www.madridiario.es

Todo lo que debes saber sobre la gestación subrogada

miércoles 28 de noviembre de 2018, 13:52h

La gestación subrogada (también conocida comúnmente como maternidad subrogada o vientre de alquiler, términos erróneos) es la práctica voluntaria en la que una mujer gesta un bebé para otra persona o pareja. A nivel genético y legal, el bebé pertenecerá a otros padres.

Se considera que la mujer dona su capacidad de gestación; ella decide gestar al hijo de una persona o de una pareja. Lo más común es que el proceso se lleve a cabo mediante la creación de uno o más embriones, siguiendo la técnica de fecundación in vitro; después se procederá con la transferencia al útero de la gestante sustituta.

Teniendo en cuenta que el embrión se solicita según el deseo de los futuros papás, se suelen utilizar óvulos y espermatozoides aportados por ellos. En el caso de que no sea así, también se puede óvulos de donantes.

Lo más habitual es que la función de la gestante subrogada sea, tal y como su propio nombre indica, gestar y tener al bebé. Sin embargo, en determinadas situaciones también se encarga de aportar el óvulo (estos casos cada vez se dan menos y, en ciertos países, está prohibido).

Legislación de la gestación subrogada

Este tema es bastante polémico: según la legislación de algunos países, la gestación subrogada no está permitida. Por ello, antes de iniciar el proceso, será crucial ponerse a comparar la legislación de los diferentes países, pudiendo así elegir aquel que ofrezca la mayor seguridad posible sobre el mismo.

A la hora de estudiar la ley habrá que considerar tanto los derechos y obligaciones de los implicados, la forma de actuar en caso de que se produzcan problemas, la forma de contrato, personas que se van a acoger a la gestación, la elección de la mujer gestante y la compensación que va a recibir.

SRC es una clínica que acaba de llegar a España desde Beverly Hills (California, EEUU). La mayoría de las personas que llegan a la clínica persiguen el sueño de convertirse en papás y mamás biológico. Ellos han probado sin éxito diferentes métodos de reproducción asistida. También acuden otros tipos de familias, como parejas homosexuales, ya que esta es la única vía que tienen para tener un hijo con sus genes.

La maternidad subrogada en Estados Unidos, según la legislación de ese país, ofrece la máxima seguridad para los futuros papás. En concreto, California es un estado que se muestra mucho más tolerante hacia este tema: de esta manera, cualquier persona o pareja puede acceder al tratamiento (sin que importe su raza, estado civil u orientación sexual).

Las mujeres gestarán el bebé de manera voluntaria y altruista y se someterán a los controles médicos pertinentes (físicos, psicológicos y emocionales)para garantizar que todo el proceso funciona de la forma deseada para las dos partes. En Estados Unidos la ley prohibe que la gestante sustituta aporte sus propios óvulos, por lo que se recurre a óvulos de donante para que no exista un vínculo entre la gestante con el bebé.

Para ofrecer las máximas garantías a los padres, habrá una sentencia judicial antes del nacimiento que dicta la filiación del bebé a los padres de intención.

La gestación subrogada es una buena alternativa que permite a muchas personas cumplir su sueño de tener un hijo biológico.