www.madridiario.es

Que los problemas metabólicos no impidan darte un capricho

lunes 16 de abril de 2018, 13:12h

El metabolismo es el proceso que usa el organismo para obtener energía a través de la alimentación. Los trastornos metabólicos son consecuencia de un mal metabolismo, que ocurre cuando nuestro cuerpo genera reacciones químicas no adecuadas como consecuencia de una carencia o excesiva presencia de enzimas y hormonas, que son los componentes encargados de realizar las reacciones químicas.

Que los problemas metabólicos no impidan darte un capricho
Ampliar

Cuando esto ocurre, se produce una metabolización inadecuada de los componentes químicos, lo que traerá consigo una falta de sustancias necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.


La alimentación, nuestra gran aliada


Si te encuentras en el caso de padecer algún tipo de enfermedad de las que hablaremos a continuación, debes saber que tendrás que tener muy cuidada tu alimentación de por vida.

No se puede estandarizar una dieta porque cada caso particular es diferente y las condiciones alimentarias necesarias para cada persona tienen que ser establecidas por un médico junto con un nutricionista, pero en líneas generales las pautas a seguir serían:

- Comer cinco veces al día para distribuir las calorías y que el organismo no se sienta falto de nutrientes.

- Eliminar los fritos de la dieta así como los azúcares.

- Tomar tres piezas de fruta al día.

- Comer verduras y hortalizas al menos dos veces al día y legumbres dos veces por semana.

- Ingerir cereales integrales (arroz, pasta o pan).

- Reducir el consumo de carnes rojas cambiándolo por pescado.

- Consumir productos lácteos desnatados.

Que padezcas este tipo de enfermedades no significa que nunca más puedas volver a comer esos alimentos “prohibidos”, como los dulces. Hoy en día, con el gran avance tecnológico podemos encontrar todo tipo de alimentación adaptada a personas con este tipo de problemas. Se trata de limitar su ingesta y optar por alimentos libres de azúcar. Aunque parezca mentira, esto es posible incluso en el mundo de las chucherías, en superchuches.com descubrirás todas las posibilidades que están a tu alcance ya que cuentan con una amplia gama de productos sin azúcar, para celíacos e incluso sin lactosa.



Principales trastornos del metabolismo:


- Problemas con la glándula tiroides: esta glándula situada en la parte inferior de la laringe tiene la función de producir hormonas tiroideas encargadas de regular todo el metabolismo. Cuando la tiroides genera demasiada cantidad de esta hormona estamos ante un caso de hipertiroidismo y, por el contrario, cuando hay una baja producción, tendremos un hipotiroidismo. Tanto un extremo como el otro son perjudiciales para nuestra salud.


El exceso de hormona tiroidea provoca que las funciones de los órganos se aceleren. Se trata de una enfermedad que afecta alrededor del 1% de la población siendo más frecuente en mujeres entre 30-40 años. El paciente puede notar nerviosismo, irritabilidad, sudoración, temblor de manos, pérdida de peso aun teniendo buen apetito o ansiedad.


Por el contrario, el hipotiroidismo causa una disminución global de la actividad orgánica afectando a funciones metabólicas, neuronales, cardiocirculatorias, digestivas, etc. Tiene una mayor incidencia también en mujeres, por estar expuestas a más variaciones hormonales. Es más común a partir de los 40 años, aunque se da con frecuencia durante el embarazo y puede aparecer a cualquier edad. Los síntomas entre otros serían: aumento de peso, cansancio e hipersensibilidad, estreñimiento y heces duras o uñas quebradizas y débiles.

-Diabetes y síndrome metabólico: la diabetes es una enfermedad crónica que consiste en que la persona tiene dificultades para metabolizar el azúcar. El páncreas no sintetiza la cantidad de insulina (la hormona encargada de convertir el azúcar de los alimentos en energía) que el cuerpo humano necesita y esto provoca un gran descontrol de los niveles de glucosa en sangre.Podemos encontrar dos tipos de diabetes: tipo 1 y tipo 2.


En la diabetes tipo 1 el cuerpo deja de producir completamente insulina. Es conocida como insulinodependiente porque los pacientes deben utilizar inyecciones de insulina diariamente para sobrevivir. Generalmente se desarrolla en niños o adultos jóvenes.


La diabetes tipo 2 se da cuando el organismo no produce suficiente insulina y/o es incapaz de utilizar la insulina adecuadamente (resistencia a la insulina). Esta forma de diabetes suele ocurrir en pacientes mayores de 40 años, con sobrepeso y que tienen historia familiar de diabetes.

El síndrome metabólico se trata de un grupo de afecciones como hiperinsulinemia (mucha insulina en sangre), hipercolesterolemia (niveles altos de colesterol) e hipertensión arterial que ocurren de manera simultánea y aumentan el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, un accidente cerebrovascular y diabetes.


En el desarrollo del síndrome metabólico hay factores genéticos que predisponen a ello y están potenciados por factores adquiridos, como el exceso de grasa corporal y la escasez de actividad física.


- Obesidad y trastorno metabólico: la obesidad es un trastorno metabólico que consiste en un sobrepeso corporal causado por una excesiva acumulación de grasa en el organismo. La obesidad aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, artritis y ciertos cánceres.

Que los problemas metabólicos no impidan darte un capricho