principal consecuencia es el dolor que genera el orzuelo, además de los problemas antiestéticos que también conllevan estos, aunque no supongan un riesgo directo para la visión.

Sin embargo y como toda infección, los orzuelos deben tratarse a tiempo y por fortuna son fáciles de curar.

Tratamientos del orzuelo

En muchas ocasiones, el propio sistema inmunológico se encarga de la infección y el orzuelo desaparece a los pocos días.

Mientras tanto, se pueden aplicar compresas de agua tibia tres veces al día y frotar la zona suavemente. De esta manera se fomenta que se abra el poro y drene el pus y la infección. Cuando esto ocurre, la mejoría es casi inmediata.

En casos extremos se puede recurrir a los antibióticos, aplicación de corticoides y en situaciones realmente excepcionales, recurrir a una sencilla intervención quirúrgica con anestesia local.

Jamás deben tocarse los orzuelos con las propias manos, ya que la infección puede extenderse hacia otras áreas.

Prevención del orzuelo

No rascarse el orzuelo, ya que pueden quedar residuos de bacterias en los dedos que más adelante, pueden infectar al paciente.

Mientras dure el orzuelo no hay que usar maquillaje. Bajo ninguna circunstancia hay que intercambiar nuestro maquillaje con otra persona, porque cada quien tiene su propio sistema controlado de bacterias.

Mientras dure el orzuelo no hay que usar lentillas para así evitar que la infección se extienda hacia otras áreas de los párpados.

Además los orzuelos de gran tamaño son dolorosos y dificultan la apertura del párpado, por lo que el uso de lentillas es contraproducente.

Como se puede apreciar, el orzuelo es una afección relativamente fácil de manejar, sin embargo muchas personas recurren a técnicas poco profesionales que empeoran el problema.

En estos y otros casos relacionados con los ojos, lo correcto es acudir a un oftalmólogo, ya que este sabe cuál es el tratamiento adecuado y efectivo para cada enfermedad ocular.