www.madridiario.es

Lo que nos queda hasta mayo

lunes 26 de mayo de 2014, 19:14h

Con doce meses por delante hasta las próximas elecciones municipales y autonómicas -mayo de 2015-, el panorama político que se dibuja tras los resultados electorales es lo más parecido a una gymkana, donde todos van a tener que aprender a driblar. El PP: con pésimos resultados en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento, perdiendo en ambas instituciones sus históricas mayorías absolutas -a las que estaban acostumbrados desde hace décadas-, tiene que plantearse seriamente qué hacer. Porque en este caso, la inmovilidad puede resultarles letal: tienen que encontrar la fórmula para volver a movilizar a su electorado, porque si siguen quedándose en casa en los comicios de mayo, pueden dar por perdidas las instituciones.

El PSOE ha descubierto que el suelo está muy, pero muy abajo. De hecho, no lo han tocado aún: si Tomás Gómez lleva elecciones acumulando derrotas, cada una mayor que la anterior, su partido le superó en la candidatura que encabezaba Elena Valenciano. Un resultado que va a traducirse en una batalla interna que empieza ya, tras el anuncio de Rubalcaba de convocar un congreso extraordinario. Los coletazos pueden sentirse en Madrid con toda seguridad: Lissavetzky y Rubalcaba eran amigos personales y colegas en la sensibilidad socialista; Tomás Gómez pertenece a otra "familia". El "paraguas" con que contaba Lissavetzky dejará de protegerle, y de todos es sabido que Gómez es más cercano a otros posibles candidatos, como Antonio Carmona.

Izquierda Unida ha vivido una experiencia que podría definirse como "atlética": ha obtenido unos resultados porcentualmente mejores que en las anteriores europeas, pero su alegría se ha visto truncada ante la sorpresiva irrupción de Podemos, la formación alternativa abanderada por Pablo Iglesias, que les ha relegado de su papel de tercera fuerza madrileña.

Podemos tiene también su misión de aquí a mayo de 2015: demostrar que son algo más que un nombre sonoro o una operación de marketing televisivo. Casi 250.000 personas les han votado en la región, y 121.428 en la capital. Su evolución de aquí a los comicios locales y lo que ocurra entonces con ellos es toda una incógnita.

UPyD es la quinta fuerza en la capital, muy pegada en resultados a Podemos y a IU. Y también ascendiendo sobre sus últimos resultados europeos, aunque tal vez no tanto como hubieran deseado. Su papel, no obstante, sigue siendo vital: puede ser la llave del futuro gobierno municipal, especialmente para el PP, ya que es la única formación con la que podría acordar un pacto. En cualquier caso, los movimientos, públicos y privados, de aquí a mayo prometen ser no aptos para cardiacos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.