www.madridiario.es

Gran Vía- Avenida de Mayo

Por Ángel del Río
miércoles 19 de noviembre de 2014, 10:30h

El pasado martes vivimos un acto emotivo y entrañable en la sede del Ayuntamiento de Madrid. Se presentaba el libro del hermanamiento entre la Gran Vía de Madrid y la Avenida de Mayo de Buenos Aires. Es habitual que las ciudades se hermanen, pero no lo es tanto que lo hagan sus calles, sus avenidas. Viendo el contenido de ese precioso libro, advertimos el paralelismo que existe entre la Gan Vía madrileña y la Avenida de Mayo bonaerense, ambas centenarias, que han visto pasar la historia de sus respectivas ciudades, incluso de sus países. Ambas surgieron por la necesidad de abrir los cascos antiguos de sus urbes, como vías de expansión, para convertirse después en vías neurálgicas y escaparates urbanos. Gran Vía y Avenida de Mayo son hermanas en el diseño urbano y arquitectónico, en su aspecto social, económico y lúdico; ambas representan la modernidad y al mismo tiempo, retazos y episodios de la historia.

En el salón de actos del Ayuntamiento, bajo la presidencia de la alcaldesa, Ana Botella, nos dimos cita argentinos y españoles, madrileños y bonaerenses, castizos y porteños, y en esa coincidencia advertimos más claramente las coincidencias de ambas vías hermanadas, como en su día se hermanaron las ciudades de Madrid y Buenos Aires. Antes de comenzar el acto, escuchamos la música del fallecido Luis Aguilé, argentino-madrileño, que dedicó una canción a la Gran Vía, y como epílogo del acto disfrutamos en directo de la madrileña Mari Pepa de Chamberí, que cantó a la avenida de Mayo. Fue uno de esos actos sencillos, entrañables, que refuerzan las lazos de dos ciudades hermanas y hermanadas hasta en sus principales vías.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios