www.madridiario.es

Continúa el juicio por el 'caso funeraria' en la Audiencia Provincial

Valdivia dice que Funespaña no se benefició de la deuda de la funeraria municipal

Por MDO/E.P.
miércoles 13 de junio de 2007, 00:00h
El vicepresidente de Funespaña, Juan Antonio Valdivia, aseguró este miércoles en el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Madrid por el 'caso Funeraria', en el que se juzga la supuesta privatización irregular de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios, que la empresa nunca se benefició de la deuda contraída por la funeraria municipal con el Ayuntamiento gobernado por José María Álvarez del Manzano.
"Funespaña nunca tuvo en cuenta la deuda de 2.274 millones de pesetas ni en su precio ni en su oferta. Pero sí hizo todo lo que acordó con el Ayuntamiento", replicó Valdivia a preguntas del abogado Manuel Benítez de Lugo, que ejerce la acusación en nombre del PSOE, sobre la oferta que presentó la compañía para ser adjudicataria del 49% de las acciones de la Empresa Mixta, las que fueron adquiridas por 0,6 euros.

El procesado, que estaba al frente de Funespaña antes de la compra, quiso dejar claro en su segundo día de declaración que el Consistorio cobró "íntegramente todo lo que se le debía" y que "hoy en día la Empresa Mixta no debe ni un duro a nadie". "El dinero íntegro se devolvió como consecuencia de un acuerdo de la Empresa Mixta que se llevó al Pleno y fue aprobada", apuntó Valdivia, que se enfrenta a 19 años de prisión. "Los 2.274 millones de pesetas están al día de hoy totalmente devueltos", aseveró el vicepresidente de Funespaña, quien subrayó que los beneficios obtenidos por el Ayuntamiento de Madrid desde 1993 a 2006 por la prestación de servicios funerarios por parte de la Empresa Mixta alcanzaron los 23 millones de euros.

Además de Valdivia, el fiscal acusa de delitos de maquinaciones para alterar el precio de las cosas, malversación, prevaricación, tráfico de influencias y falsedad documental al ex diputado popular Luis María Huete, al que fue concejal de Sanidad, Simón Viñals, al ex concejal de Patrimonio Antonio Moreno, al presidente de Funespaña, José Ignacio Rodrigo y al hermano de Juan Antonio, Ángel Valdivia, entre otros.

El fiscal sostiene que Rodrigo se puso en contacto con Valdivia "para asegurarse una importante participación lucrativa en el resultado de la privatización". Valdivia y Rodrigo pactaron entonces que el primero pondría el dinero necesario para sacar adelante la funeraria a través de la ampliación de capital, mientras que el segundo lograba "una importante participación en el capital social".

Al ser preguntado por el abogado Juan Francisco Plá, que representa a IU, sobre si llegó a algún acuerdo con Rodrigo para asegurarle un beneficio de la operación, Valdivia respondió: "Ninguno". Igualmente, negó que el presidente de Funespaña hubiera participado en la elaboración de la oferta que la empresa presentó para concurrir al concurso. Tras señalar que antes de la oferta se produjeron tres reuniones con el Ayuntamiento para matizar algunos puntos sobre la documentación entregada, el procesado aclaró que en las mismas Rodrigo intervino "exclusivamente para explicar el tema del monopolio" de la Empresa Mixta con los servicios funerarios en la Comunidad, puesto que éste anteriormente se ofreció al Consistorio para tratar de solventar que el mismo no se extinguiese.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios