www.madridiario.es

Huele a chamusquina

jueves 12 de febrero de 2015, 10:38h

La decisión de Pedro Sánchez de cargarse a la dirección regional del partido en Madrid, sólo tiene explicación razonable si obra en su poder, o conocimiento, datos sobre el futuro de Tomás Gómez en el horizonte judicial, y que tiene que ver con Parla: desde su gestión económica cuando estuvo al frente de la alcaldía; el sobrecoste de una deseo llamado tranvía, hasta, después, la imputación de su sucesor, José María Fraile, en la operación Púnica, aunque quizá esta última circunstancia tenga más que ver con la explicación oficial dada ayer por Ferraz sobre la destitución de toda la dirección del PSM, en el sentido de hacer responsable a Gómez de la inestabilidad del partido en Madrid y el temor a que lo que reflejan las encuestas sobre intención de voto en las próximas municipales y autonómicas, termine siendo una realidad que deje al partido en Madrid, aún peor de lo que lo dejó Gómez en las de 2011. Si se trata de una hipotética información que pueda llevar a Gómez a ser imputado, parece razonable ponerse la venda antes que la herida; si por el contario, las razones son la inestabilidad y malas perspectivas de voto en Madrid, ha llegado muy tarde, ha tomado medidas drásticas que podría haber adoptado antes de que Gómez fuera proclamado candidato a la Comunidad, antes de que Fraile fuera puesto en libertad bajo fianza por el caso Púnica, o cuando comenzaron a conocerse los desastrosos sondeos de opinión que dan al PSOE muy por debajo de Podemos en Madrid.

Martes 10 de febrero. Hotel Ritz. El candidato socialista al Ayuntamiento de la capital, Antonio Miguel Carmona, da una conferencia matutina, un desayuno con diamantes en sus respuestas: pone las dos manos en el fuego por la honestidad de Gómez; afirma que el PSOE, en contra de lo que ocurre en el PP, tiene ya proclamados a sus dos candidatos en Madrid, y habla de Gómez como el futuro presidente de la Comunidad. Lo de las manos en el fuego lo reiteró ayer, bien es cierto que aún no huele a quemado, pero sí se percibe cierto tufillo a chamusquina; en cuanto a lo otro, ayer aparecieron serias dudas sobre si el partido tiene ya proclamados a sus dos candidatos, o sobre la certeza de ver a Gómez como presidente del ejecutivo regional. Es cierto que en lo judicial, aún no hay imputación sobre éste, pero cuando el río suena, las aguas pueden llegar hasta el despacho de Pedro Sánchez, y antes de que lo aneguen, pone un dique entré él y Gómez. La historia no ha hecho nada más que empezar.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios