Ir a versión MÓVIL

www.madridiario.es
Obras municipales en la calle Aguilar de Campo, en Valdezarza.
Ampliar
Obras municipales en la calle Aguilar de Campo, en Valdezarza. (Foto: Kike Rincón)

Cinco accidentes y dos bajas médicas, secuelas de los "fallos arquitectónicos" de una obra municipal en Valdezarza

lunes 17 de diciembre de 2018, 07:37h

Ya advierte el refrán que, a veces, es peor el remedio que la enfermedad y los vecinos de Valdezarza se acogen al dicho popular para describir una obras municipales en el barrio ideadas para eliminar barreras arquitectónicas. Escalones a diferentes alturas, llaves de paso del agua a metro y medio de profundidad o sumideros que vierten el agua en las fachadas completan el proyecto. Los "errores" en la ejecución del mismo se han saldado con cinco personas accidentadas -una operación y dos bajas médicas incluidas-, denuncian los propietarios.

El pasado mes de agosto comenzaron, "con seis meses de retraso", las obras para eliminar barreras arquitectónicas en el barrio de Valdezarza. Los vecinos se opusieron al proyecto desde su licitación, comunicada por el Ayuntamiento de Madrid en marzo de 2017. Ahora denuncian las consecuencias de los "graves errores" en unos trabajos que deberían garantizar la accesibilidad de los residentes.

Rafael Prieto, presidente de la Asociación de Vecinos Paloma-Dehesa de la Villa, enumera a Madridiario la lista de "desperfectos". La misma recoge sumideros que vuelcan el agua en la fachada del talud de la calle, otros sumideros colocados tarde que han provocado filtraciones en dos portales, rampas en las entradas con pendiente hacia dentro que hacen de tobogán a la lluvia o escaleras con peldaños de diferentes alturas.

En las calles Aguilar de Campoo y Ochagavia se concentrarían los principales problemas. "En los números 27 y 29 -de la primera vía- se han cambiado las calefacciones de carbón a gas natural y han tapado las llaves de paso", explica el representante vecinal. "En el 36 -de la segunda- han levantado una rampa pegada a la fachada que casi alcanza los balcones del primer piso", añade.

Además, en cuatro portales la llave de paso del agua habría quedado enterrada "a más de metro y medio de profundidad". "El Canal de Isabel II nos ha comentado que si hay algún percance se verán obligados a cortar la calle y romper la acera nueva".

Los "graves fallos arquitectónicos" denunciados por los vecinos se han traducido en cinco accidentes constatados. "Una persona mayor, invidente que trabaja en la ONCE, se metió en una zanja, se partió el cúbito y el radio y la rotura ha requerido operación", señala Rafael Prieto, quien también relata los "más de 50 días de baja" que lleva otra mujer a consecuencia de otro incidente.

Obras municipales en la calle Ochagavia, en Valdezarza. Foto: Kike Rincón

Más que palabras en el Pleno

Más del 60 por ciento de los habitantes de Valdezarza supera los 65 años. Hasta siete personas vivían recluídas en sus viviendas por el tramo de escaleras del portal de sus pisos. La necesidad de adecuar los rellanos empujó a los vecinos a elaborar un proyecto a tal fin. No obstante, el Ayuntamiento de Madrid presentó uno propio, que pasaba por "eliminar 65 plazas de aparcamiento", cuenta el presidente vecinal a este medio.

La asociación propuso cinco modificaciones al documento, entre ellas una para salvar el aparcamiento pues "ya en 1998 se detectó en la zona la falta de 550 plazas", apunta Prieto. El Consistorio les trasladó entonces su negativa a los cambios. "Nos dijeron que el proyecto era inmodificable porque la obra ya estaba licitada".

Dicha licitación fue conocida por los residentes en marzo de 2017. En dos semanas recogieron 664 firmas en contra, que presentaron a la Junta Municipal de Distrito de Moncloa-Aravaca, en cuyo Pleno de abril del mismo año "hubo más que palabras".

La sesión plenaria terminó con la presidenta de la JMD, Montserrat Galcerán, tachada de "mentirosa" después de manifestar a los vecinos que el número de firmantes de las quejas "no era representativo". Desde entonces, estos han solicitado los papeles oficiales de la licitación, pero "nadie nos deja verlos", se queja su representante.

Por su parte, fuentes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Consistorio madrileño aclaran a este medio que los vecinos deberían haber presentado las alegaciones al proyecto "antes de su aprobación" y no "con las obras ya en marcha". Además, aseguran que los los arquitectos y geólogos que trabajan en esta obra municipal -anclada al Fondo de Reequilibrio Territorial- "saben perfectamente lo que están haciendo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.