www.madridiario.es

Sufrió daños importantes en el siniestro

Un helicóptero de la Comunidad tuvo un accidente el 22 de junio en El Escorial

Un helicóptero de la Comunidad tuvo un accidente el 22 de junio en El Escorial

Por MDO/E.P.
sábado 07 de julio de 2007, 00:00h
Un helicóptero contratado por la Comunidad de Madrid para formación de policías locales y vigilancia aérea sufrió un accidente con "daños importantes" el pasado 22 de junio en El Escorial, durante una toma rodada que tuvo que realizar en el Puerto de Malagón por una pérdida de velocidad del único rotor del aparato, según el informe oficial elaborado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), dependiente del Ministerio de Fomento.
El documento del órgano encargado de todas las investigaciones de accidentes de aeronaves civiles en España señala que el accidente se saldó sin heridos y causó en la aeronave "daños importantes". El informe explica que el helicóptero -un Robinson R44, con matrícula EC-JDT, alquilado por la Comunidad de Madrid a la compañía 'Intercopters'- estaba realizando ese día "un vuelo de prácticas, correspondiente a un curso de formación de Policías Locales como observadores aéreos, con dos pilotos y dos alumnos a bordo".

De acuerdo con la programación del vuelo, cada alumno debía realizar un tramo del mismo sentado en el asiento delantero izquierdo de la aeronave, por lo que tenían que realizar un aterrizaje intermedio. "Cuando se disponían para realizar la toma en una zona nivelada en medio de una ladera suave y con la aeronave próxima al suelo, se activó el aviso de bajo régimen de giro del rotor principal, el piloto picó para aumentar la velocidad sin conseguir que aumentara dicho régimen de giro y decidió realizar una toma rodada. En el curso de la toma, el helicóptero se desestabilizó y volcó, sufriendo daños importantes; sus ocupantes resultaron ilesos y lo abandonaron por sus propios medios", señala el documento de la comisión dependiente del Ministerio de Fomento.

Fuentes de la Comunidad de Madrid explicaron que el Ejecutivo autonómico no consideró oportuno informar del suceso por estimar que sólo se trató de un "aterrizaje de emergencia". Las citadas fuentes insistieron que la aeronave no pertenece a las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid (BESCAM) sino que está contratada por la Academia de Policía Local.

Rotulado con el logotipo de las Bescam
Tal y como se puede observar en las imágenes del citado helicóptero publicadas en Internet en foros especializados en aviación civil y en las instantáneas del acto de presentación del aparato por parte del Gobierno autonómico en julio de 2005, la aeronave accidentada está rotulada con los colores característicos de los medios aéreos del Ejecutivo regional, el rojo, el blanco y el azul, y luce en los laterales del fuselaje el logotipo de las BESCAM, con su característica estrella roja sobre fondo azul, justo encima del identificativo de la Academia de Policía.

Fabricado en 2004, matriculado en febrero de 2005 y contratado por 397.600 euros al año, el helicóptero monoturbina siniestrado presta servicio en el Instituto Superior de Estudios de Seguridad (ISES), dependiente de la Comunidad de Madrid. Esta unidad de aeronaves se encarga de la formación aérea de policías locales. El primer helicóptero R44 de Intercopters fue contratado por la Comunidad en julio de 2005 por 397.600 euros para prestar servicio durante un año en el ISES en cursos de formación aérea de agentes de la Academia de Policía Local de la Comunidad de Madrid.

Se trata del segundo accidente que sufre un helicóptero contratado por la Comunidad de Madrid, después de que el 1 de diciembre de 2005 un Bell 206 L4Twin se estrellará al salir de la Plaza de Toros de Móstoles con el presidente del PP, Mariano Rajoy, y la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, a bordo. El helicóptero siniestrado entonces prestaba servicio en las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid (BESCAM) y pertenecía a la empresa 'Helisureste'. La investigación abierta por la Comisión de Investigación de Aviación Civil apuntó en su primer informe que el aparato iba sobrecargado.

La aeronave en cuestión había sufrido con anterioridad otro accidente. El 7 de julio de 1998, a las 15.30 horas, el aparato -entonces con una matrícula distinta, no pertenecía a la empresa 'Helicópteros del Sureste' y trabajaba para la Diputación Provincial de Alicante en labores de extinción de incendios- chocó en la localidad alicantina de Benifarull contra unos cables y, posteriormente, colisionó contra un udesnivel del terreno, perdiendo el cono de cola.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios