www.madridiario.es

Adiós a once proyectos educativos

miércoles 13 de marzo de 2013, 00:00h
El colegio Vasco Núñez de Balboa, con un 70 por ciento de alumnado gitano, ha conseguido erradicar el absentismo escolar. Pese a ello cerrará el próximo curso, al igual que otra decena de centros públicos.
De los 11 centros educativos públicos de primaria y secundaria que desaparecerán el próximo curso, las asociaciones de padres y madres de nueve de ellos se han sumado a la plataforma 'Ni un cole menos' porque se oponen al cierre decidido por la Consejería de Educación sin consultarles. Cada centro tiene sus argumentos y la semana pasada consiguieron presentárselos a la consejera Lucía Figar. Ahora esperan alguna rectificación por parte de la Comunidad antes de que se abra el proceso de admisión escolar en un par de semanas, aproximadamente.

Uno de los colegios que tienen los días contados es el Vasco Núñez de Balboa, situado en el barrio de Valverde, en el distrito de Fuencarral-El Pardo. Tiene un 70 por ciento de estudiantes de etnia gitana y entre sus logros está haber conseguido que no haya absentismo. Solo tiene 75 alumnos y las clases son mixtas con niños de varias edades. "La comunidad dice que esto no es pedagógico, pero nuestro dato es que el modelo funciona. A mí me ha funcionado estos años y ahora lo defiendo para los demás. No lo hago por comodidad", asegura la presidenta del asociación de padres y madres, Rosario Lópaz, cuyo hijo pasa a secundaria.

El centro no ha llegado a esta situación por sí mismo, como comenta la presidenta del asociación de padres y madres. Hace más de una década faltaban plazas escolares en el barrio de Valverde y estaba previsto que el Vasco Núñez de Balboa se ampliara en un solar cercano. Sin embargo, los terrenos se cedieron finalmente a un colegio concertado, que ahora está a rebosar, mientras el conocido en la zona como el "cole de los gitanos" se vacía, según su relato. Además, ha habido años en los que no se le ha permitido matricular a nuevos alumnos y otros en los que ha habido rutas desde poblados más alejados hasta este esquinazo de Fuencarral.

Sobre el papel, el cierre de este centro y el Enrique Granados supondrá que se fusionen con el República de Paraguay. Los alumnos del segundo irán en su mayoría, no obstante, a un cuarto centro, el Príncipe Felipe, mientras que a los del Núñez de Balboa les corresponderá en principio el Paraguay.

Colegios más lejanos
Aunque la Comunidad dijo cuando se conoció el cierre de centros que no se desplazaría a los alumnos más de 600 metros, en este caso entre los colegios hay 1,6 kilómetros, según la medición de Google Maps. Esta distancia puede ser difícil de salvar teniendo en cuenta que muchas familias del centro dependen de la renta mínima de inserción y no se prevén ayudas al transporte ni que haya ruta escolar. En el centro se teme que muchos alumnos empiecen a faltar, según comenta Lópaz, quien critica que se dificulte el acceso a la educación pública a la población en riesgo de exclusión.

Lópaz mantiene que la Comunidad solo se ahorraría en este caso 4.000 euros anuales de gastos corrientes y el plus, de unos 300 euros mensuales, que cobra la directora. El ahorro es la razón fundamental que da la Comunidad para cerrar estos 11 centros, pero a los padres no les convence ni les parece suficiente. "Si es por racionalizar el gasto público, hay centros concertados que tienen una ratio de 10 niños por clase. Además, todos tienen un modelo de viabilidad presentado", explica la portavoz de 'Ni un Cole Menos', Patricia Santos.

"Hay algunos colegios con niños de sobra, por ejemplo, el Agapito Marazuela, en Coslada, que se va fusionar con un centro que tiene menos alumnos y que es más antiguo", desgrana Santos, a quien le molesta que todo esto coincida en el tiempo con el hecho de que la Comunidad haya tomado por bandera la libre elección de centro. "Nosotros ya habíamos elegido nuestros colegios", se queja. Y ahora se cierran.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios