www.madridiario.es
El talento más allá del coeficiente intelectual

El talento más allá del coeficiente intelectual

Por Carmen M. Gutiérrez
sábado 22 de octubre de 2011, 00:00h
El premio Príncipe de Asturias Richard Gardner es el creador de la teoría de las inteligencias múltiples, que deja de lado el coeficiente intelectual para hablar de capacidades. Este sábado, la Universidad Camilo José Cela le ha investido como doctor Honoris Causa, junto a Joseph Renzulli.
"En lugar de tener un ordenador en la cabeza, aquí dentro del cráneo, tenemos varios ordenadores y que uno funcione correctamente, no significa que el resto también lo haga". Así explica Richard Gardner su teoría de las inteligencias múltiples, por la que recibió este viernes el Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales y este sábado ha sido investido como doctor Honoris Causa por esta universidad madrileña.

Howard GardnerGardner llegó a esta conclusión tras estudiar durante años distintas poblaciones, niños, artistas o personas que habían sufrido daño cerebral desde distintas disciplinas y comprobar que "no existe una inteligencia general". Él habla de ocho inteligencias que van desde la lingüística o la lógica-matemática, en las que se ha centrado tradicionalmente la educación, a la musical, la visual, intrapersonal -conocimiento de uno mismo- o la naturalista.

Una persona puede tener muy desarrollada una inteligencia, como la visual-espacial y tener un buen sentido de la orientación  y, en cambio, no tener inteligencia social, como ejemplifica el propio profesor. Por ello, hablar de una única inteligencia "no tiene mucho sentido", al igual que no lo tendría hablar de quién es más inteligente si un gran investigador o un gran atleta. Cada uno es inteligente, capaz, en su campo.

"Todo el mundo tiene un área que podemos llamar su punto fuerte y nadie tiene un perfil completamente pleno", asegura Gardner, quien reconoce que "la vida no es justa y algunas personas tienen más talentos que otros". La buena noticia es que "podemos esforzarnos por mejorar lo que tenemos" y que la que educación puede desarrollar las capacidades de cada individuo.

Gardner no es amigo de dictar cómo deben trabajar las escuelas, pero asegura que hay dos aspectos fundamentales para educar bien. Por una parte, individualizar la educación, es decir, "aprender todo lo que podamos de todos los estudiantes e intentar enseñarles de un modo que les facilite el aprendizaje". Y, por otra, la diversidad de las herramientas de enseñanza. "Hay que enseñarles cosas importantes de formas diferentes. No solo es dar una clase o leer, hay que demostrar las cosas, con dibujos, utilizando el arte, con el teatro, trabajando en equipo". De esta manera, "podemos llegar a muchos estudiantes y enseñarles a comprenderse".

Joseph RenzulliLos superdotados
El profesor de Psicología de la Educación de la Universidad de Connecticut, Joseph Renzulli, también abrió los estudios sobre la superdotación a teorías más amplias que el simple coeficiente intelectual. "Es una mezcla de habilidades cognitivas y está muy relacionada con la motivación. No es tanto voy a hacer algo maravillo, un trabajo o un artículo fantástico, sino que tengo que tenerlo para mañana a las doce. También depende del desarrollo del carácter, la capacidad de liderazgo y la de gestionar el tiempo y las tareas", explicaba Renzulli este sábado a Madridiario en el campus universitario de Villafranca del Castillo.

Los dos investigadores han sido investidos como doctores Honoris Causa por la Universidad Camilo José Cela dentro del simposium 'El desarrollo del talento: 20 años del programa estrella', en el que se ha tratado sobre la necesidad de una educación que no confunda igualdad de oportunidades con igualdad de capacidades y talentos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios