www.madridiario.es
Úlcera producida por la enfermedad Leishmaniosis.
Ampliar
Úlcera producida por la enfermedad Leishmaniosis. (Foto: MDO)

Sanidad lanza su campaña de prevención sobre la leishmaniasis con énfasis en la zona suroeste

Por MDO/E.P.
viernes 17 de julio de 2015, 13:55h
La Consejería de Sanidad ha lanzado la campaña de prevención frente a la leishmaniasis (o leishmaniosis) y aconseja sobre todo reforzar las precauciones en la zona suroeste de la región, donde a pesar de ser una dolencia poco frecuente hubo en 2010 un "aumento importante" del número de casos en Fuenlabrada, Leganés, Humanes de Madrid y Getafe.

Desde la Consejería de Sanidad aseguran que por la incidencia de esos casos en aquel año se hace un "especial hincapié" en la zona suroeste con acciones que comprenden tres ejes principales: fumigación para erradicar al mosquito, acciones de educación de salud en la población y "control" de la población animal que puede alojar el parásito causante de la leishmaniasis.

En este caso, Sanidad se refiere a la población de animales silvestres como conejos y liebres, puesto que fueron precisamente estos animales los que alojaron el parásito que causó varios casos en esta zona de la región. "La leishmaniasis está totalmente controlada", aseguran desde la Consejería.

Sanidad, como es habitual en los últimos años, difunde a través de internet una serie de consejos para prevenir esta enfermedad producida por el parásito del género Leishmania y que se transmite por la picadura del mosquito-flebotomo infectado por el parásito.

Los síntomas de la enfermedad son fiebre, pérdida de peso y alteraciones en el tamaño y funcionamiento del hígado y bazo. Puede manifestarse por la presencia de una o más lesiones ulceradas en la piel. En caso de contraer la dolencia, se necesita tratamiento específico en el hospital.

El contagio a las personas se produce a través de la picadura del mosquito que previamente se ha contagiado al picar a un animal infectado. En el caso de España, se trata habitualmente de perros y algunos animales silvestres como la liebre y el conejo. No puede transmitirse por contacto entre los humanos sino simplemente por la picadura del citado mosquito.

En la temporada de calor, desde mayo hasta octubre, es el periodo de mayor riesgo y las horas de actividad del mosquito-flebotomo son al anochecer, las primeras horas de la noche y al amanecer. En estos momentos, es cuando se deben extremar las medidas de protección para evitar las picaduras.

En el caso de los ciudadanos que tienen perro, se deben efectuar revisiones periódicas al veterinario así como el empleo de collares antiparasitarios y pipetas. Se recomienda que el animal no duerma en el exterior de la vivienda y, en caso de ser así, aplicar a las casetas insecticidas de acción residual prolongada o pinturas insecticidas de contacto. Ello se une a las acciones para controlar las poblaciones de conejos y liebres en zonas cercanas a las poblaciones afectadas.

Para las viviendas, se recomienda poner telas mosquiteras de malla fina en ventanas y puertas para impedir la entrada del insecto. En las habitaciones se aconseja difusores antimosquitos eléctricos y al anochecer, si se va a estar al aire libre, se recomienda llevar ropa protectora, camisas de manga larga y pantalones largos, unido a productos repelentes de uso personal. También se sugiere no acumular escombros o restos vegetales alrededor del domicilio donde pueda anidar el mosquito-flebotomo y aplicar insecticidas de acción prolongada y residual en cercos de ventanas, puertas, vallas, muros o garajes de la vivienda.

En las habitaciones y dormitorios, se pueden aplicar alguna vez al día, los sprays insecticidas y antimosquitos de uso común. "Si es posible, poner ventiladores o el aire acondicionado para dificultar que entren los mosquitos a las habitaciones y tener especial cuidado con la protección de niños y niñas", expone la Consejería de Sanidad. En el caso de estas poblaciones y en caso de realizar paseos en parques al anochecer y primeras horas de la noche, se recomienda utilizar medidas de protección de la piel con ropa adecuada (manga larga, pantalones que cubran las piernas) y uso de productos repelentes.

"Los cochecitos de bebé pueden protegerse con una tela que impida el paso de los insectos", expone las recomendaciones de Sanidad para incidir en que, al amanecer, las personas que transiten por esas zonas para acudir al trabajo, coger el autobús o cualquier otra actividad, también es importante que sigan estas recomendaciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios