www.madridiario.es

Un nuevo foco cultural

miércoles 08 de noviembre de 2017, 10:19h

La idea no era nueva. Ya en 1936, Manuel Azaña quiso crear un Museo de Carruajes y Tapices; ahora, para antes de 2020, se anuncia la apertura del Museo de Colecciones Reales. Han pasado 81 años desde aquel primer proyecto y 18 desde que se convocó el primer concurso para su realización al que se presentaron 47 proyectos y del que resultó ganador el del estudio Cano Lasso. Dieciocho años en los que ha habido de todo. De entrada, uno de los perdedores impugnó el resultado y tres años después la Audiencia Nacional decidió que había que volver a realizar el concurso que esta vez ganó el equipo de Emilio Tuñón y Luis Moreno Mansilla. Entre tanto se realizaron las obras de excavación arqueológica que sacaron a la luz seis lienzos y siete torres de la muralla árabe levantada entre los siglos IX y XI, los restos de una barriada medieval y el esqueleto de un madrileño enterrado en la zona hace mil años.

Se pudo así iniciar por fin la construcción del que iba a ser uno de los grandes museos de España: 40.000 metros cuadrados repartidos en cuatro plantas y dos entreplantas que cubren los más de 30 metros de cornisa que separan el Campo del Moro de la explanada de la Almudena. Las obras del edificio concluyeron en 2015 y a partir de ese momento se fueron anunciando sucesivas fechas de apertura. Ahora se afirma que esta se producirá antes de 2020. Esperemos que esta sea la definitiva y no se repitan los problemas presupuestarios de los últimos años, pues a los 160 millones de euros ya gastados, todavía faltan por sumar otros 20 o 25 millones para desarrollar el proyecto museístico.

Cuando el edificio abra sus puertas, el museo formará parte de un complejo histórico y artístico de gran interés, pues el visitante podrá visitar el Palacio Real, realizar un repaso de las Casas de los Austrias y los Borbones y visitar las exposiciones temporales que se programen, aprovechando que Patrimonio Nacional cuenta con 154.000 piezas artísticas e históricas repartidas por toda España.

A la espera de ese momento, hay que reseñar un aspecto digno de alabanza. Patrimonio Nacional ha proyectado el lanzamiento de su museo no solo pensando en sus intereses sino también en la ciudad que lo acoge. El planteamiento de unir el Palacio Real con el Campo del Moro, gracias a unos ascensores con gran capacidad; la voluntad de reabrir el túnel de Bonaparte que comunica el Campo del Moro con Madrid Río, la incorporación al circuito de la ermita de San Antonio de la Florida con los murales de Goya, y la apertura de hasta cinco entradas que permitan el acceso al complejo desde el museo, el palacio, el Campo del Moro y los Jardines de Sabatini, permitirán integrar el complejo en su entorno, además de crear un foco de atracción turística que compita y complemente el triángulo del Arte.

No obstante, me temo que todos estos planes no hayan sido consensuados con el Ayuntamiento, pues ni el gobierno municipal, que recientemente ha desvelado su proyecto para la plaza de España, el túnel de Bailén y la cuesta de San Vicente, ha hecho referencia alguna a los planes de Patrimonio, ni los de este organismo han mencionado los que tiene el Ayuntamiento. Teniendo en cuenta que ambos proyectos pretenden impulsar esta zona de la ciudad, lo lógico es que todo se hiciera de forma coordinada. Por el bien de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.