www.madridiario.es
Presupuestos 2007: lo privado nos sale caro

Presupuestos 2007: lo privado nos sale caro

miércoles 29 de noviembre de 2006, 00:00h
Los presupuestos de la Comunidad de Madrid son la ley más importante que aprueba cada año el Parlamento regional. Sin embargo, la aridez de las cifras y temas como los escándalos urbanísticos, el sueldo de la presidenta o el enfrentamiento Aguirre-Gallardón terminan por oscurecer y obviar el debate presupuestario, haciendo que los presupuestos pasen sin pena ni gloria por la Asamblea, con muy poca presencia en los medios de comunicación y con escasa incidencia en la sociedad. 

Los trabajadores aportamos la mayoría de los recursos del presupuesto. Para nosotros es fundamental el reparto de esos recursos para conseguir un desarrollo sostenible y equilibrado; un empleo más estable y una protección social que asegure una sociedad cohesionada.

Sin embargo, los presupuestos 2007 de la Comunidad de Madrid parecen orientados a garantizar que los ricos lleguen a fin de mes y que nuestra región pase del concepto “el suelo es negocio” al nuevo paradigma neoconservador de “lo público es negocio”.

Somos una comunidad rica que aporta más del 17 por ciento del Producto Interior Bruto del Estado. Nuestro crecimiento nominal se sitúa en el 7 por ciento. Los presupuestos autonómicos crecen un 6,6 por ciento. Podríamos hablar, por lo tanto, de unos presupuestos que crecen menos de lo que crece nuestra riqueza. Unos presupuestos que técnicamente podríamos calificar de ligeramente restrictivos.

Desde le punto de vista de los recursos de todos que administra el Gobierno regional, se observa un crecimiento de los impuestos indirectos, los que pagamos todos al comprar bienes y servicios. Así, los ingresos presupuestarios por IVA crecen un 17,4 por ciento; los ingresos por transmisiones un 18,8 por ciento; o los ingresos por actos jurídicos documentados un 11,6 por ciento, lo cual puede suponer unos ingresos de 1.051 millones de euros más en las arcas de la Comunidad.

Por el contrario, los impuestos directos, los que se pagan en función de la riqueza personal, pierden peso en los ingresos por los regalos fiscales del Gobierno, que benefician sobre todo a las rentas más altas. Regalos de un punto del IRPF, la supresión del impuesto de donaciones y la reducción del impuesto de sucesiones. Podemos perder por estos conceptos unos 1.192 millones de euros.

Para gastar un 6,6 por ciento más tenemos que recurrir al endeudamiento, que crece en 1.032 millones de euros, un 12,8 por ciento más que el año pasado. La deuda reconocida de la Comunidad asciende a 10.099 millones de euros, la mitad de los 20.556 millones de euros que supone la totalidad de nuestro presupuesto autonómico.

Resumiendo, sacamos más dinero de los consumidores para ahorrar más dinero a los ricos y lo que gastamos de más lo sacamos de un mayor endeudamiento. Mientras tanto, el Gobierno regional se llena la boca pidiendo más dinero al Estado y explicando que a Madrid nos maltrata el Gobierno de la Nación.

Si es grave cómo ingresamos recursos aún más lo es cómo los gastamos. Las prioridades del Gobierno de Esperanza Aguirre pasan por la seguridad, a la que dedica un crecimiento de la Consejería de Justicia e Interior del 17 por ciento para, entre otras cosas, pagar la BESCAM (policías municipales para los ayuntamientos), y por las infraestructuras de transportes (más carreteras y más Metro), que crecen un 15 por ciento.

Ahora bien, la tónica general de los presupuestos pasa por transferir cada vez mayores recursos al sector privado para que ejecute las políticas públicas. Así, el Metro gestionado por empresas privadas ha pasado de suponer el 8,8 por ciento de la red de existente en 2003 al 19 por ciento en la actualidad. De la misma manera, sostener los peajes en sombra y concesiones de autovías privadas como la M-45, M-511 o M-501 nos costará 76,9 millones de euros, mientras que el mantenimiento de todas las demás carreteras públicas nos supondrá 57,9 millones de euros. Lo privado es a todas luces más caro.

Otra política prioritaria parece ser la de mayores y discapacitados. El presupuesto de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales crece un 11,8 por ciento. Cuando nos detenemos por ejemplo en las plazas para mayores en residencias comprobamos que el crecimiento de las plazas privadas sostenidas con dinero de todos es de 1.100, pero las plazas públicas permanecen congeladas. Para controlar tanta plaza privada, su calidad y el cumplimiento de las condiciones, sólo hay nueve inspectores en la Consejería. Mientras tanto, la lista de espera de mayores para entrar en una residencia es de 16.000 personas, sin que el aumento de plazas privadas la haya reducido.

Si ésta es la tendencia de las consejerías que ejecutan políticas “prioritarias” y que crecen por encima de la media presupuestaria, lo que se anuncia en materia sanitaria, educativa o de empleo es igualmente preocupante. Dedicaremos un segundo artículo a analizar específicamente estos apartados, pero baste anunciar que el descontento social y laboral comienza a aflorar, y a las movilizaciones del sector educativo, a los problemas de violencia en las aulas que han motivado que la Federación de Enseñanza de CC.OO. presente una Iniciativa Legislativa Popular para promover una Ley de Convivencia Escolar, se suman ahora los trabajadores de la sanidad de CC.OO. y UGT, que han convocado una huelga en el sector, los días 14 y 15 de diciembre, contra los cambios que se pretenden introducir en la sanidad pública madrileña, que se anuncian en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos y que suponen cambios en los modelos de gestión que avanzan hacia la privatización, transformando los hospitales en empresas públicas en un intento más para romper la cohesión del Sistema Nacional de Salud, impidiendo, entre otras cosas, la movilidad de sus profesionales y sembrando la incertidumbre en el futuro de la sanidad pública madrileña.

Lo privado no es siempre lo mejor, casi nunca es más barato y, como casi siempre, incluso lo aparentemente barato termina siendo lo más caro.

Javier López

Patrono de las Fundaciones Abogados de Atocha y de la Sindical Ateneo 1º de Mayo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.