www.madridiario.es

El secretario general diluye las culpas de la debacle histórica del PSM

Socialistas críticos constituyen un grupo para pedir la dimisión de Tomás Gómez

Socialistas críticos constituyen un grupo para pedir la dimisión de Tomás Gómez

lunes 23 de mayo de 2011, 00:00h
El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha asegurado que existe "una responsabilidad colectiva" de todos los dirigentes socialistas españoles por los resultados electorales. Este domingo, su formación cosechó unos pésimos números a nivel nacional y los peores de su historia en la Comunidad de Madrid, lo que ha llevado a un grupo de militantes a pedir un cambio inmediato.
De eso, de la sangría de votos del PSOE en España, se valió Tomás Gómez para diluir la responsabilidad sobre la candidatura que encabezaba y que ha cosechado el menor respaldo ciudadano obtenido por los socialistas en la región. Tras reunir a su Ejecutiva Regional, se presentó ante los medios de comunicación y dio su diagnóstico: "Los resultados son malos para el PSM". Sin embargo, se refugió permanentemente en la "dinámica general de voto al PSOE" para justificar que no hay responsabilidades personales que asumir: "Cuando PSOE pierde 10 puntos como media en toda España hay una responsabilidad que no se puede cargar ni residir solamente en unos".

La primera comparecencia pública del líder del PSM tras la derrota electoral se preveía dura. Con 256.928 votos menos en los municipios (-8,77%) y 219.828 menos en el Parlamento autonómico (-7,34%), los socialistas han roto en estas elecciones el suelo de voto histórico del partido en la región. Este lo estableció Joaquín Leguina en 1991 con el 31% de los sufragios. Rafael Simancas dimitió en 2007 tras haber logrado dos puntos más, el 33%, resultado que entonces se consideró un contundente fracaso. Sin embargo, Tomás Gómez despachó por la vía rápida su 26,23%.

Por un lado, citó casos como los de Castilla-La Mancha o Aragón para justificar que barones consolidados como José María Barreda o Marcelino Iglesias han perdido más porcentaje de voto que él, incluso el Gobierno. Por otro lado, avanzó que el PSM no se perderá "en procesos internos" ni tomará "decisiones en caliente". "La sociedad española no está en esas cosas", alegó. Lo que toca, argumentó, es "aunar esfuerzos" para entender el "mensaje de desafecto" enviado a los socialistas por los madrileños. Esta reflexión se hará, por el momento, con el mismo equipo con el Tomás Gómez ha trabajado hasta ahora y que le ha servido para controlar todas las estructuras internas del partido.

Plataforma por su dimisión
Gómez negó este lunes que nadie en su Ejecutiva le pidiera medidas contundentes, tales como su dimisión, o alzase la voz para pedir un congreso extraordinario que concluya con la elección de un nuevo secretario general. Todas las intervenciones, garantizó, llevaron el mensaje de la "solidaridad" y la "cohesión interna". Sin embargo, sólo dos horas más tarde de la reunión de la Ejecutiva Regional, un grupo de socialistas críticos citó a todos los descontentos con la gestión de Gómez en un local del centro de Madrid . El objetivo era la constitución de una plataforma que reclame la dimisión del secretario general y la convocatoria de un congreso regional donde se deje paso a "caras nuevas, jóvenes y personas que generen ilusión".

El encuentro, según explicó el ya ex diputado regional César Giner a Madridiario, congregó a un centenar de militantes y cargos orgánicos pertenecientes a las agrupaciones de Vallecas Villa, Buenavista, Retiro, Chamberí, Carabanchel, Usera, Moncloa y Centro, así como de municipios como Majadahonda, Getafe, Leganés, Alcorcón, Velilla de San Antonio o Griñón. "Tomás Gómez ha tomado todas las decisiones y ha hecho que el PSM se aleje cada vez más de los votantes. Hay gente que pide cambios en la política y en los políticos y queremos escucharles. Vamos a proponer un congreso regional y, si no obtenemos respuesta, iremos agrupación por agrupación explicando nuestra posición", recalcó Giner.

Pactos con IU y UPyD

Respecto a la izquierda madrileña, Tomás Gómez comunicó que la Ejecutiva Regional ha aprobado hacer una "oferta general" a Izquierda Unida "para gobernar en coalición en todos los municipios con mayoría de izquierdas". Ello incluye abrir un proceso de diálogo con UPyD para tratar de llegar a acuerdos en localidades donde esta formación es "determinante". Entre estos municipios está Getafe, Coslada o Alcalá de Henares, además de otras siete localidades. Donde ya no se puede hacer nada es en Alcorcón, Leganés, Collado Villalba o Aranjuez, donde el PP ha volteado por completo la situación y ha logrado sendas mayorías absolutas. Otras dos decenas de pequeños municipios cambiaron este domingo el rojo socialista por el azul popular.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios