www.madridiario.es

La Gran Vía del siglo XXI

viernes 22 de febrero de 2013, 00:00h
La nueva construcción del número 48 de la Gran Vía ya se ha convertido en una realidad. Se trata de un gran edificio proyectado por el estudio De la Hoz-Castany para viviendas de lujo. La fachada de la Gran Vía no es muy amplia porque el edificio se extiende hacia atrás, en la calle Tudescos.
Con toda seguridad este proyecto, el primero que se realiza en la Gran Vía en el siglo XXI, provocará la polémica. Se trata de una arquitectura absolutamente contemporánea, aunque pueda recordar ligeramente los volúmenes del racionalismo madrileño de los años treinta. El elemento más singular es el cubo que remata la azotea a modo de torre. Parece que esta parcela, y sus construcciones, siempre han estado en el punto de mira desde que se levantó el primer edificio el año 1932.

La Gran Vía, que comenzó a ser realidad en 1910, se iba completando por tramos. El comprendido entre Callo y la plaza de España era el tercero y último. Tardaría en completarse por el parón provocado por la Guerra Civil. Pero en 1932 el arquitecto Manuel Muñoz Casajús firmó el proyecto de un gran edificio que se convertiría en el hotel Nueva York. No gustó mucho a los madrileños porque seguía los postulados del racionalismo y rompía con la gran arquitectura ornamental que, hasta entonces, poblaba la nueva avenida. A final de diciembre de ese año 1932 se inauguró en la planta baja el cine Actualidades. El tercer tramo de la Gran Vía se llamaba entonces Eduardo Dato. El nuevo cine estaba en el número 4. La película de la apertura fue Emil y los detectives. Más o menos en ese punto estuvo el primer teatro Gran Vía, abierto el año 1911 y que aguantó la tormenta de las obras hasta 1920.

El edificio original se transformó en los años sesenta y más tarde se derribó para levantar otro que albergara la sede del banco Atlántico. Si el primer edificio gustó poco, el nuevo, nada. Realmente fue feo y completamente ajeno a la imagen de la Gran Vía. Apenas cuarenta años se mantuvo en pie la nueva construcción. Ya en el siglo XXI- año 2011- se derribó y se anunció el nuevo proyecto firmado por Rafael de la Hoz-Castany. Aunque se han publicado imágenes recreando el aspecto final y de la maqueta, ahora que ya está levantado arreciará el debate.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios