www.madridiario.es

El Madrid de las sorpresas

jueves 21 de agosto de 2014, 08:10h

Madrid es una ciudad que nunca deja de sorprender. Me ocurre casi cada día, después de muchas décadas de cubrir la información local, que siempre descubres algo nuevo, un barrio que nunca habías pisado, un hallazgo del que no tenías noticia. En la Casa de Campo, por ejempo, hay una era. Una era de trillar, como las que se ven en muchos pueblos de Castilla-La Mancha. Está "camuflada" bajo un campo de fútbol que deben usar tipos duros, porque casi a ras de tierra se puede ver, y sentir cuando uno se caiga, los cantos rodados que forman el suelo de esta era. El Ayuntamiento se ha puesto en camino de recuperar esta pieza de -me atrevería a decir- arqueología agrícola; seguro que muchos niños no tienen ni idea de qué es la trilla ni para qué se realizaba.

Quien dice la era, dice esos jardines recoletos, semiescondidos entre callejuelas, que uno encuentra casi por casualidad, sorprendido de que no se anuncien en todas las guías o se conozcan por el boca a boca. Esos establecimientos hosteleros donde tomarse un café resulta más que un placer. Esas fachadas que nos sorprenden de cuando en cuando, al torcer una esquina, como un estallido de belleza.

También la politica madrileña es sorprendente. Siempre lo ha sido: desde ese Partido Socialista que en Madrid tuvo abierta, tiempo atrás, una sucursal del mismísimo infierno, a los codazos que también con frecuencia es posible apreciar entre los líderes populares cuando se acercan las fechas electorales y en algunos despachos comienzan a producirse "colas". Qué pasará, quién encabezará la lista, cómo se repartirán las distintas familias entre los concejales, en qué quedará el fenómeno Podemos, en manos de quién o quiénes dejarán los electores con el futuro de la ciudad... sorpresas, sorpresas, de este Madrid siempre dispuesto a dejarnos boquiabiertos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios