www.madridiario.es
Fuegos artificiales
Fuegos artificiales

Se intensifican las inspecciones de productos pirotécnicos

Por MDO/E.P.
lunes 29 de diciembre de 2014, 10:37h
Según ha informado la ;Delegación del Gobierno en Madrid, la normativa contempla ;sanciones de entre 3.000 y 90.000 euros por incumplimientos ;en materia de ;productos pirotécnicos. ;Las inspecciones que se realizan a los establecimientos de venta de productos pirotécnicos con el fin de comprobar el cumplimiento de la normativa y velar por la seguridad de los ciudadanos se han intensificado coincidiendo con el periodo de Navidad, fechas en las que se concentra el 80 por ciento de sus ventas.

A lo largo de 2014, los técnicos de la Delegación del Gobierno han realizado un total de 60 inspecciones a los 30 locales existentes en la Comunidad de Madrid, a través de los cuales se han abierto cinco expedientes sancionadores, fundamentalmente por infracciones como utilizar productos no homologados, no comunicar la venta de determinados materiales o dedicarse a la venta sin autorización. La normativa sancionadora en materia de productos pirotécnicos contempla sanciones de hasta 3.000 euros para las sanciones leves y hasta 90.000 para las graves, mientras que las muy graves pueden llegar a sancionarse con hasta 601.000 euros.


28 de los 30 establecimientos autorizados por la Delegación del Gobierno en Madrid se encuentran situados en los polígonos industriales de la periferia y se dedican a la venta exclusiva de material pirotécnico. Los otros dos están en núcleos urbanos y alternan la venta de productos pirotécnicos, cuyas existencias en almacén no pueden exceder de 50 kilos, con otros productos, como disfraces y similares. Ninguno de ellos se encuentra en la capital. ;


Asimismo, la normativa sobre la venta de productos pirotécnicos prohíbe la reventa o la venta por Internet para su envío por mensajería. Por otro lado, la Delegación del Gobierno realiza controles de calidad a través de laboratorios homologados por el Ministerio de Industria mediante muestreos. También corresponde a la Delegación conceder los permisos de apertura de los locales y las autorizaciones para la venta de material pirotécnico y velar por el cumplimiento de todos los requisitos relacionados con la actividad. De este modo, los establecimientos deben disponer de un almacén independiente y separado de la zona destinada a la venta, donde sí se permite disponer de hasta una tercera parte de la capacidad de almacenamiento, en estanterías situadas a un metro como mínimo de la parte posterior del mostrador. Además los artículos no pueden exponerse en escaparates ni estar al alcance del público. Los locales deberán contar con dos salidas y disponer de unos requisitos mínimos de resistencia al fuego, además de un sistema de detección y extinción automático. La Guardia Civil se encarga de verificar el cumplimiento de las medidas de seguridad, que también contemplan la existencia de detectores de presencia, de apertura de puertas y detectores sísmicos en paredes y techo. ;

Los artículos pirotécnicos están diferenciados por la normativa en tres clases. Los de Clase I presentan un riesgo muy reducido y están pensados para ser utilizados en áreas confinadas, incluyendo el interior de edificios y viviendas. Se autoriza su uso para mayores de 12 años. En el caso de la Clase II, se trata de artificios pirotécnicos que presentan un riesgo reducido y están pensados para ser utilizados al aire libre en áreas confinadas, autorizándose su uso a mayores de 16 años. Y por último, los de Clase III presentan un riesgo medio y su utilización está planteada al aire libre, en áreas amplias y abiertas. La limitación de edad para su uso es a partir de 18 años.

Más información: ;

Un hombre de 30 años incendia una vivienda en Alcorcón tras lanzar una bengala desde la calle

;

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios