www.madridiario.es
Los forestales tildan de 'capricho' la Ley de Viviendas Rurales

Los forestales tildan de "capricho" la Ley de Viviendas Rurales

Por MDO/E.P.
jueves 26 de julio de 2012, 00:00h
La Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid (APAF-Madrid) ha calificado este jueves la nueva Ley de Viviendas Rurales Sostenibles como un "capricho" para unos pocos y han considerado que la nueva normal es la "puerta" para "destrozar" el monte madrileño.
"La Ley de Viviendas Rurales Sostenibles bien parece, en principio, un capricho. Finalmente, pasado el tiempo, como tantas veces ocurre, será la puerta para destrozar el monte madrileño", ha señalado la asociación en un comunicado, donde han añadido que poner la limitación de hectáreas "descalifica la norma" y que si el objetivo es proteger el campo "no habría necesidad de publicarla".

En este sentido, han reconocido desconocer si existe realmente una "amplia demanda" de vivienda rural en terreno rústico aunque sí que han señalado que en el caso de haberla, tampoco se ha tenido en cuenta. "Es decir, esta norma, que permite la construcción de viviendas allá donde se acumulen más de 6 hectáreas por propietario, dará salida a la petición de unos pocos", han añadido.

Así, han apuntado que gracias a lo que permite la nueva normativa, que no consideran en ningún caso necesaria, dentro de poco aparecerá la imagen de las quejas de aquellos que han construido en el monte y las llamas se lo han llevado todo.

Doctrina
La asociación ha explicado que en un auto del Tribunal Constitucional de 1999 se expresa que existe ya una doctrina muy amplia y reiterada del Tribunal Constitucional en relación a casos en los que los intereses públicos y privados chocan en lo medioambiental. Precisan, según dicha doctrina, que "no cabe derivar de la Constitución la tesis de que toda medida de ordenación legal de los recursos naturales deba atender prioritariamente al criterio de evitar cualquier sacrificio no imprescindible de los derechos e intereses patrimoniales de carácter individual".

Dicha sentencia concluye pronunciándose de forma jurídicamente generalizada a favor de la primacía de la protección de los recursos biológicos naturales, "dada su fragilidad y la irreparabilidad de los perjuicios que se podrían producir en caso de perturbación de los mismos".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios