www.madridiario.es

Lavado de cara a la plaza Mayor

miércoles 10 de diciembre de 2014, 09:33h

En 2017, la plaza Mayor de Madrid, cumplirá cuatro siglos de existencia. Fue llamada inicialmente, plaza del Arrabal, y fue mandada construir por Felipe III, al arquitecto Juan Gómez de Mora. A lo largo de su historia ha sido escenario de grandes acontecimientos, como los fastos con motivo de la beatificación de San Isidro; representación de comedias de Lope de Vega para celebrar la canonización del patrón de Madrid, junto a las de San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, Santa Teresa de Jesús y San Felipe Neri. En la plaza Mayor se celebraron corridas de toros y se representaron comedias, con asistencia de los Reyes desde el balcón de la Casa de la Panadería; se llevaron a cabo ejecuciones públicas, como la de don Rodrigo Calderón. Por este punto pasó el Motín de Esquilache y fueron fusilados muchos madrileños durante la invasión francesa. Tuvo también otros nombres en función de los aconteceres políticos: de la Constitución, Real, República y de la República Federal. Tres graves incendios ha sufrido a lo largo de su historia, que obligaron a reconstruirla, aunque en los tiempos modernos padeció el deterioro del tráfico rodado, que lo tuvo; del tranvía, que tenía cabecera en dicha plaza, y de las aglomeraciones y actos vandálicos con motivo de la celebración de conciertos y otros actos multitudinarios. Ahora toca rehabilitarla, limpiarla, acondicionarla para dentro de dos años celebrar su cuarto centenario. El pasado jueves se aprobó la contratación de la primera fase para la recuperación de este espacio, por un importe de 3,2 millones de euros y un plazo de ejecución de 11 meses. Se procederá a la restauración de fachadas y cubiertas, el revoco y limpieza de elementos pétreos, y otros trabajos. Puede que para 2017, lo que fuera Casa de la Carnicería, se haya convertido ya en un hotel o parador de turismo. Y junto a esta restauración, es preciso abordar el problema de deterioro social que tiene la plaza, con sus soportales convertidos en dormitorio de indigentes, de suciedad y olores pestilentes, impropios de un espacio que es plaza universal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios