www.madridiario.es
Policías en plan manifestantes

Policías en plan manifestantes

miércoles 29 de noviembre de 2006, 00:00h

Cientos de policías nacionales de Madrid protagonizaron en la  tarde del martes una concentración y después una manifestación, que concluyó con el corte al tráfico del paseo de la Castellana en la hora en la que más duele a la circulación de esta ciudad.

Los policías nacionales, que reclaman equiparación salarial con otros cuerpos y un plus especial de capitalidad, pueden tener razón en sus reivindicaciones, pero pierden cualquier razón cuando se comportan como se comportaron el martes, haciendo todo lo contrario de lo que su deber profesional les obliga. La policía nacional es la encargada de reprimir acciones violentas cuando los manifestantes se salen de madre; son los encargados de impedir que los manifestantes se salten las prescripciones que les indica la autorización gubernativa, que deben evitar que alguien corte una vía pública si no está autorizado para ello.

Pues bien, esos agentes de orden, cuando dejan de serlo para convertirse en manifestantes, hacen todo lo contrario. Cortaron el paseo de la Castellana sin estar autorizados para ello, provocaron un atasco monumental; se subieron hasta la estatua de Castelar para colocar una pancarta y protagonizaron sentadas en plena calzada, todo ello sin que se lo impidiesen sus compañeros de servicio.

La protesta es legítima y la manifestación también, pero en ningún caso las acciones que protagonizaron, sobre todo al cambiar el itinerario autorizado y cortar el paseo de la Castellana. Eso  no es un buen ejemplo, como tampoco lo es cuando la policía municipal, en un momento de reivindicación, se comporta incívicamente al manifestarse y tira petardos que parecen cartuchos de dinamita, cuando ellos, los policías municipales, son los encargados de reprimir la venta y uso de material pirotécnico. O cuando los bomberos, encargados de apagar los fuegos, en sus protestas queman neumáticos en plena calle.

Hay colectivos, cuerpos, que deben dar más ejemplo que nadie a la hora de comportarse cuando ejercen su derecho a la protesta, a la reivindicación. Los policías nacionales que cortaron la Castellana, hicieron todo lo contrario, dieron un ejemplo pésimo y los sindicatos convocantes serán expedientados por la delegación del Gobierno, y es que en casa del herrero...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.