www.madridiario.es

Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados

'El Ayuntamiento de Madrid pone más multas que la DGT en toda España'

"El Ayuntamiento de Madrid pone más multas que la DGT en toda España"

lunes 16 de julio de 2007, 00:00h
¿Conocen a alguien al que le hayan puesto una multa de tráfico en el último año en Madrid? Es posible que sí: el número de denuncias por infracciones de tráfico en la ciudad aumenta año tras año y se prevé que en 2007 llegue a 4,2 millones. Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), asegura a Madridiario que hay una "imposición indiscriminada de sanciones", pues el Ayuntamiento pone más multas de tráfico que la DGT en toda España  y denuncia que el carné por puntos no se está aplicando en la capital.
¿Qué datos maneja AEA sobre las multas en Madrid?
Hay un incremento muy importante tanto en recaudación como en número de denuncias que se formulan en el Ayuntamiento de Madrid. Por ejemplo, las del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) han pasado de 1'8 millones a 2'8, es decir, un millón de denuncias más, mientras que los agentes de movilidad han pasado de 157.000 a 210.00 sanciones. Nos faltan los datos actualizados de la Policía Municipal, pero en 2005 impusieron 724.000.

¿De qué tipo son estas sanciones?
En una muestra de más de 5.000 denuncias, podemos ver que sólo el 11% de las denuncias comporta pérdida de puntos, mientras que el resto no. Entre las primeras, el exceso de velocidad supone el 61% de las sanciones, seguida por estacionamiento en carril bus -20'6%- y saltarse los semáforos en rojo -7'2%-. En cuanto a las denuncias que no comportan pérdida de puntos, la mayoría son por estacionamiento prohibido - el 83'3% de ellas-, mientras que no respetar la señalización supone el 10'5 %.

¿Qué resultado va a tener esto en los ingresos municipales?
La previsión del Ayuntamiento era que en 2007 se iban a formular 3'7 millones de denuncias, y eso se va a superar. Calculamos que el Consistorio va a cerrar el  año con 4'2 millones de denuncias, y esto evidencia un fracaso en la política de seguridad vial, porque estas políticas no se miden sólo en reducción de accidentes, sino por el descenso del número de denuncias. La política de sanciones se hace para que sirvan de ejemplo, y aquí va 'in crescendo'.

¿Cree que este aumento se debe a un afán recaudatorio del Ayuntamiento?
Sin duda. Hemos tenido ejemplos como el túnel de Costa Rica, donde se formularon casi 40.000 denuncias, y en lugar de parar a los conductores y advertirles, el Ayuntamiento recopilaba las matrículas y lo notificaba al cabo de varios meses. Eso fue así hasta que nosotros lo denunciamos. Se prefiere cobrar la multa antes que 'reeducar' al conductor. ¿No es más lógico poner un agente para evitar la situación de riesgo que recopilar matrículas con una cámara y notificarlo meses después? Eso se lo hemos trasladado al Ayuntamiento, porque no nos parece una política adecuada.

¿Qué ocurre con la aplicación del Carné por Puntos en la ciudad?
El sistema informático de la Dirección General de Tráfico es incompatible con el que aplica el Ayuntamiento de Madrid. En las denuncias municipales aparece, por ejemplo, que se sanciona un exceso de velocidad según un artículo de la Ordenanza de Movilidad ("Ord. Mov"). Cuando el Ayuntamiento comunica a la DGT la pérdida de puntos, utiliza este sistema ("Ord. Mov"), pero el sistema informático de Tráfico no entiende esta nomenclatura. Estas denuncias no se pueden tramitar, porque suponen una 'incidencia crítica', según el manual de la propia DGT. En ocasiones, tampoco coincide el hecho denunciado.

¿Entonces ningún sancionado en Madrid está perdiendo sus puntos?
Nosotros decimos que es imposible que el Ayuntamiento haya podido anotar la pérdida de puntos de ningún madrileño, por eso pedimos que lo expliquen. Y si dicen que sí han quitado puntos, es que le están mandando una información a los ciudadanos que no es la que le manda a la Administración, con lo que habría una alteración del contenido de las denuncias y tendría que intervenir la Agencia de Protección de Datos, porque habría una alteración de un documento público. Nos gustaría que el Ayuntamiento respondiera a esta acusación, porque es grave. ¿Cuántos puntos han quitado a los conductores madrileños? Nosotros decimos que ninguno.

¿Está habiendo suficiente información sobre el nuevo carné?
Más bien hay desinformación. Se está diciendo cuántos conductores están en trámite de perder puntos, pero no cuántos los han perdido ya. Hay que explicar cuántos puntos se han quitado y cuánta gente se ha quedado sin carné, no los que lo van a hacer en el futuro. El Ministerio de Interior dijo hace poco que se han retirado 357 carnés y 640 personas han pasado por cursos de sensibilización, mientras que las previsiones hablaban de retirar 6.000 y dar 60.000 cursos. Está siendo un fracaso, y no se puede justificar con el descenso de accidentes, que también se ha dado en otras ocasiones anteriormente. Tampoco se ha retirado a los "hooligans' de la carretera, como pretendía la norma.

¿Por qué hay tantas sanciones en el túnel de Costa Rica?
El problema de este túnel es peculiar, porque sales de la M-30, donde hay una limitación de 90 kilómetros hora, y llega a este túnel, donde te encuentras con otra de 50. No se trata de que haya muchos delincuentes, sino de que falta información. Si ve usted que día tras día se siguen cometiendo infracciones, es que el sistema no funciona.

¿Qué otros 'puntos negros' hay en la ciudad?
Además del túnel de Costa Rica, donde se denuncia casi la mitad de los excesos de velocidad que se producen en Madrid, hay muchas sanciones en la M-30, en O'Donnell y en la Avenida de Andalucía. Pero reitero que no se trata de estar sancionando, sino de evitar que se produzca la infracción.

¿Qué efecto ha tenido la ampliación del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en la recaudación?
En la previsión de recaudación por tíckets en 2005 se contemplaban 54 millones de euros, en 2006 subió a 88 millones, mientras que este año la previsión ha bajado a 87 millones, se ha reducido en casi un uno por ciento, pese a que se han ampliado las zonas. Esto es porque han visto la respuesta ciudadana en barrios donde hay un incumplimiento generalizado.

¿Se están produciendo dobles sanciones por parte de controladores del SER  y agentes de movilidad?
Sí, está ocurriendo. Son multas que se pueden recurrir, porque no se puede sancionar dos veces por el mismo hecho, pero suponen una molestia. Sería conveniente clarificar este asunto en la ordenanza de movilidad. Nos preocupan, por ejemplo, la repeticiones en distintas horas, es decir, cuántas multas al día me pueden poner si dejo el coche sin tícket en el mismo sitio.

¿Qué le parece la propuesta de la Generalitat de reducir la velocidad para evitar la contaminación?
Creemos que no es acertada, y ya se ha probado en otros países, como Bélgica, con poco éxito. La velocidad no siempre tiene que ver con la contaminación, porque un coche parado con el motor encendido también contamina. Nosotros no compartimos esa medida y creemos que si se quiere mejorar la calidad del aire lo que hace falta es la renovación del parque automovilístico, que es de los más viejos y contaminantes de Europa, y una mejora del transporte público, que en Cataluña no es adecuado pues más del 16% de la población no tiene una parada de transporte público a menos de media hora andando de casa.

¿Qué le pediría al Ayuntamiento para hacer más racional la imposición de multas?
Se tiene que eliminar la imposición indiscriminada de sanciones, porque 4'2 millones de denuncias no las alcanza ninguna ciudad europea. La DGT formula en todas las carreteras españolas 3'5 millones de denuncias, por lo que Madrid pone más multas que toda España, y eso es una barbaridad. El Ayuntamiento tiene que ser mucho más selectivo, porque sino el carácter ejemplarizante que tiene la sanción se pierde. Si la mitad de la población está afectada por las multas, pierde valor. Es una situación anormal, como si la mitad de la población estuviera en la cárcel. Hay que buscar las causas de esas infracciones y hacer una aplicación selectiva de las sanciones, sólo para las infracciones más peligrosas. Si no, el Consistorio va a ser víctima de su propia  burocracia, va a tener que anular multas por ser incapaz de tramitarlas por la masificación. Creo que es una política errónea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios