www.madridiario.es

La Universidad que siempre soñé... ¿Por qué no?

jueves 11 de julio de 2013, 14:32h

Con solo leer los periódicos, ver la tele o escuchar la radio, o sencillamente ir a la compra, nos damos cuenta de que las cosas en España no van nada bien; estamos atravesando una gran crisis financiera en todos los sentidos, el paro no desciende todo lo que deseamos, nuestro poder adquisitivo sigue disminuyendo, nuestras pensiones corren un serio peligro, la sanidad también se ve afectada por la crisis, pero... tengo que decir que la Universidad, o al menos la Universidad Complutense, y concretamente nuestra Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología "va a mejor...", bueno siendo sincero, van mejorando algunos aspectos que a mi juicio son especialmente importantes, aunque se hayan ido olvidando poco a poco. Ahora y como todos saben, para poder llegar a obtener el título de Grado en Enfermería, bien estudiando los 4 años reglamentarios, o bien cursando ese "denominado curso de adaptación" que jamás entenderé ni aceptaré, los alumnos tienen que desarrollar un Trabajo Fin de Grado, que luego "obligatoriamente" tienen que presentar en público y defender ante un Tribunal. En nuestro Centro, y hasta ahora, solo podían tutorizar estos trabajos aquellos profesores que fueran enfermeros, limitando con ello el derecho que desde luego y por ley, tiene cualquier profesor del claustro, sin distinción de su titulación.

¿Cómo puede ser que un profesor que no sea enfermero pueda dirigir las tesis doctorales de aquellos que pueden tutorizar los TFG porque son enfermeros y ellos tengan limitado este derecho? Pues sencillamente porque la Dirección del Centro así lo decidió en su momento, sin aprobar ninguna propuesta en los órganos democráticos de gobierno. Y digo y subrayo que nuestra Universidad "va a mejor", porque se acaba de aprobar una nueva normativa tanto en el Consejo de Departamento como en la Junta de Facultad, en la que como es de ley, cualquier profesor podrá tutorizar los TFG de sus alumnos y formar parte de los Tribunales que les han de juzgar. Pero también "va a mejor", porque acabo de presidir uno de los tribunales, en el que no estaban "solos" los alumnos, sino que se sintieron acompañados en dos casos por sus tutores, a los que por supuesto y tras agradecerles el gesto académico de estar presentes, les ofrecí la posibilidad de intervenir después de la exposición y defensa del TFG por parte del alumno. Una nueva iniciativa que desde luego ha sido excepcionalmente acogida tanto por los alumnos como por los tutores. También "va a mejor", porque en un par de ocasiones he podido ser testigo de que los padres también decidieron acompañar a sus hijos en ese importante momento del final de su carrera universitaria. Claro, que antes de entrar pidieron permiso, porque tampoco están acostumbrados al "aperturismo" de la moderna "universidad de Bolonia".

Y yo me pregunto, ¿pero de veras es necesario escribir un artículo de opinión como éste? Y sinceramente he decidido hacerlo porque creo que sí, que es necesario al menos para defender esa "Universidad en la que siempre he creído y he defendido"; una Universidad totalmente aperturista, fuera de ese "palacio de cristal" que todavía sigue siendo en tantas ocasiones; una Universidad crítica y constructiva, donde un profesor-tutor pueda hablar en el Tribunal que está juzgando al alumno, para estar o no de acuerdo con los puntos de vista de los otros profesores que componen ese Tribunal, o sencillamente para aclarar algunas de las posibles controversias que pudieran derivar del desarrollo del trabajo, ¿por qué no?; una Universidad que devuelve a la sociedad a unos jóvenes ya formados como profesionales de enfermería, y en la que sus padres depositaron su dinero y su confianza. ¿Qué mejor que los padres puedan ver en directo los éxitos profesionales y académicos de sus hijos? ¿Por qué no?

Aún son muchas las cosas que todavía tenemos que conseguir, pero de momento y la mas importante en mi opinión, es que nuestro Centro se sensibilice de la creciente necesidad que nuestros alumnos, tanto los de Grado como los de Adaptación, tienen en materia de entrenamiento en habilidades de comunicación con el paciente y la familia, y ahora también en las habilidades que todos necesitamos a la hora de presentar un trabajo científico en público y ante un tribunal. ¿Por qué no?.

Dr. Jesús Sánchez Martos

Enfermero y Médico. Catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense de Madrid.

Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud en la Universidad Complutense de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.