www.madridiario.es

Entrevista a Jesús Sanz, director de la Casa Asia

'En Casa Asia se podrá estudiar idiomas como el mandarín o el japonés'

"En Casa Asia se podrá estudiar idiomas como el mandarín o el japonés"

miércoles 20 de junio de 2007, 00:00h
Después de un tiempo organizando actividades en el Conde Duque, la Casa Asia estrena sede en el Palacio de Miraflores de Madrid. El director del organismo, Jesús Sanz, explica a Madridiario que el centro acogerá todo tipo de actividades relacionadas con la cultura asiática, desde jornadas a exposiciones culturales, y adelanta que los madrileños podrán estudiar idiomas como el mandarín o el japonés en las nuevas instalaciones.
¿Cómo se presenta la Casa Asia en Madrid?
Casa Asia en Madrid se abre esta tarde con una inauguración de fotografía china, pero es importante saber que el organismo tiene su sede en Barcelona, y una vez asentada la sede principal desde el año 2004, somos conscientes de la importancia de asentar una sede en Madrid, porque Casa Asia es un proyecto de Estado que pretende acercar la realidad asiática al conjunto de los españoles y Madrid es la capital; además, el conjunto de embajadores reside aquí; y en tercer lugar, porque el conjunto de agentes económicos, sociales y culturales también habían expresado su interés de disponer de este centro. Casa Asia suma más con Madrid, enriquece a Madrid y Barcelona, pero esta es una primera etapa para seguir extendiéndonos por todo el Estado.

¿Qué le puede aportar este organismo a los madrileños?
Desde el inicio de la andadura de Casa Asia, en 2001, se ha convertido en un referente de la cultura asiática en España. Tiene diversas vertientes, pero siempre con un fácil acceso a los ciudadanos, desde la cultural a la educativa. Por ejemplo, la exposición con la que se inaugura Casa Asia, que muestra la obra de seis fotógrafos chinos de la nueva generación que se caracterizan por mostrar la tradición con la modernidad, un reflejo de las transformaciones que está sufriendo el gigante asiático. Otro ejemplo es que dentro de la casa va a haber una mediateca, una sala de exposiciones, cine y aulas para el aprendizaje de los idiomas. También quiero destacar "La escuela bambú", un programa mediante el cual niños y escolares pueden pasar por Casa Asia y divertir y aprender aquí. Es muy importante que en los jóvenes sembremos el germen de curiosidad y respeto por esta parte del mundo, que representa la mitad de la humanidad.

¿Cómo van a ser estos cursos de idiomas?
No están todavía organizados al detalle, porque habrá que adaptarlos a las características de la ciudad y a las peticiones, pero le puedo decir que Casa Asia organiza en Barcelona cursos de mandarín, de japonés, de tibetano y de sánscrito, entre otros, cursos tienen muchísima demanda, sobre todo en cuanto al mandarín.  Le puedo adelantar que serán a un precio barato y con distintos niveles, desde talleres para niños para que se familiaricen con la grafía hasta niveles avanzados.

¿Entonces espera que Casa Asia sea un referente en la capital?
Cualquier interesado en la cultura asiática va a tener esta casa como un referente en Madrid, y yo invito a todos los madrileños a venir a esta sede, donde se podrá ver desde danza hindú a estudios del idioma mandarín, exposiciones de fotografía china... todas las actividades artísticas, intelectuales y culturales desde Pakistán y Afganistán hasta Japón, y desde Mongolia y la frontera Rusa hasta Nueva Zelanda y nuestras antípodas.

En Barcelona, el organismo funciona desde 2001,  ¿va a ser la sede de Madrid una "hermana pequeña"?
No tiene por qué, porque Casa Asia es un consorcio que tiene su sede central en Barcelona, pero desde ahora tiene una sede en Madrid. La casa es una, por lo que este centro tendrá a su disposición toda la programación de la Casa Asia, y además habrá una programación específica del centro de Madrid, para dar respuesta a la idiosincrasia de la ciudad. El flujo de conferenciantes será permanente.

¿Por qué se ha elegido como sede el Palacio de Miraflores?
Aquí tengo que dar las gracias al Ayuntamiento de Madrid. El centro de Casa Asia en Madrid se presenta hoy, pero llevamos años trabajando aquí. El Ayuntamiento, que siempre ha sido consciente de la necesidad de disponer de un centro en la capital, cedió primero unas oficinas en el cuartel del Conde Duque, y luego se inició una remodelación del cuartel, por lo que se pensó en encontrar una sede representativa. Creo que el Palacio de Miraflores reúne las condiciones, está en el centro de Madrid, en el eje artístico de Prado-Recoletos, y vamos a disponer un muy buen espacio para desarrollar nuestras actividades.

¿Esta sede la paga el Consistorio madrileño?
El Ayuntamiento de Madrid nos pone la sede y se encarga de su mantenimiento, al igual que la sede de Barcelona, en el Palacio Barón de Quadras, la sufraga el Ayuntamiento de Barcelona. Los dos Ayuntamientos son muy leales y han conseguido espacios emblemáticos para sus respectivas sedes.

Aunque ya se hacían actividades en Madrid, ¿habrá más con la nueva sede?
Por supuesto, porque en esta sede tenemos muchos más medios que en Conde Duque. En cuanto termine la fase de acondicionamiento completa del Palacio de Miraflores, en septiembre, habrá una batería de actividades, que empezará de una forma progresiva. A partir de septiembre, como director de Casa Asia, voy a garantizar un permanente flujo de exposiciones y cultura en Madrid.

¿Qué espacios de este edificio van a utilizar?
Vamos a disponer de la planta baja y de las plantas primera y tercera, mientras que el patio tendremos que compartirlo. Va a haber espacio suficiente para hacer las actividades, y creo que es un espacio del que tenemos que estar orgullosos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios