www.madridiario.es

Gallardón ampliará los parquímetros a los cascos históricos y su horario

jueves 15 de diciembre de 2011, 00:00h
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha presentado las medidas para mejorar la calidad del aire de la capital. Entre las iniciativas, en su mayoría relacionadas con la restricción del tráfico, figura la ampliación en una hora de los parquímetros en toda la ciudad, la ampliación del SER a gran parte de la ciudad y los cascos históricos de varios distritos periféricos, la creación de una zona de bajas emisiones y la ampliación de la red de combustibles alternativos.
                       PRINCIPALES MEDIDAS ADOPTADAS
  • En toda la zona SER se ampliará hasta las 21 horas el tiempo de aparcamiento regulado. Los ingresos extra servirán para hacer un sector del taxi más ecológico.
  • Las tarifas que se pagan por aparcar en la Zona de Bajas Emisiones serán desde el 1 de enero un 10 por ciento más caras para permitir financiar un servicio público de alquiler de bicicletas formado por 1.500 bicicletas y 3.000 anclajes. Se ampliarán las aceras con 5.000 metros cuadrados de las calles Mayor, Goya y Carrera de San Jerónimo.
  • Se ampliará el ámbito de los parquímetros a gran parte de la ciudad y a los cascos históricos de Fuencarral, Hortaleza, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Barajas. También se tomarán medidas en este sentido creando áreas diferenciadas con regulación específica en espacios de alta rotación, áreas sanitarias, ejes comerciales, espectáculos públicos y prioridad residencial.
  • Se incrementarán las áreas de prioridad residencial a los barrios de Justicia, Ópera y Universidad, abarcando con este sistema todo el distrito Centro, antes de 2015. Solo podrán entrar en estos ámbito los residentes, los servicios y los vehículos autorizados.
  • Se peatonalizarán 7.000 metros cuadrados, procediendo a la peatonalización integral o pavimento de coexistencia en Carretas, Cava de San Miguel, Plaza de Celenque y entorno de Conde Duque.
  • Se instalarán nuevos radares fijos y móviles de control de la velocidad en Calle 30, el paseo de la Castellana y el de Recoletos.
  • Se ampliará la red de ciclocalles y ciclocarriles en la Zona de Bajas Emisiones. También se creará la denominada M-10 ciclista y en 2012 se abrirá el eje ciclista Mayor-Alcalá.
  • Se fomentará la movilidad eléctrica y la compra de vehículos verdes para la flota municipal. Se impulsarán los ecobarrios y se mejorará el sistema de vigilancia, predicción e información de contaminación.
  • La totalidad de los autobuses que vayan en la ZBE serán limpios para lo que se sustituirán 307 autobuses actualmente movidos por biodiésel por otros alimentados por Gas Natural Comprimido (GNC), y se instalarán filtros de partículas  y óxidos de nitrógeno en otros 485 autobuses.
  • Se creará  una línea de subvenciones para el cambio de calderas de gasóleo de más de 10 años y más de 1.000 Kw.

La delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, presentó los datos procesados por la Escuela Técnica de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid que han servido para articular este plan de acción. Según el último informe de calidad del aire, los óxidos de nitrógeno se redujeron un 20,8 por ciento entre 2006 u 2009, las partículas PM2,5 un 24,34 por ciento, las PM10 un 23,02 y las PST un 22,40 por ciento. Los compuestos orgánicos volátiles no metánicos cayeron un 18,87 por ciento. El dióxido de azufre y el plomo se mantuvieron estables en el mismo período y el monóxido de carbono se redujo un 35,5 por ciento.

La delegada de Medio Ambiente atendió a los periodistasEl Plan está articulado en 70 medidas y servirá para solicitar la moratoria para reducir los límites de polución a la Unión Europea. Contará con 162 millones de euros de inversión en cuatro años, además de los beneficios que generen algunas de las medidas a tomar, que redundarán en nuevas acciones para mejorar la calidad del aire. El reto principal es reducir las emisiones del tráfico, que, a pesar de haberse reducido un 26,36 por ciento entre 2006 y 2009, representan el 65 por ciento de las emisiones de óxidos de nitrógeno de la ciudad. El Plan ha apostado por hacer mella en los emisores que generen polución más rica en dióxidos de nitrógeno (principal agente contaminante para las ciudades y que se mantuvo en una media de 46 microgramos por metro cúbico en 2009 y 2010), como es el caso de los coches diésel, para alcanzar el límite legal establecido por Europa. Según el estudio realizado por investigadores de la Universidad Politécnica, con estas medidas se conseguiría cumplir la normativa europea, que exige que todas las estaciones de medición no superen ciertos topes. Para validar esta previsión se ha aplicado el mismo modelo también a 2007 y el resultado coincidió con los datos reales de las estaciones, según explica Julio Lumbreras, profesor de la Escuela de Ingenieros Industriales y coautor del estudio.

Zona de Bajas Emisiones
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, explicó las principales medidas que tomará su Ejecutivo para resolver este problema. La idea vertebradora es la  creación de una Zona de Bajas Emisiones (ZBE), sin peaje, estructurada por el eje Castellana- Recoletos- Prado y delimitada por Mateo Inurria, Bravo Murillo, Cea Bermúdez, Blasco de Garay, Alberto Aguilera, Bailén, las rondas, Ferrocarril, Bustamante, Méndez Álvaro, Doctor Esquerdo, Francisco Silvela y Príncipe de Vergara.

Zona de Bajas Emisiones establecida por el AyuntamientoDentro de este espacio, los barrios del distrito Centro que aún no eran zonas de prioridad residencial (Justicia, Ópera y Universidad) se convertirán en ello. La flota de EMT incorporará tecnologías limpias. Sustituirán 307 autobuses de biodiésel por otros de gas natural comprimido y se instalarán filtros de partículas y óxidos de nitrógeno en otros 485 autobuses. Habrá 5.000 metros cuadrados más de aceras en Mayor, Goya y Carrera de San Jerónimo; y se peatonalizarán 7.000 metros cuadrados en Carretas, Cava de San Miguel, plaza del Celenque y el entorno de Conde Duque.

Los parquímetros de la ZBE tendrán una tarifa ambiental diferenciada más elevada, un 10 por ciento más cara que en el resto de la ciudad. Supondrá un ingreso extra de 3,9 millones anuales que se dedicará a crear un servicio público de alquiler de bicicletas que contará con 1.500 vehículos y 3.000 anclajes. Todos estos aparatos tendrán una tecnología especial para aplicar criterios medioambientales que se irá implantando a medida que expiren los contratos con las empresas adjudicatarias de este servicio. Dentro de este gran cinturón verde también se creará la M-10 ciclista y el eje ciclista Mayor- Alcalá.

La ZBE creará un 'efecto frontera' que podría suponer aumentos de la contaminación en los alrededores, según explicaron el director general de Movilidad y Sostenibilidad, Javier Rubio, y los técnicos universitarios que han elaborado los cálculos del Plan.

Aumenta el horario de parquímetros
Fuera del ZBE, se aumentará hasta las 21 horas el horario de los parquímetros de toda la ciudad en los días laborables. Se recaudarán 1,5 millones anuales que también se utilizarán para incrementar las medidas de calidad del aire. Esta decisión también mejora la situación de los residentes con tarjeta, que se encontraban en la situación de llegar de su trabajo y no encontrar aparcamiento porque coincidían con las últimas horas de servicio comercial. Para los residentes no aumentará el coste de la tarjeta verde.

Los parquímetros tendrán más recorrido, ya que se ampliarán a los cascos históricos de Fuencarral, Hortaleza, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Barajas. También se crearán áreas diferenciadas, que, por sus peculiares características precisan de una regulación específica y diferente del resto de las plazas (alta rotación, ámbito sanitario, ejes comerciales, espectáculos públicos y prioridad residencial).

Los autobuses serán de Gas NaturalPor otra parte, se aumentarán las ayudas para el cambio de calderas de gasóleo de más de 10 años y más de 1.000 Kw, y para mejorar la línea de subvenciones al taxi ecológico. Se contemplan medidas de fomento de tecnologías limpias: ampliación de la red de combustibles alternativos, impulso de la movilidad eléctrica, fomento de la flota verde municipal y acuerdos voluntarios con sectores privados para la renovación tecnológica de flotas comerciales y de distribución de mercancías. También se instalarán más radares fijos y móviles en Calle 30 y los paseos de la Castellana y Recoletos para controlar la velocidad.

Se incluyen acciones dirigidas al sector residencial comercial e institucional como el impulso a los ecobarrios; medidas para fuentes de emisión de contaminantes como el tratamiento de aguas residuales y otras para mitigar problemas de contaminación específicos, como la resuspensión de partículas, mediante acciones de baldeo.

El proyecto de Plan deberá ser sometido a la tramitación correspondiente, prevista en el ordenamiento vigente, incluido un período de información pública para su posterior aprobación definitiva por la Junta de Gobierno. Además el Plan será sometido a la Comisión de Calidad del Aire para su informe.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.