www.madridiario.es

Detenido un joven por encerrar y violar a una mujer en un trastero

Por MDO/E.P.
lunes 23 de septiembre de 2013, 13:02h

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a un joven de 19 años por encerrar y violar a una mujer en un trastero de la capital después de haber convencido a la víctima para irse a vivir con él. Tras cuatro días confinada, la víctima logró en un descuido arrebatar el móvil a su captor y llamar a la Policía.

Un indicativo radio-patrulla de la Policía Nacional acudió a la llamada de socorro de la víctima. Al llegar al lugar los agentes encontraron a una mujer con gran nerviosismo, en estado físico muy desmejorado y con golpes visibles por la zona pectoral, brazos y piernas. Esta persona indicó con aspavientos la dirección de huida del individuo que la tenía retenida. Los agentes interceptaron en la calle colindante al presunto responsable, un joven de origen rumano de 19 años de edad.

La víctima manifestó a los agentes que había conocido a su captor ocho días atrás. Ella se encontraba en una precaria situación, sin ningún lugar en el que pasar la noche, y por ello accedió a la invitación del joven para pasar unos días en su supuesta vivienda. Para sorpresa de la víctima, el joven la trasladó a un trastero con un colchón, una bombilla que utilizaba con suministro eléctrico fraudulento y una pequeña mesita. En un principio la mujer accedió de forma voluntaria a quedarse allí, ya que no tenía otro lugar en el que pernoctar.

Durante los tres primeros días el trato fue bueno, hasta que a la cuarta jornada el joven intentó mantener relaciones sexuales con la mujer, a lo que ella no accedió. A partir de ese momento, la forzó a mantener relaciones, tanto orales como vaginales, en diversas ocasiones durante varios días, tratando ella de negarse y siendo obligada por este de forma despectiva, violenta y agresiva.

El joven captor se valió de la situación en la que había sumido a la víctima para también intentar obligarla a prostituirse. Llegó incluso a sacar del trastero a la mujer para trasladarla hasta la Casa de Campo, donde mantuvieron una fuerte discusión. La mujer se negó en rotundo a prostituirse y su captor la volvió a llevar al trastero en el que la retenía para continuar con las agresiones. La mujer, que permanecía totalmente incomunicada en el trastero, logró en un descuido del joven arrebatarle el teléfono móvil y encerrarse para llamar a la Policía. El joven ha sido arrestado como presunto responsable de delitos de detención ilegal, agresión sexual y tentativa de prostitución coactiva.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios