www.madridiario.es

La EMVS reitera que no hay desalojo de los vecinos del distrito Centro

miércoles 12 de diciembre de 2012, 00:00h
El consejero delegado de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) del Ayuntamiento de Madrid, Fermín Oslé, ha remarcado este miércoles que la sociedad municipal no va a acometer ningún desalojo de los vecinos que residen en cinco inmuebles del distrito Centro en régimen de alquiler social, dado que a todos ellos se les reconoce su derecho a vivienda y, en consecuencia, se les ha ofrecido una opción para residir en pisos de la entidad.
Así lo ha detallado en Comisión municipal durante una respuesta a una pregunta formulada por el concejal del PSOE, Marcos Sanz, quien ha reclamado información sobre el impacto de la operación de compraventa en los contratos de arrendamiento de carácter social que están próximos al vencimiento en el caso de algunos de los residentes en los inmuebles de la calle Madera, 24-26; Carrera de San Francisco, 16; calle Embajadores, 46; y calle San Cayetano, 8 y 10.

Recientemente, la empresa Renta y Corporación comunicó rechazaba una operación de compra de estos cinco edificios ubicados (dado que tenía una opción de compra) y donde residen actualmente cerca de 120 familias con alquileres sociales.

Oslé ha recalcado que la empresa municipal lo que ha realizado son notificaciones a los vecinos cuyo contrato de alquiler está próximo a finalizar y que ese proceso continuará en todos los casos según el calendario de vencimiento de dichos contratos.

Además, ha asegurado que se ha mantenido contactos con la mayoría de los vecinos de esos pisos para conocer su situación particular y que al resto se les ha notificado la conveniencia de contactar con la EMVS para tratar su caso.

"Voy a repetir hasta la saciedad que no se ha expulsado a nadie y, aunque se hubiera materializado  la opción de compra, no se echa a nadie a la calle porque todas las familias han tenido las garantías de acceso a una vivienda de la EMVS que se les reconoce su derecho", ha reiterado Oslé.

A juicio del consejero delegado de la EMVS, las alusiones a que la empresa actúa de forma 'especuladora' en esta operación referida a los cinco inmuebles es el "colmo de la desfachatez" y ha agregado que en los 31 años de vida de la empresa no se ha hecho ni una sola aportación al Ayuntamiento en términos de operaciones inmobiliarias.

Como dato de esa labor social, Oslé ha remarcado que actualmente la EMVS tiene 6.420 viviendas destinadas al alquiler de las cuales más de un 50 por ciento se encuentran en régimen de arrendamiento de carácter social. De esa cantidad, ha agregado que el 43 por ciento de ese porcentaje tienen rentas inferiores a cien euros.

Los vecinos denuncian "acoso inmobiliario"
Los vecinos de los cinco inmuebles que EMVS quiso vender recientemente han emitido un manifiesto en el que denuncian que el ente público "continúa acosando a los vecinos" para "forzarles a abandonar sus casas".

La denuncia vecinal se fundamenta en las llamadas recibidas por dos de los vecinos afectados, un matrimonio octogenario, con contrato renovable el 26 de diciembre, quienes, según comentaron fuentes, "han recibido presiones y amenazas" para aceptar una nueva vivienda y dejar la actual.

Según el área de Vivienda del Ayuntamiento de Madrid no han existido tales amenazas, sino que el ayuntamiento continúa trabajando para realojar a los vecinos con alquileres sociales en base a sus necesidades cuando su contrato expire.

Sin embargo, uno de los portavoces de los afectados, Salvador Martí, ha afirmado que, de acuerdo con las consultas legales que han efectuado, "esa actuación no es acorde a la ley", puesto que, según comenta, los contratos son "renovables automáticamente si no han cambiado las circunstancias económicas".

Según comenta, "para evitar un ataque organizado y premeditado contra vecinos y viviendas", los inquilinos han constituido una plataforma (¡Yo no me voy! Plataforma contra la privatización y el desalojo forzoso de viviendas de alquiler social).

PSOE: "Han traspasado el límite"

Por su parte, Sanz ha procedido a la lectura de una carta entregada a un vecino de la calle Madera 22 en la que se comunica que el 13 de diciembre, es decir este jueves, deberá proceder al desalojo de la vivienda y entrega de llaves dado que su contrato de alquiler vence precisamente el jueves.

A juicio del edil socialista, hay cuestiones "en las que no se puede hacer negocio" y que la vivienda de carácter social es precisamente una de ella, dado que la ciudadanía "confía" en las administraciones en fomentar el acceso a la misma. En este sentido, Sanz ha acusado al Ayuntamiento de "traspasar ese límite" al querer "hacer caja" con estos inmuebles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.