www.madridiario.es

El madrileño estaba desaparecido desde hace casi un mes

Hallado el cadáver del empresario Javier Parla

martes 19 de diciembre de 2006, 00:00h
Los objetos encontrados junto al cadáver hallado en la localidad toledana de Yuncos confirman al "99 por ciento" que se trata del empresario madrileño Javier Parla García, de 36 años, que desapareció hace 26 días en la zona de Illescas, según informaron fuentes de la investigación. Parla, que disponía de una flota de coches de alquiler, desapareció el pasado 23 de noviembre en esta localidad toledana, adonde se había desplazado para cobrar una deuda de 2.000 euros a un cliente que se hizo efectiva. Según  la autopsia, Parla murió de dos disparos en la espalda.
Desde entonces, la Guardia Civil montó un dispositivo de búsqueda que concluyó el pasado domingo después de que unos perros de unos cazadores encontraran en una zona cerrada y de difícil acceso un cuerpo calcinado. De inmediato, los cazadores alertaron del hallazgo a la Guardia Civil, que desplazó al lugar a agentes de la policía judicial y a un juez de guardia que, tras ordenar el levantamiento del cadáver, decretó el secreto de sumario.

Fuentes de la investigación dan por hecho que el cadáver calcinado encontrado en Yunco es el del empresario de Pinto desaparecido el 23 de noviembre, por los objetos que fueron encontrados junto al cuerpo que ya han sido identificados por la familia. Estas mismas fuentes insistieron en que el cuerpo está totalmente calcinado y que, por tanto, es necesario, para confirmar todavía la identidad al 100 por cien, proceder a la reconstrucción necrodactilar y a realizar las pruebas de ADN.

Los forenses han realizado ya la autopsia que descarta que la causa de la muerte del fallecido fueran los golpes que recibió, ni la asfixia ni una cuchillada. Parece que los dos disparos por la espalda pudieron provocar su muerte lo que hace presuponer que intentó la huída. Según informa el diario ABC, el hombre falleció el mismo día en el que fue secuestrado.

Según el citado diario, el robo parece ser el móvil del crimen, aunque la cantidad robada sólo ascendería a 4.000 euros. De hecho, Parla acudió a Yuncos para cobrar una deuda de más de 2.000 euros a un cliente al que había alquilado unas furgonetas. Según el testimonio del cliente, realizó el pago y le adelantó un mes de alquiler sumando en total los 4.000 euros que fueron robados. Sin embargo, no fueron sustraídos ni su reloj ni la alianza. ABC informa que el chalé donde vive el cliente fue registrado por la Guardia Civil la semana pasada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios