www.madridiario.es
Pautas para fomentar la lectura en los niños
Ampliar

Pautas para fomentar la lectura en los niños

jueves 03 de mayo de 2018, 11:37h
Te proponemos unos sencillos consejos que te serán de mucha utilidad para motivar a los niños a la lectura

La lectura es una llave a la información, a la cultura y a la fantasía. Su importancia, por lo tanto, es crucial para los niños, debido a los muchos beneficios que tiene, tanto en la adquisición de conocimientos como en el estudio en todas las etapas educativas. Por ello, es esencial conseguir motivar a los niños a la lectura, para que llegue a ser una afición, y en esta tarea, la colaboración de los padres es muy importante.

A continuación, puedes encontrar algunos consejos que te ayudarán a conseguir una mayor motivación de los niños hacia la lectura y algunos libros para aprender a leer, perfectos para las primeras etapas.

Los mayores beneficios de la lectura en los niños

Como hemos comentado, el acercamiento de los niños a la lectura desde que son pequeños, tiene una gran cantidad de beneficios.

En primer lugar, con un acercamiento temprano a la lectura, los niños desarrollarán la habilidad lectora y algunas otras habilidades cognitivas, tan importantes en el futuro, tanto en su etapa escolar como en su vida personal.

La lectura también es capaz de incrementar la capacidad de concentración y de atención en los niños y fomenta el desarrollo de las habilidades lingüísticas. Los niños pueden aprender una gran cantidad de vocabulario a través de la lectura, el uso correcto del lenguaje, etc.

Por otro lado, la lectura ayuda en el conocimiento del mundo. Se puede decir que la lectura es como una ventana a través de la que se conoce el mundo, se favorece la empatía, al descubrir los sentimientos y las perspectivas de otras personas y fomenta la curiosidad de los niños.

Cómo fomentar la lectura en los niños

Hay muchas maneras para incentivar la lectura en los niños. Conseguir que los niños se familiaricen con los libros es uno de los aspectos más importantes. Los niños imitan a sus padres desde muy pequeños, por lo que es conveniente que ya antes de cumplir el año, se acostumbren al objeto.

Para ello, deben observar a los padres leyendo, leyéndoles cuentos a ellos y además, deben contar con algunos libros en casa, visitar bibliotecas o librerías a menudo, etc. De este modo, cuando lleguen a la escuela, la lectura les parecerá una actividad interesante.

A la hora de aprender a leer, hoy en día existen una amplia variedad de libros para motivarlos. Es importante no forzar a los niños a leer, sino que esta debe ser una actividad agradable para ellos, y nunca una obligación.

Es también conveniente incentivar la libertad en la elección de los libros que quieren leer, en lugar de que sean los padres los que escojan los textos. Si lo que se pretende es fomentar el gusto por la lectura, no es buena idea seleccionar nosotros los libros o prohibirles leer algún libro.

Lo que sí es apropiado es aconsejarles o proponerles algunas lecturas, y siempre dentro de sus intereses y de sus gustos personales, pues es una forma de alimentar su curiosidad. En este sentido, la lectura debe ser entendida como un juego, como una afición para los niños, y no como una obligación.

Para que los niños adquieran el hábito de la lectura, otra de las claves que pueden hacer los padres es implantar una rutina diaria para la lectura, aunque es mejor que esta sea flexible. Es importante que busquemos un lugar y un momento concreto para leer, ya que se conseguirá afianzar el hábito. Por ejemplo, podemos leer después de tomar la merienda o en la cama, antes de irse a dormir.

Los mejores libros para aprender a leer

Para aprender a leer, es aconsejable escoger libros apropiados para ello, y que sean adecuados según la edad y el nivel de lectura del niño. Por ejemplo, para los niños que apenas están comenzando a dar sus primeros pasos en el mundo de la lectura, de entre 3 y 5 años, las cartillas de lectura de la colección Aprender a Leer, son ideales.

La colección cuenta con distintos volúmenes apropiados para enseñar a los niños los distintos aspectos de la lectura, desde los primeros pasos hasta llegar a una lectura más fluida.

En los libros se van introduciendo poco a poco las primeras sílabas y palabras, para que los niños se vayan familiarizando con ellas de una forma amena y divertida.

Cuando los niños ya han adquirido una mayor soltura en la lectura, en edades más avanzadas, también podemos encontrar muchos textos apropiados para que sigan introduciéndose en el mundo de la lectura.

Si por ejemplo buscamos libros para niños de 5 y 6 años, edades en las que el niño típicamente ya es capaz de leer por sí mismo frases completas e incluso pequeños textos, una opción muy recomendable es la colección Leemos juntos, que presenta un innovador enfoque por el cual la lectura se comparte entre padres e hijos: esta aproximación persigue facilitar el apoyo directo del adulto al niño en esta etapa todavía de aprendizaje, al tiempo que se incentiva el disfrute compartido de la experiencia de la lectura.