www.madridiario.es

La residencia está levantada ssobre suelo municipal

Denuncian falta de atención a los ancianos de la residencia de Majadahonda

Por MDO/Efe
miércoles 26 de septiembre de 2007, 00:00h
Familiares de los internos de la residencia Valle de la Oliva que construyó el Ayuntamiento en 2006 denunciaron este miércoles ante el Pleno Municipal la desorganización y el trato inadecuado que reciben algunos de los ancianos que afirman ser víctimas de abandono por parte del personal de la residencia.
Los afectados, que no quieren identificarse por temor a represalias en el centro, se quejan de falta de atención, servicio médico insuficiente, rotación constante del personal, lo que origina inseguridad entre los mayores, comida escasa y mal funcionamiento de servicios tan básicos como la lavandería.

Muchos de los familiares se ven obligados -según explicaron- a contratar personal ajeno a la residencia o a quedarse ellos mismos para atender durante la noche a los ancianos inválidos y a llevar comida todos los días para suplir las carencia de alimentos básicos como leche, pan de molde, zumos o yogures.

Representantes de familiares de ancianos residentes intervinieron este miércoles en un pleno municipal en el apartado de ruegos y preguntas para exigir al Ayuntamiento una inspección a fondo de la residencia. La portavoz de Centristas Majadahonda, Mercedes Pedreira, ha presentado una moción de urgencia en la que ha solicitado al Ayuntamiento un plan de inspección del funcionamiento de la residencia.

La residencia Valle de la Oliva se levanta en un parcela municipal de 100.000 metros cuadrados y le costó a las arcas municipales unos 6 millones de euros. Las instalaciones se inauguraron en marzo de 2006 y su gestión se adjudicó a la empresa Adavir por 20 años, a cambio de un canon de 240.000 euros anuales y 34 plazas con subvención municipal de 700 euros para empadronados en Majadahonda. Cada plaza cuesta unos de 1.150 euros mensuales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios